×
Publicidad

¿Cuándo empezar con los ejercicios de Kegel después del embarazo?

¿Cuándo empezar con los ejercicios de Kegel después del embarazo?

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer va a experimentar muchos cambios, los cuales pueden debilitar distintas zonas musculares como el suelo pélvico, por ello es bueno ejercitar esta zona nuevamente después del parto con los ejercicios de Kegel. ¿Sabes cuándo empezar?

Publicidad

Índice

Una de las cosas que preocupan a muchas mujeres después del parto es regresar a la vida fitness o recuperar su figura pronto, por ello van a querer saber qué ejercicios son los recomendados.

No todo se centra en conocer qué tipo de ejercicios debes hacer para recuperar la forma, sino que debes pensar un poco más a fondo, ya que tu cuerpo ha experimentado muchos cambios que tienes que considerar para empezar a ejercitarte.

El embarazo cambió completamente tu vida, desde la forma de tu cuerpo hasta tus hábitos, como la alimentación, tu descanso y la rutina de ejercicio que hacías, pero una vez que esta etapa termina debes seguir considerando ciertos cuidados.

Al finalizar el embarazo van a pasar varias semanas hasta que puedas retomar el mismo ritmo de vida que tenías antes, por lo que hay que ser cuidadosa con tu bebé y con tu cuerpo durante este tiempo.

Lo anterior implica seguir considerando qué alimentos son buenos, los cuidados requiere tu cuerpo, el tipo de ejercicio que puedes hacer después del parto y los descansos que necesitas.

 

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

No te puedes perder ...

Y tambien:


El suelo pélvico es una zona que involucra varios músculos que se encuentran en la pelvis encargados de sostener el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto. Esta zona se ve debilitada de cierta forma durante el embarazo por la presión del bebé sobre ella y el esfuerzo del parto.

Pero el embarazo no es la única causa de debilitamiento de esta zona muscular, algunas otras son las siguientes:

- Obesidad

- Estreñimiento crónico

- Envejecimiento

Los ejercicios de Kegel son un tipo de ejercicio que puede fortalecer esta zona muscular después del parto.

Este tipo de ejercicios tiene varios beneficios, por lo que es bueno hacerlo durante el embarazo y después del parto, pero también para las siguientes circunstancias:

- Incontinencia

- Relaciones sexuales

 

¿Cuándo empezar con los ejercicios de Kegel?


Muchos médicos dictaminan que el ejercicio después del parto no debe comenzar hasta después de la sexta semana, aunque otros lo alargan hasta pasado el segundo mes, pero a veces se refieren a ejercicios que requieren un poco más de intensidad o que involucren movimientos más bruscos.

En el caso de los ejercicios de Kegel se pueden comenzar desde el siguiente día después del parto, pero al final del día tu cuerpo dictamina, así que todo depende de cómo te sientas para ver si comienzas o lo intentas otro día.

Lo mejor es que consultes con tu médico para que pueda evaluar la situación y te recomiende entre esperar cierto tiempo o comenzar con los ejercicios.

La ventaja de estos ejercicios es que los puedes realizar mientras estás descansando, ya que sólo se trata de la compresión de esta zona muscular que no requiere de estar sentada o parada.

Lo ideal es que realices este ejercicio de manera progresiva, así que puedes intentar con pocas repeticiones en los primeros días, para después puedes ir incrementando el número de repeticiones y series, hasta que un día puedas hacer hasta 3 o 4 series de 30 a 50 repeticiones o contracciones musculares. 

 

¿Qué beneficios tienen los ejercicios de Kegel después del embarazo?
 

- Reducen los síntomas de incontinencia urinaria y fecal

- Mujeres afectadas por prolapsos, podrán ver que los síntomas se reducen. También se reduce el riesgo a que se produzca el prolapso (protusión de diversos órganos) si se realizan antes de tenerlo.

- Mejoran las relaciones sexuales.

- Al tonificar el suelo pélvico se contrarrestan los impactos que el deporte produce sobre esta musculatura.
 

¿Cuándo se empiezan a notar los beneficios de los ejercicios de Kegel?


Normalmente se empiezan a notar los cambios en la musculatura del suelo pélvico rápidamente, pueden aparecer a las dos o tres semanas después de comenzar el programa de entrenamiento de Kegel.

Si tus músculos están más débiles, puede que te lleve más tiempo notar los resultados. Necesitarás unos 5 o 6 meses de trabajo constante para conseguir la fuerza y el control que tu suelo pélvico requiere para ejercer correctamente sus funciones.

Una vez que hayas conseguido el estado deseado para tu periné, no debes desistir. También es importante los ejercicios de mantenimientos, que se deben mantener una o dos sesiones semanales.
 

¿Qué se debe tener en cuenta al realizar ejercicios de Kegel?


- No hagas estos ejercicios mientras orines, esto podría impedir que tu vejiga se vacíe del todo.

- No te esfuerces de manera excesiva ni contengas la respiración y mantén el abdomen, los glúteos y los muslos relajados.

- No te excedas. Cuando empiezas a hacer los ejercicios es normal tener agujetas en la zona pélvica, pero si te duele, interrumpe la práctica y cuéntaselo a tu médico.

- Haz estos ejercicios con regularidad. Si se te olvida, puedes instalarte alguna aplicación en el móvil para que te recuerde hacerlos y te vaya proponiendo distintas sesiones de entrenamiento.


Fuentes:

En suelo firme, https://www.ensuelofirme.com/beneficios-los-ejercicios-de-kegel/

Fecha de actualización: 03-06-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.