• Buscar
Publicidad

Cuidados de la cicatriz de la cesárea

Cuidados de la cicatriz de la cesárea

En ocasiones, por diferentes motivos, es necesario recurrir a una cesárea para que el bebé nazca. Esta operación deja una cicatriz encima del pubis que debe cuidarse adecuadamente para evitar infecciones. Además, estos cuidados pueden ayudar a que se note menos con el paso del tiempo y que la recuperación sea mejor.

Publicidad

Indice

 

¿Cómo curar la cicatriz de la cesárea?

Una cesárea es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo cuando el parto no puede realizarse por vía vaginal por diferentes motivos. Puede ser de urgencia o programada pero, normalmente, la intervención se realiza de la misma manera: se practica un corte horizontal sobre la piel, justo por encima del hueso púbico. No se cortan los músculos abdominales, sino que se echan hacia un lado, pero sí se corta la grasa subcutánea y otros 3 tejidos internos hasta alcanzar el útero, donde se realiza una última incisión similar a la de la piel. Después de sacar al bebé, se vuelven a coser cada una de las capas con puntos internos desechables. Y, por último, se cose la piel, lo que puede hacerse con grapas, puntos normales o puntos internos.

Cada vez se usa más un tipo de sutura interna que se reabsorbe por sí sola y solo hay que retirar los puntos extremos ya que, además de dejar una cicatriz menor, da menos problemas al no haber casi puntos externos, con lo que hay menos posibilidades de infección.

Esto crea la cicatriz de la cesárea, que suele hallarse por debajo de la línea del biquini y ser muy fina, por lo que no se notará apenas cuando pase el tiempo.

En algunos casos, si la cesárea es de mucha urgencia y el bebé está en peligro, puede que se practique una incisión vertical, pero no es lo habitual.

Los primeros días tendrás la herida tapada con un apósito para prevenir el sangrado de la herida recién cosida. Mientras estés en el hospital, las enfermeras se encargarán de cambiar el apósito y comprobar que todo va bien.

Pasados unos días lo normal es que se deje la herida al aire para que seque correctamente. Algunas mujeres cicatrizan antes y otras tardan un poco más de tiempo.

Si te han puesto grapas o puntos externos, tendrás que ir unos 10 después a que te los quiten. Si son puntos internos, se eliminan solos.

En cuanto a cómo limpiarla, se recomienda agua tibia y jabón neutro, dando pequeños toques, sin frotar. De ese mismo modo debe secarse.

A veces, si hay riesgo de infección, se puede aplicar clorhexidina, un antiséptico libre de yodo, que no se puede usar en el embarazo y la lactancia.

Al principio quizá te parezca una cicatriz enorme, pero pronto te acostumbrarás a ella y apenas si te darás cuenta de que la tienes. De todas formas, puedes seguir esta serie de consejos para que cicatrice lo mejor posible y se note menos con el paso del tiempo:

- Mantenla al aire el mayor tiempo posible. Cuando estés en casa, puedes quedarte sin ropa en esa zona.

- Debe estar siempre seca.

- No tomes el sol en la zona al menos los 6 primeros meses y, pasado este tiempo, siempre crema de protección solar alta.

- Puedes usar una crema cicatrizante si te la recomienda el médico, pero no es necesaria.

- Lo que sí es muy bueno es usar aceite de rosa de mosqueta ya que ayuda a la regeneración de la piel, logrando que la cicatriz se note menos.

- Para evitar el faldoncillo que suele salir en la parte baja del abdomen, sobre la cicatriz, masajea suavemente las primeras semanas, luego puede ser con más energía, la cicatriz y la piel de la parte baja para ayudar a su retracción y evitar así que se produzca un edema que causa ese antiestético faldoncillo.


Molestias normales

- Dolor los primeros días

- Picor

- Tirantez con ciertos movimientos

- Falta de sensibilidad

Estas molestias suelen pasarse en unas semanas, aunque a veces puede llegar a molestar de vez en cuando hasta meses.

También es posible que tras la primera cicatrización aparezca un queloide, una lesión de la piel que se produce por un exceso de cicatrización y que forma un pequeño bulto. Se produce con relativa frecuencia y, además de afear la cicatriz, puede picar y/o doler. En este caso, consulta a un dermatólogo que te pondrá el tratamiento adecuado.


Síntomas de alerta

- Mal olor

- Inflamación local

- Rojez

- Calor en la zona

- Pus o sangrado

- Fiebre

En todos estos casos, debes acudir a Urgencias.


Fecha de actualización: 22-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×