• Buscar
Publicidad

¿Qué es la parálisis braquial obstétrica?

¿Qué es la parálisis braquial obstétrica?

La parálisis braquial se presenta como una disminución de la movilidad o sensibilidad en el miembro superior que generalmente afecta a uno solo de los miembros superiores, y es bilateral en menos del 5% de los casos, pero ¿qué otros síntomas se pueden producir? ¿Con qué frecuencia aparece? ¿Tiene cura?

Publicidad

Índice

La parálisis braquial obstétrica (PBO) es una disminución de la movilidad o sensibilidad en el brazo, el antebrazo o la mano. Más concretamente es la pérdida de movilidad o sensibilidad en el miembro superior del recién nacido causada por la lesión de los nervios del plexo braquial, que es a su vez la red nerviosa que se localiza en la base del cuello y responsable de la función motora y sensitiva del miembro superior.
 

¿Por qué se produce la parálisis braquial obstétrica?

La lesión del plexo braquial puede producirse por diferentes motivos. Ocurre con frecuencia en partos vaginales con dificultades para la expulsión de los hombros o distocia. La distocia de hombros ocurre cuando el hombro queda atrapado por el hueso pélvico materno siendo precisas algunas maniobras especiales para conseguir que salga por completo, pero como no existe forma de predecir en qué partos puede producirse dicha distocia es complicado prevenir su aparición.

No obstante, lo bueno de esto es que al existir casos de parálisis braquial obstétrica diagnosticados tras cesáreas y tras partos vaginales no complicados hoy en día se puede saber que la lesión del plexo braquial puede producirse por contracciones uterinas intensas durante el parto e incluso antes del nacimiento. Además, algunas anormalidades uterinas intensas durante el parto, la malposición fetal, los fetos demasiado grandes, la multiparidad o la ganancia de peso materna son factores que pueden predisponerla.
 

¿Cómo es el diagnóstico de la parálisis braquial obstétrica?

El diagnóstico se realiza con la exploración física del bebé recién nacido. Los casos más leves pueden ser difíciles de diagnosticar al principio y por eso deben ser los progenitores quienes informen de forma temprana al pediatra si observan alguna asimetría o anormalidad en la postura o bien en la movilidad de los miembros superiores del bebé recién nacido, como espasmos.

Además, en algunas ocasiones el pediatra podrá solicitar algún estudio de imagen o neurofisiológico, pero no siempre será necesario. En un 80 o 90% de los casos podrían recuperarse en los primeros meses, aunque en muchas ocasiones podrían quedar secuelas funcionales de distinta gravedad hasta en un 20 o 30% de los casos.
 

¿Cuáles son las lesiones asociadas a la parálisis braquial obstétrica? ¿Se pueden prevenir?

Existen algunas lesiones asociadas a la PBO como son:


- fractura de clavícula

- fractura humera

- cefalohematoma

- parálisis facial

- luxación de cadera

- lesión del nervio frénico

- Síndrome de Claude-Bernard-Horner

No obstante, es importante saber que algunas de estas lesiones que provocan la parálisis braquial obstétrica se podrían evitar optimizando la calidad de la atención de la madre durante el embarazo y en el momento del parto. En algunas ocasiones, además, el tamaño del bebé y la pelvis no son compatibles y en el momento del parto el hombro del bebé es más ancho que la pelvis de la madre, quedándose, por tanto, atrapado. Por ello, una vez médicos y obstetras se encuentran con dicha situación han de resolverla rápidamente sin causar en daños irreversibles en las raíces nerviosas del plexo.
 

¿Qué tipos de parálisis braquial obstétrica (PBO) existen?


1 -La parálisis braquial obstétrica superior o Duchenne-ERB. La más frecuente y que se traduce en una afectación de hombro, codo y extensión de muñeca. Dedos y manos con movimiento normal. En este caso, la postura típica del miembro afectado en los primeros días es el brazo pegado al cuerpo, codo extendido, hombro en rotación interna y muñeca flexionada y con desviación cubital.

2 -La parálisis obstétrica inferior o Dejerine-Klumpke. Muy poco frecuente y que comienza con una afectación total del miembro superior que evoluciona en poco tiempo hasta limitarse a la pérdida de la movilidad y la sensibilidad de los músculos intrínsecos de los dedos y de la mano.

3 -La parálisis total. Lesión que se presenta en el brazo con péndulo sin respuesta a los movimientos reflejos ni contracción muscular voluntaria.

4 -Y, por último, la parálisis media. Lesión aislada. Es la menos frecuente.
 

¿Por qué se presenta la parálisis braquial obstétrica? ¿Cuál es su incidencia?

De manera habitual la parálisis braquial obstétrica se considera consecuencia de un daño por tracción del plexo braquial durante las maniobras del parto, aunque la mayoría de los estudios consideran la macrosomía fetal, es decir, un alto peso del niño al nacer y la presentación de nalgas como el factor de riesgo principal seguidos, además, de otros traumatismos generados durante el parto como las fracturas de clavícula o las fracturas de húmero y luxaciones.

Asimismo, es importante saber que la parálisis braquial obstétrica se trata de uno de los traumatismos obstétricos más frecuentes. Su incidencia varía entre 0.5 y 3 por 1.000 recién nacidos vivos en países desarrollados según los estudios y las regiones geográficas, y esta generalmente afecta únicamente a una extremidad. Se presenta solamente en el 5% la forma bilateral y su incidencia aumenta exponencialmente en los fetos de peso superior a 4 kg.
 

¿Se puede prevenir la parálisis braquial obstétrica? ¿Cómo es el tratamiento?

No existe ninguna medida de eficacia probada para predecir o prevenir la parálisis braquial obstétrica, pero en esta patología es crucial el tratamiento fisioterápico y rehabilitador. La familia, no obstante, debe ser instruida para la realización de dichos tratamientos posturales, movilizaciones y ejercicios de fisioterapia. La implicación de los familiares en el tratamiento es muy conveniente para obtener la mejor evolución posible.

Sin embargo, en los casos más graves sí podrían ser necesarios otros tratamientos como la toxina botulínica o la cirugía.


Glosario

Fractura de clavícula

Definición:

Producida por un golpe o caída muy fuerte.

Tratamiento:

Colocar el antebrazo doblado sobre el pecho. Proteger la axila colocando un trozo de algodón o tela doblada debajo de ésta. Colocar una férula (un palo, por ejemplo) en la parte externa del brazo. Sostener el antebrazo con un cabestrillo. Amarrar en la parte superior e inferior de la fractura. Acudir a un centro médico.

Fuentes:

AEP EnFamilia, https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/paralisis-braquial-obstetrica

Scielo, http://www.scielo.org.co/pdf/rfmun/v62n2/v62n2a12.pdf

Fecha de actualización: 18-12-2020

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×