Dermatitis atópica

Definición:

Es una enfermedad inflamatoria y pruriginosa de la piel, de predominio en la infancia, que puede estar en relación con una historia personal o familiar de alergia.

Tratamiento:

No existe ningún medio de proporcionar una curación definitiva de la dermatitis atópica y en la mayoría de los casos no es posible influir sobre el curso natural de la enfermedad. Sin embargo sí son adecuadas determinadas medidas higiénicas y generales en su tratamiento: evitar la temperatura ambiental elevada y el uso de ropa de abrigo excesiva; evitar la humedad ambiental; la exposición al sol (siempre que no cause una quemadura); evitar el contacto directo de la piel con lana, plásticos, gomas; evitar algunos alimentos ácidos como los cítricos o el tomate; mantener una higiene adecuada con geles de pH ácido; evitar los excitantes como el café, el alcohol y el cacao; usar crema hidratante una o varias veces al día.

Síntomas:

El síntoma más importante de la dermatitis atópica es el prurito o picor. En cuanto a las lesiones cutáneas que pueden aparecer en la dermatitis atópica, la mayor parte de los pacientes sufren áreas de enrojecimiento y descamación que, en ciertas zonas como las flexuras de los codos y las rodillas, se engrosan originando lesiones intensamente pruriginosas y duraderas. La dermatitis atópica no es una enfermedad estable, sino que avanza a lo largo de la vida atravesando diversas fases, en las cuales las manifestaciones cutáneas pueden ser completamente diferentes entre unas etapas y otras. La enfermedad puede empezar, desaparecer, reaparecer o estar ausente en alguna fase.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×