¿Cómo sujetar a un recién nacido?

¿Cómo sujetar a un recién nacido?
comparte

Una de las primeras y más grandes dificultades a la que se enfrenta un padre es coger en brazos a su bebé. ¡Son tan pequeños y frágiles al nacer! Parece que se te va a “desmontar” en cualquier momento y, de hecho, hay que saber cómo cogerle ya que su cuello y su cabecita aún no están totalmente desarrollados.

De todas formas, los bebés son más resistentes de lo que parece y existen muchas maneras correctas de sujetarles, y tan sólo unas pocas incorrectas –la mayoría de las cuales resultan bastante obvias, como cogerle boca abajo agarrándole del pie.

Lo primero es que estés tranquilo, en una postura estable y que cumplas básicamente una regla: sujetar bien su cabeza. Los bebés no son capaces de sostenerla, por lo que debes colocar siempre una mano debajo de ella. Coloca una mano bajo el culito de tu hijo mientras que con la otra se le sujetas la parte superior de la espalda y la cabeza. O también se introducen ambas manos bajo las axilas, dejando el pulgar en la parte de delante y dirigiendo los otros cuatro dedos hacia arriba, por detrás del cuello, para sujetar la cabeza. Asegúrate de que le coges bien. Los movimientos deben ser firmes pero delicados.

La gente suele sujetar a los bebés recostándolos sobre un brazo y con la cabeza a la altura de la axila porque resulta fácil, no porque sea la única forma de hacerlo. La cabeza descansa sobre la parte superior del brazo, y el cuerpo sobre el antebrazo y la mano. Sin embargo, existen otras muchas formas, basta con sostener bien la cabeza y mantenerla siempre más alta que los pies. Puede estar boca arriba o boca abajo, probablemente le dé igual, y si prefiere una postura te lo hará saber. También puedes apoyar su espalda contra tu vientre al tiempo que le sujetas con una mano del culito y con la otra del abdomen. Así podrá ver todo lo que se mueve a su alrededor.

Cuando le vayas a dejar de nuevo en la cuna o en el cambiador, acuérdate de no retirar las manos hasta que descanse completamente sobre la nueva superficie.

 

La 25ª semana de embarazo

La 25ª semana de embarazo

Tu bebé cada vez se parece más a un recién nacido y ya pesa cerca de 800 gramos. Mientras que él crece, tú cada vez te encuentras más pesada y menos ágil, ten cuidado con las posibles caídas; no uses zapatos de tacón alto ni hagas movimientos bruscos.

 


Fuente:

Silveira, Dr. Manuel (2011), 50 cosas que debes saber sobre un recién nacido, Barcelona, Libros Cúpula.

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×