×
  • Buscar
Publicidad

Síntomas y tratamiento de la abetalipoproteinemia o Síndrome de Bassen-Kornzweig

Síntomas y tratamiento de la abetalipoproteinemia o Síndrome de Bassen-Kornzweig

La abetalipoproteinemia, también llamada Síndrome de Bassen-Kornzweig, es una enfermedad hereditaria genética rara que provoca que la persona afectada no pueda absorber por completo las grasas ingeridas en el intestino, lo que causa una serie de síntomas como problemas de equilibrio, disminución de la visión, retardo en el desarrollo, retraso en el crecimiento, etc.

Publicidad

La abetalipoproteinemia o Síndrome de Bassen-Kornzweig está causado por un defecto en el gen que ordena al cuerpo a producir lipoproteínas (moléculas de grasa combinadas con proteína). Este problema hace que el organismo no pueda absorber correctamente las grasas y vitaminas esenciales que ingiere a través de la dieta, lo que puede causar síntomas graves como:

 

- Problemas de equilibrio y coordinación

 

- Curvatura anormal de la columna vertebral

 

- Disminución de la visión

 

- Retardo en el desarrollo

 

- Retraso en el crecimiento

 

- Debilidad muscular

 

- Abdomen abombado

 

- Dificultad para hablar

 

- Heces grasas, espumosas, de olor anormalmente fétido y pálidas

 

Para confirmar la enfermedad se pueden hacer una serie de pruebas como un examen de sangre para comprobar los niveles de apolipoproteína B o deficiencias vitamínicas (sobre todo de las vitaminas liposolubles A, D, E y K), acancitosis, análisis de los niveles de colesterol, electromiografía, examen ocular, análisis de heces o velocidad de conducción nerviosa. También se puede hacer un examen genético para comprobar las mutaciones en el gen MTP.

No te puedes perder ...

Daños cerebrales en bebés prematuros

Daños cerebrales en bebés prematuros

El cerebro prematuro es muy delicado y aun en ausencia de enfermedad el neurodesarrollo de este podría verse comprometido. Por eso, la frecuencia en la que se presentan daños cerebrales es mayor en bebés prematuros que en aquellos que no lo son.

Y tambien:

 

Tratamiento de la abetalipoproteinemia

 

Como ocurre con la mayoría de enfermedades genéticas, no existe cura, pero sí se pueden seguir una serie de tratamientos para evitar los síntomas asociados, como administrar grandes dosis de suplementos vitamínicos que contengan las vitaminas liposolubles que el intestino no absorbe adecuadamente así como ácido linoleico; cambios en la alimentación para prevenir problemas estomacales que incluyan limitar la ingesta de algunos tipos de grasa; tomar suplementos de triglicéridos de cadena media (con cuidado ya que pueden causar daño hepático); y terapias que favorezcan el desarrollo físico y mental.

 

El pronóstico depende del daño causado al sistema nervioso y el cerebro y de la gravedad de los mimos. No todas las personas con este problema se ven igualmente afectadas. Algunas desarrollan complicaciones graves como ceguera, deterioro mental o ataxia, mientras que otras pueden llevar una vida más o menos normal siguiendo los cuidados adecuados. Por eso es importante detectar el problema cuanto antes para evitar los daños a largo plazo al sistema nervioso por la falta de algunos nutrientes.


Fecha de actualización: 02-08-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.