• Buscar
Publicidad

Tratamiento del arco aórtico doble en bebés

Tratamiento del arco aórtico doble en bebés

El arco aórtico doble es una malformación de la aorta, la arteria principal que lleva sangre del corazón al resto del cuerpo. Es una enfermedad congénita rara que afecta por igual a niños y niñas y cuyo único tratamiento es la cirugía.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es arco aórtico doble en bebés?

La aorta es la arteria principal que lleva la sangre de corazón al resto del organismo y que, normalmente, consta de un solo arco aórtico (la separación de la aorta cuando empieza su camino hacia la parte inferior del cuerpo). Pero en las personas con este problema el arco aórtico consiste en dos vasos, y de cada uno de ellos salen las arterias menores.

Estas dos ramas rodean el esófago y la tráquea y, antes de descender a la parte inferior del cuerpo, se vuelven a juntar, siguiendo con la circulación de manera normal.

Este problema aparece por una malformación en el útero causada por un defecto de desarrollo del anillo vascular. Normalmente, como decíamos, a medida que el feto se desarrolla en el útero, los arcos del anillo vascular se dividen en varias partes. El cuerpo rompe algunos de ellos, mientras que otros forman las arterias. En el caso de la arteria, se forma con un solo arco que sale del corazón. Pero en el aórtico doble, algunos de los arcos que deberían haber desaparecido aún están presentes al nacer. Los bebés con un arco aórtico doble tienen una aorta compuesta de dos vasos en lugar de uno. Como resultado, los dos brazos circundan y ejercen presión sobre la tráquea y el esófago.

Esta malformación suele estar asociada a otros problemas cardiacos congénitos como la tetralogía de Fallot, el tronco arterial, la transposición de las grandes arterias o la comunicación interventricular.

Este defecto causa los siguientes síntomas:

- Problemas para respirar

- Dificultad para tragar

- Estridor al respirar

- Neumonías repetitivas

- Sibilancias

- Asfixia o atragantamientos al comer

- Vómitos

Articulo relacionado: Síntomas en bebés del asma

La gravedad de los síntomas depende de cuánto asfixien los arcos a la tráquea y al esófago. De hecho, en algunos niños no se descubre este problema hasta los 3 o 4 años.

Si el pediatra detecta estos problemas y sospecha que el bebé puede padecer esta enfermedad, será necesario hacerle una serie de pruebas como radiografía de tórax, gammagrafías, ecocardiografía o esofagografía para resaltar el esófago.

 

¿Cuál es el tratamiento del arco aórtico doble?

Si este defecto causa problemas al niño para respirar y comer, lo único que se puede hacer es recurrir a la cirugía. Se tiene que llevar a cabo una operación que repare el arco aórtico doble atando el brazo más pequeño y separándolo del más grande. Después, cierra los extremos con suturas para aliviar la presión sobre la tráquea y el esófago.

Algunas veces, una de las ramas está cerrada (atrésica), o sea, que no pasa sangre a través de esa rama, por lo que es suficiente con ponerle un clip y separarla de la otra rama de la aorta.

El pronóstico es bastante bueno y la mayoría de los niños se recuperan bien de la operación, aunque algunos pueden seguir experimentando síntomas respiratorios durante un tiempo.

Las complicaciones, si no se detecta y trata correctamente, incluyen retraso en el desarrollo, infecciones respiratorias recurrentes, erosión esofágica y, rara vez, aparición de una fístula aortoesofágica (conexión anormal entre la tráquea y el esófago).


Glosario

Fístula

Definición:

Comunicación anormal entre dos órganos o dos secciones del mismo órgano entre sí o con la superficie. Posee un conducto de paredes propias. Generalmente, las fístulas son el producto de traumas o cirugías, pero también pueden resultar de infecciones o inflamaciones.

Síntomas:

A veces ocasiona dolor en la zona afectada.

Tratamiento:

Cirugía.

Fecha de actualización: 16-12-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×