¿La lactancia materna produce osteoporosis?

¿La lactancia materna produce osteoporosis?
comparte

Este es uno de los grandes mitos en torno a la lactancia. Pero según varios estudios, ni tener muchos embarazos ni dar mucho el pecho predispone a padecer osteoporosis. Se ha demostrado que la lactancia prolongada no es un factor de riesgo para tener una densidad mineral ósea baja.

¿Por qué se abandona la lactancia materna?

¿Por qué se abandona la lactancia materna?

La lactancia materna es de vital importancia para el desarrollo saludable del recién nacido. Sin embargo, a pesar de que muchos países apoyan la recomendación de la OMS de que los niños deben alimentarse exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida, diferentes estudios demuestran que actualmente, tanto en países desarrollados como subdesarrollados, las tasas no son todo lo buenas que debieran.

La osteoporosis es una enfermedad sistémica del esqueleto que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los mismos y, por lo tanto, del riesgo de sufrir fracturas.


Esta dolencia es más habitual en mujeres a partir de la menopausia debido ya que la desaparición de la función ovárica provoca un aumento de la resorción ósea. Hasta ahora, se pensaba que dar el pecho también podía aumentar el riesgo de padecer esta enfermedad en la madurez, pero diversos estudios confirman que esta afirmación no es cierta.


Y es que las necesidades de calcio no son mayores en las mujeres que lactan que en las de cualquier otra mujer. Ahora bien, es verdad que la madre, tras el parto, pierde densidad ósea de todo su esqueleto, pero al año ésta se recupera, a pesar de no haber ingerido calcio extra. Esta descalcificación de huesos se debe más a un cambio hormonal que a un déficit de calcio.


De hecho se ha concluido, a través de numerosos estudios epidemiológicos, que si bien, la densidad mineral ósea es igual en mujeres que amamantaron que en las que no lo hicieron, el riesgo de sufrir una fractura de cadera sí era superior en las que no dieron el pecho. Lo que puede resumirse en que la lactancia materna no solo no causa descalcificación y osteoporosis sino que además previene contra las fracturas óseas.


Por lo tanto, para evitar la osteoporosis no solo no se debe dejar de dar el pecho antes, sino que se debe dar todo lo posible. Además, es fundamental mantener un consumo adecuado de calcio y vitamina D toda la vida y realizar ejercicio físico constante y regular (como el Tai Chi, muy recomendable para las personas mayores).


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar