• Buscar

Tratamiento del virus respiratorio sincitial (VRS)

Tratamiento del virus respiratorio sincitial (VRS)

El virus sincitial respiratorio (VRS) es el agente que más frecuentemente causa infecciones en lactantes y niños menores de 2 años, generando más del 90% de los casos de bronquiolitis, una infección aguda del tracto respiratorio que afecta a los bronquiolos de los pulmones. Los meses de invierno son los de mayor contagio de VRS, debido a que el descenso de las temperaturas favorece la estabilidad y el contagio por este tipo de virus.

Publicidad

Indice

 

Impacto del Virus Respiratorio Sincitial (VRS)

El virus respiratorio sincitial, también conocido como virus respiratorio sincicial, es una enfermedad viral común del aparato respiratorio que puede provocar infecciones pulmonares graves, especialmente en bebés.

La actividad del virus respiratorio sincitial (VRS) en nuestro país tiene una estacionalidad típicamente invernal, en la que los picos se producen principalmente en los meses de diciembre y enero, aunque el virus produce infecciones durante todos los meses del año. Aunque los expertos aseguran que existen casos de contagio por VRS durante todo el año, el97% de hospitalizaciones por bronquiolitis por VRS se producen de modo mayoritario entre los meses de noviembre a marzo.

El virus respiratorio sincitial se transmite de persona a persona a través de las gotitas de saliva que salen al estornudar o toser, al contacto directo o al tocar un objeto o superficie que tenga el virus y luego tocarse las mucosas (noca, nariz u ojos).

En general, las personas con una infección por virus respiratorio sincitial son contagiosas durante 3 a 8 días.

El estudio “Tendencia y estacionalidad del virus respiratorio sincitial en Valladolid durante el periodo 1993-2010”, de R. Ortiz de Lejarazu et al, revela que, en España, casi el 60% de los niños ha desarrollado la infección al año de edad, y casi el 80% a los dos años. Entre el 0,5 y el 2% de los afectados son hospitalizados. Sin embargo, esta tasa de hospitalización llega a ser del 13% en niños considerados de alto riesgo como los bebés prematuros, los niños con cardiopatías congénitas, los niños con síndrome de Down y aquellos con enfermedades pulmonares crónicas. Todos estos niños representan los principales grupos de riesgo ante la infección por VRS ya que sus vías respiratorias presentan un déficit en su formación y por tanto son más vulnerables, pudiendo el virus cursar en ellos síndrome de dificultad respiratoria aguda.

 

Articulo relacionado: Síntomas en bebés del asma

Medidas preventivas de la infección por VRS

Los síntomas más habituales con los que se presenta la bronquiolitis causada por el VRS son similares a los de un catarro común, es decir, tos, exceso de mucosidad, congestión nasal y fiebre baja. Después de estos primeros síntomas, se pueden desarrollar otros signos de salud como tos grave y persistente, dificultades para respirar, sibilancias y respiración rápida y agitada, cansancio y fatiga constantes, aumento de la frecuencia respiratoria, pérdida del apetito, frecuencia cardíaca acelerada, adormecimiento y dificultad para conciliar el sueño, así como deshidratación o piel azulada (cianosis). Por lo general, la enfermedad puede durar entre 7 y 32 días, aunque la media de duración suele ser de 15 días.

En relación a la prevención, los expertos en medicina recomiendan a los padres y cuidadores de los bebés menores de dos años que establezcan una serie de medidas higiénicas y de carácter preventivo, de acuerdo con la Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda del Ministerio de Sanidad. Este tipo de medidas consisten en mantener la higiene personal –lavándose bien las manos– y de los objetos que puedan estar en contacto con el bebé, extremar la limpieza de las superficies donde haya podido estar una persona que padecía la enfermedad, evitar el contacto físico del bebé con otros menores o familiares enfermos, utilizar pañuelos desechables, así como evitar los ambientes cerrados y muy cargados o exponer a los bebés al humo del tabaco.

Cuando se trata de bebés pertenecientes a grupos de riesgo, los expertos recomiendan la inmunoprofilaxis con anticuerpos monoclonales que debe ser administrada mensualmente durante la época de mayor contagio (de septiembre a abril), lo que protege al niño y evita que el virus lo infecte.
 

¿Cómo se tratan las infecciones por VRS?

No existe un tratamiento específico en pediatría para la infección por virus respiratorio sincitial. La mayoría de las infecciones desaparecen por sí solas en una o dos semanas y el tratamiento va encaminado a aliviar los síntomas: lavados nasales, muchos líquidos, paracetamol para el dolor y la fiebre,

Nunca se debe dar aspirina a los niños, ya que puede causarles el síndrome de Reye. Tampoco se les debe dar medicamentos para la tos.

Si la infección es severa puede hacer falta hospitalización para administrarle oxígeno o medicamentos broncodilatadores para facilitar la respiración, así como líquidos intravenosos si es necesario.


Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×