Tu bebé cumple seis meses

Tu bebé cumple seis meses
comparte

Con la llegada de los 6 meses tu bebé se mueve más y mejor, su habilidad manual ha mejorado, comienza a prestar atención a otros bebés, pronuncia cada vez más sílabas y explora constantemente el mundo que tiene alrededor. Aprovecha estos avances para jugar con él y estimularle en sus nuevos descubrimientos

Desarrollo físico

Al final del sexto mes tu bebé pesará aproximadamente 7.300 gramos (más o menos el doble de lo que nació al pesar) y medirá unos 65 cm. El número de comidas puede variar de 3 a 4. La fuerza muscular del niño se halla concentrada principalmente en los brazos.

Durante estos meses el cabello sufre una caída abundante y crece ya el definitivo. Seguramente presente una calvicie en la parte posterior de la cabeza, lo que es normal debido al roce. Al final de este trimestre el color de los ojos ya casi será el definitivo.


Habilidades

Con esta edad el bebé ya inicia conversaciones y entenderás el significado de muchos de sus sonidos particulares. Ya sabe su nombre y quién es. Para ayudarle, favorece su sentido del ser enseñándole su reflejo en el espejo sin dejar de repetir su nombre.

El bebé se mueve más y mejor. Ya es capaz de apoyar el peso en una mano cuando está tumbado boca abajo y de levantar la cabeza cuando está tumbado de espaldas. Cuando lo levantas, es capaz de tirar de todo su peso con las piernas y caderas rectas. Anímale a aguantar su peso y juega a ponerlo de pie.

Su habilidad manual también ha mejorado: intenta alcanzar objetos sólo con los dedos, no necesita soltar el juguete de la mano para coger otro y puede golpear una superficie. Usa ambas manos a la vez y se pasa juguetes de una a otra. Sus dedos son más precisos y puede coger cosas pequeñas haciendo pinza con el pulgar. Estimúlale intentando que coma solo las papillas de su plato y con su propia cuchara (que, por supuesto, es mejor que sean de plástico).


Desarrollo social y cognitivo

Ya comienza a interactuar con otros bebés e intenta llegar hasta ellos amistosamente. Si le dejas solo con otra persona puede que llore, sobre todo si es alguien desconocido. Dale afecto físico; nunca podrá demostrarle cariño a nadie si no ha tenido un ejemplo a seguir. Sigue presentándole a los extraños.

Ya pronuncia algunas sílabas con mucha claridad: “ba”, “da” y “ka”. Sus gritos tienen tonos altos y bajos, y aparece el sonido nasal. Repite cualquier sonido que haga para que se sienta importante.

Cada vez pone más interés en explorar el mundo de su alrededor. Toquetea e inspecciona los objetos para entender cómo son y cómo funcionan. Asimila la ley de la gravedad tirando los juguetes al suelo y observando cómo caen o qué ruido hacen. Además, comprende que tiene cierto poder sobre las cosas y las personas: puede reír para que los padres le hagan caso o llorar para que le atiendan.


Juegos estimulantes

Juega a tocar: aprovecha cualquier oportunidad para tocar al bebé y deja que te toque a ti. Le encantará que le dejes explotar tu rostro.

Estimula su sentido del ser jugando con sus cosas y repitiendo su nombre: “Ése es el vestido de María”, o “¿De quién es este osito? De María”.

Si desconfía de los extraños, preséntaselos poco a poco.

Desarrolla su sentido del humor con bromas, por ejemplo haciéndole cosquillas.

Para estimularle para que levante la barriga del suelo, juega a los aviones. Túmbate boca abajo y levanta tus brazos y el cuerpo, y el de tu bebé, del suelo.

 


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

El desarrollo de tu bebé a través del juego;Guía Fisher-Price.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×