×
  • Buscar
Publicidad

Juguetes para bebés

Juguetes para bebés

Los juguetes para niños muy pequeños tienen que cumplir una serie de características para ser aptos: blanditos, sin piezas pequeñas, con diferentes texturas y colores llamativos… Juguetes que llamen su atención y le ayuden en su desarrollo.

Publicidad

Los juguetes son beneficiosos para el bebé desde que nace, le ayudan a estimular y desarrollar sus sentidos y sus capacidades. No obstante, estos juguetes de recién nacido no son iguales que los que puede usar con 12 meses, por lo tanto, una primera característica a tener en cuenta a la hora de comprar un juguete para un bebé es la edad de pequeño.

Además, para acertar deberás tener en cuenta otras condiciones:

- La seguridad del juguete. Comprueba que tiene el marcado CE y que no tiene piezas pequeñas, salientes o partes que puedan dañar al bebé.

- Los intereses del pequeño. Si le gustan más los peluches, los juguetes que suenan, los animales…

- Si ayuda o no al niño en su desarrollo gracias a sus texturas, colores, sonidos… Los juguetes deben entretener para también estimular y educar.

- Evita juguetes sexistas o violentos.

- Los juguetes más apropiados para bebés de 0 a 6 meses son móviles para colgar en la cuna, mordedores, pelotas y juguetes blandos, sonajeros, espejos de bebé, juguetes sonoros…

- A partir de los 6 meses son aptos los tentempiés sonoros, los libros, las pelotas duras o blandas, los cubos, los peluches, los juguetes que flotan para la hora del baño, etc.

No te puedes perder ...

Juguetes para bebés

Juguetes para bebés

Los juguetes para niños muy pequeños tienen que cumplir una serie de características para ser aptos: blanditos, sin piezas pequeñas, con diferentes texturas y colores llamativos… Juguetes que llamen su atención y le ayuden en su desarrollo.

Y tambien:

Un buen juguete es una inversión.


Fecha de actualización: 12-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.