¿Por qué se produce la muerte súbita del lactante?

¿Por qué se produce la muerte súbita del lactante?
comparte

La muerte repentina e inesperada de un bebé produce un gran dolor a sus padres, sobre todo si a la pregunta “¿por qué?” no se le puede dar respuesta.

A pesar de las múltiples investigaciones que se han llevado a cabo para descubrir los motivos de este síndrome, lo cierto es que aún no se tiene nada claro. Recientes estudios de un grupo de médicos ingleses plantean la posibilidad de que el motivo sea una infección bacteriana, pero todavía queda mucho por investigar para hallar la causa. Por el momento, lo único que se puede hacer es seguir una serie de recomendaciones para prevenir los riesgos, como poner al bebé a dormir boca arriba y no cubrir nunca su cabeza con las sábanas.

El síndrome de la muerte súbita

El Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) se define como la muerte repentina e inesperada -el bebé pasa de un estado aparente de bienestar a la muerte en apenas una hora- de un lactante aparentemente sano y en la cual la autopsia no demuestra ninguna causa. El fallecimiento siempre se produce mientras el bebé duerme.

Es la primera causa de muerte de niños de entre 1 y 12 meses en los países occidentales. Según las últimas estadísticas, en Europa mueren al año 5.000 lactantes víctimas de este síndrome. En España, fallecen de media 100 bebés al año, lo que se traduce en uno de cada mil bebés.

El SMSL es más común entre los 2 y 5 meses de edad. Alrededor del 80% de las muertes ocurren entre el primer y sexto mes. Entre los 6 y 12 meses suceden el 15% de las muertes y después del primer año de vida del niño, tan sólo el 5% de ellas.

No es una enfermedad nueva ni más frecuente que hace 50 años, pero la reducción de la mortalidad infantil por otras causas ha hecho que se vuelva más notable. Por otro lado, hasta no hace mucho, los bebés dormían muy a menudo en la misma cama de sus padres y cualquier fallecimiento inesperado era atribuido a la asfixia que inadvertidamente le habrían provocado ellos mismos.


¿Por qué ocurre?

A pesar de las múltiples investigaciones que se han hecho, las razones de este síndrome aún no son evidentes. En la actualidad, estos estudios han permitido reducir el número de casos, pero todavía se desconocen los motivos que llevan a la muerte a un bebé aparentemente sano.

Las autopsias practicadas revelan que cerca del 60% de los niños fallecidos por el SMSL tenían infecciones respiratorias banales, pero éstas no justifican la causa del fallecimiento. La muerte súbita afecta tanto a niños alimentados con leche materna como a los que toman sólo leche de fórmula.

Ni la postura ni otras circunstancias que se han demostrado relacionadas con la muerte súbita son su causa, que sigue siendo desconocida y que probablemente no sea única. Se piensa que sólo algunos niños nacen con el riesgo de sufrirla, quizá por alteraciones en los centros del sistema nervioso que regulan la respiración y el funcionamiento del corazón, pero al no estar seguros, las medidas de prevención deben aplicarse a todos.

Un trabajo publicado recientemente en la revista científica The Lancet plantea la posibilidad de que la causa sea una infección bacteriana. Un equipo procedente del Hospital Infantil Great Ormond Street y el Instituto de Salud Infantil de Londres seleccionó 507 autopsias practicadas a menores de un año que habían fallecido entre 1996 y 2005 en el citado hospital. Tras la necropsia, se pudo establecer la causa de la muerte en 128 casos (56 por infección bacteriana y 72 por otros motivos). 379 fallecimientos no se pudieron explicar.

En 470 casos se tomaron muestras para buscar microorganismos; un total de 2.079 cultivos, el 73% de los cuales dio positivo para algún organismo. Los autores encontraron niveles elevados de bacterias -como S. aureus y E. coli- en niños cuya muerte súbita e inesperada no se podía explicar en comparación con aquellos cuyo fallecimiento se debía a causas no infecciosas. Estas bacterias pueden causar septicemia -una infección generalizada en la sangre- sin que haya un foco evidente.

Sin embargo, a pesar de que la presencia de estas bacterias era mayor entre los fallecidos sin motivo conocido, también se detectaron en otros casos. Por lo tanto, es imposible determinar que la infección bacteriana sea la única causa de la muerte súbita, aunque puede que este estudio sea el principio de una serie de investigaciones que acaben hallando la causa final.

Uno de los obstáculos para realizar dicha afirmación es la ausencia de evidencias claras de infección, aunque es posible que estos microbios contribuyan de algún modo al fallecimiento repentino.

Los investigadores señalan que ahora deben investigar los mecanismos que subyacen a estos casos. Para ello, deberán servirse de una nueva ciencia, las técnicas de proteómica, que permiten reconocer proteínas bacterianas en los fluidos humanos. Para los autores del estudio “es obvio que ése es el nuevo paso hacia el que se debe dirigir la investigación en muerte súbita infantil”.

Factores de riesgo

Se debe prestar atención a tres grupos de lactantes:

- Prematuros y de bajo peso al nacer, sobre todo aquellos que presentan apneas o pausas prolongadas sin respirar, y a otros con displasia bronco pulmonar.

- Lactantes que presentan una apnea de causa desconocida o un Episodio Aparentemente Letal (sensación de falta de respiración, cambios de coloración, piel morada o pálida, pérdida de tono muscular o fuerza...).

- Hermanos posteriores o gemelos de una víctima del síndrome.

Sin embargo, no se ha comprobado que sean factores de riesgo ni la composición de los colchones, ni el reflujo gastroesofágico, ni las alteraciones neurológicas, ni la falta de oxígeno antes de nacer, ni la alimentación materna durante el embarazo, ni las vacunas rutinarias, ni enfermedades comunes como las respiratorias, diarreas o vómitos.


Cómo prevenir la muerte súbita

Existen una serie de recomendaciones que los padres deberían seguir para proteger a los niños de este síndrome:

- Dormir boca arriba. Todos los niños deberían dormir en esta postura al menos hasta los 6 meses, y sin almohadas ni cojines gordos que puedan ahogarles mientras duermen. Pero tampoco hay que forzar la posición si se da la vuelta espontáneamente. Los reflejos de un lactante sano impiden que aspire la leche que pueda devolver estando boca arriba. Sin embargo, los niños con reflujo gastroesofágico patológico deben dormir de lado o boca abajo para no asfixiarse con su vómito.

- Evitar los ambientes con humo, antes y después del nacimiento. Y, por supuesto, ni hablar de que fume la madre en el embarazo. Si la madre fuma durante la gestación y durante el primer año de vida del bebé, el riesgo del síndrome se incrementa en 4,09 veces.

- No cubrir la cabeza del bebé mientras duerme. Los estudios demuestran que ente el 16 y el 22% de los niños fallecidos por muerte súbita tienen la cabeza tapada con la ropa de cama. Es conveniente que los pies del lactante toquen el límite de la cuna, así tiene menos posibilidades de desplazarse por debajo de las sábanas.

- Usar chupete. Algunas investigaciones sugieren que reduce la incidencia del SMSL, aunque no está 100% demostrado.

- Evitar la hipotermia y la hipertermia. Otros estudios muestran que los niños que están sobrecalentados o fríos tienen mayor riesgo del SMSL. La posición prona (boca abajo) minimiza la pérdida de calor por lo que la temperatura puede aumentar en exceso. Debe mantenerse la habitación a una temperatura de 20 a 22 ºC y evitar el arropamiento excesivo, especialmente si el niño tiene fiebre.
 

No te puedes perder ...

¿Qué hacer con un niño tartamudo?

¿Qué hacer con un niño tartamudo?

Si tu hijo tartamudea a menudo al hablar, lo primero que debes hacer es averiguar en qué situaciones le pasa para establecer la causa de la tartamudez y poder ayudarle de la mejor manera posible.

 


Fuente:

The Lancet

Prevención de la muerte súbita del lactante (SMSL) https://www.aepap.org/sites/default/files/smsl.pdf

¿Qué es el síndrome de muerte súbita del bebé? https://www1.nichd.nih.gov/espanol/actividades-proyectos/sts/Pages/que.aspx

Redacción: Irene García

1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "muy interesante lo q publican".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×
    */?>