• Buscar
Publicidad

Cómo saber si un niño es autista

Cómo saber si un niño es autista

Para conocer si un pequeño sufre autismo podemos vigilar cuál es su comportamiento. A partir de los dieciocho meses el trastorno puede manifestarse a través de diferentes conductas.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno cerebral con el que se nace. Afecta a la comunicación y a la interacción social y va acompañado de patrones de comportamiento e intereses restringidos y repetitivos.

Las características de este trastorno por lo general aparecen durante los primeros tres años de la niñez y continúan a lo largo de toda la vida.

El TEA puede ser más o menos severo. Los casos más graves se caracterizan por una completa ausencia del habla de por vida, comportamiento extremadamente repetitivo, no usual, autodañino y agresivo. Las formas más leves (antiguamente Síndrome de Asperger o autismo de alto funcionamiento) pueden ser casi imperceptibles y suelen confundirse con timidez, falta de atención y excentricidad.
 

Señales del autismo

- No se expresa bien cuando habla y se comunica en contadas ocasiones no siendo capaz de mantener una conversación. Tampoco interactúa con sus padres en los juegos típicos de esta edad (cucú tras) ni busca el consuelo materno cuando llora.

- Al observar su cuerpo también podemos encontrar signos que nos ayudan a detectar el autismo. Por ejemplo, si se mantiene quieto durante períodos prolongados de tiempo y repite constantemente la misma cadena de movimientos.

- No se relaciona con los objetos de forma normal. Puede ignorarlos totalmente, o por el contrario, obsesionarse con uno de manera especial mostrando gran apego. 

- El contacto ocular es mínimo e inexistente, ya que evitan mirar a los ojos. Les resulta imposible interpretar lo que el resto de personas piensa o siente. Esta incapacidad se debe a que estos niños carecen de una “teoría de la mente”.

- No responde a la sonrisa ni a otras expresiones faciales de los padres. Tampoco tiene expresiones faciales adecuadas.

- Son seres aislados, solitarios, con problemas para interrelacionarse y con un interés muy limitado por las cosas. Tienen además una gran dificultad para expresar sentimientos y para reaccionar ante los gestos emocionales de los otros. Son incapaces de percibir lo que otros podrían estar pensando o sintiendo al observar sus expresiones faciales y no demuestran empatía.

- Existe,  además,  la posibilidad de que los niños autistas cuenten con habilidades inusuales como poseer una gran memoria o resolver operaciones matemáticas a gran velocidad. Pero atención, debido a la existencia de una minoría de autistas capaces de realizar actividades propias de un genio, se ha extendido el falso mito de que los autistas tienen una gran inteligencia, cuando en la realidad el 65% de los casos padece un retraso mental. Además el 15% sufre de epilepsia y el 60% de trastornos psiquiátricos. Y prácticamente todas las personas con autismo tienen ansiedad, trastornos del sueño y la alimentación y muchos se autolesionan.

- Repiten exactamente lo que otros dicen sin comprender el significado (generalmente llamado repetición mecánica o ecolalia). No responden cuando los llaman por su nombre, pero sí responden a otros sonidos (como la bocina de un automóvil o el maullido de un gato).

- Presentan conductas repetitivas: balancearse, dar vueltas, mecerse, aletear las manos (comportamiento llamado "estereotípico").

- Prefieren las rutinas, el orden y los ritos; tienen dificultadas con los cambios o la transición de una actividad a otra. Se obsesionan con algunas actividades inusuales, que realizan de forma repetitiva durante el día.

Ten en cuenta que estos síntomas y señales pueden variar mucho de un niño con TEA a otro.
 

¿Cómo se diagnostica el trastorno del espectro autista?

La mayor conciencia social sobre los signos del autismo que existe en la actualidad y las nuevas herramientas de cribado facilitan la identificación precoz (temprana) del autismo. El diagnóstico se hace mediante las revisiones médicas de pediatría, en las que los pediatras preguntan y buscan sobre algunas de las señales antes indicadas.

Si detectan en el niño rasgos que les preocupan, sugerirán la evaluación completa del niño por medio de un equipo multidisciplinar que incluya médicos expertos, psicólogos y terapeutas del habla.
 

¿Cuál es la causa del TEA?

Nadie sabe exactamente cuál es la causa del TEA. Lo más probable es que se trate de una combinación de muchos factores diferentes que conducen a cambios en la forma en que se desarrolla el cerebro antes de que nazca el bebé.

Los estudios de personas autistas han encontrado diferencias en algunas regiones del cerebro, incluyendo el cerebelo, la amígdala, el hipocampo, el septo y los cuerpos mamiliares. En particular, la amígdala y el hipocampo parecen estar densamente poblados de neuronas, las cuales son más pequeñas de lo normal y tienen fibras nerviosas subdesarrolladas. Éstas últimas pueden interferir con las señales nerviosas. También se ha encontrado que el cerebro de un autista es más grande y pesado que el cerebro promedio.
 

¿Cómo se trata el trastorno del espectro autista?

No hay un tratamiento o cura para el autismo, pero sí muchas intervenciones que pueden incluir terapia de conducta, terapia del habla (logopedia), terapia ocupacional, estimulación temprana, medicación y ayudas adicionales en el aprendizaje escolar y en casa, dependiendo de los síntomas que presente el niño.

De esta forma, se busca ayudarle a comunicarse mejor, mejorar sus interacciones sociales, reducir comportamientos agresivos o repetitivos, mejorar el aprendizaje, favorecer su inclusión, etc.

La labor de los padres y de toda la familia es esencial. Su primer reto será aceptar la noticia de que su hijo es autista e informarse sobre el tema lo antes posible. Los psicólogos recomiendan contactar con Asociaciones de Autistas para hablar con otros padres que están pasando por lo mismo.

Lo segundo será dar todo su apoyo y amor a su hijo. Los padres deben alentar a su niño autista a desarrollar sus destrezas para que se siente bien consigo mismo y buscar la ayuda necesaria de los profesionales que saben cómo mejorar las destrezas y capacidades de estos niños.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×