• Buscar
Publicidad

Consejos para ir a la playa con un bebé

Consejos para ir a la playa con un bebé

El verano es la mejor época del año para disfrutar de los niños. Las vacaciones constituyen una oportunidad única para que los padres incrementen la conexión emocional con sus hijos. Sin embargo, las jornadas estivales conllevan diversos riesgos relacionados con el sol y el agua

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo se puede ir a la playa con un bebé?

El verano es la mejor época del año para disfrutar de los niños. Las vacaciones constituyen una oportunidad única para que los padres incrementen la conexión emocional con sus hijos.

No obstante, muchos padres se preguntarán a qué edad se puede ir a la playa con un bebé. En general, no se aconseja llevarle en el primer mes de vida, ya que está adaptándose al nuevo ambiente y la playa no es el sitio más idóneo.

Una vez pasado ese primer mes, puedes ir con él a la playa, pero siempre a primera o última hora del día, evitando las horas de más calor y permaneciendo poco tiempo. Y, por supuesto, sin bañarlo, ponerle al sol ni interrumpiendo sus necesidades sueño y comida.
 

Consejos para ir a la playa con tu bebé

Las jornadas estivales conllevan diversos riesgos relacionados con el sol y el agua, por la pediatra Rocío Santiago han elaborado un decálogo para ayudar a la familia a disfrutar con seguridad en los próximos meses.

Estos son los consejos más importantes a tener en cuenta:

1. Lo primero, tanto en la playa como en la piscina, estudiar las condiciones de higiene y seguridad de ambas.

2. Un consejo habitual que no siempre se cumple: evita las horas de máximo sol, entre las 12h y las 18h porque los pequeños no deben exponerse al sol. 

3. Si tu hijo tiene menos de seis meses, evita los rayos del sol directos. Independientemente de su edad, utiliza una crema protectora especial para niños y repite la aplicación cuantas veces sea necesario. Se aconseja reaplicar el protector solar cada dos horas y después del baño. Además, hay que echar la crema al menos 20 minutos antes de ir a la playa para que haga efecto. 

4. El baño debe de ser corto y frecuente. El niño debe ir tomando contacto con el agua de forma progresiva, evitando cambios bruscos de temperatura. Y nunca se debe bañar al bebé antes de los 6 meses, ya que su sistema inmunológico no está desarrollado y puede ser perjudicial para él. 

5. El baño es una estupenda oportunidad para realizar ejercicio y favorecer el desarrollo integral del niño. 

6. Utiliza bañadores desechables para evitar situaciones embarazosas, mantener la higiene del agua y para proteger la piel de la zona del pañal de los bebés.

7. Tras el chapuzón, dale una buena ducha templada y asea la zona del pañal, para que quede limpia y seca, utilizando una crema protectora si es necesario.

8. Ofrécele líquidos en abundancia y tras el ejercicio un buen tentempié. Si sigue tomando solo el pecho, ofrécele la leche materna más a menudo. Evita comidas copiosas y darle un baño durante las dos o tres horas siguientes a la comida.

9. Siempre acompañado. En ningún instante el niño debe de quedar sin supervisión de mayores, ni siquiera si lleva flotadores o manguitos. Y asegúrate de que estos cumplen las normas de seguridad y están bien hinchados. 

10. Lo más importante es aprender divirtiéndonos y pasar un buen rato en el agua, aprovechando esta oportunidad para seguir educando a los niños en un estilo de vida saludable y sin riesgos.

11. Lleva contigo siempre una sombrilla para que el bebé pueda estar el mayor tiempo posible a la sombra. 

12. Si tienes un bebé pequeño una buena idea es llevar una piscina hinchable y llenarla de agua no muy fría para que juegue tranquilo en ella y se refresque. Asegúrate de que está bien hinchada y nunca le dejes solo, aunque tenga poca agua. 

13. La arena es una gran aliada para pasar un buen rato. Llévate cubos y palas para podar hacer castillos, figuras, carreteras... Verás qué bien se lo pasa y qué tranquilo está sentado a tu ladito a la sombra mientras juega con la arena. 

14. Además de la sombra y la crema, ponle siempre sombrero y gafas de sol. 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 02-07-2021

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×