Ejercicios de estimulación para niños de 1 año

Ejercicios de estimulación para niños de 1 año
comparte

Tu bebé por fin cumple un año de edad y además los adelantos que se han ido presentando mes con mes en su desarrollo ahora son más evidentes. Los bebés con un año tienen más claro el sentido de lo que ya son capaces de lograr por sí mismos. Tiene el conocimiento de su tamaño, gustos y necesidades. No querrá permanecer quieto mucho tiempo en algún lugar e intentará caminar o al menos gatear para mantenerse en movimiento, ya que a esta edad maneja tres posiciones: erguido, gateando o sentado. La mayoría empieza a caminar en este mes. Sin embargo, ten en cuenta que hay niños que lo hacen antes y otros después, pero esto no es señal de alarma.

 

Como ya es más inquieto y se puede mover solo y sin tu ayuda es muy importante mantenerlo siempre vigilado para evitar accidentes.  

 

Estimulación motriz

Para que logre dar patadas a un balón: Coloca un balón en el suelo y enséñale cómo debe darle patadas. Se acercará tambaleando y al llegar dará un paso más grande y lo golpeará, de esta manera le resultará difícil mantener el equilibrio. Si no camina solo, llévalo de la mano.  

 

Para que logre superar obstáculos: Enséñale cómo debe pasar por el escalón de una puerta, una tabla en el suelo o algún objeto. Puedes ayudarlo al principio cogiéndolo de la mano.  

 

Para inducirlo a caminar a lo largo de una superficie estrecha: Coloca una tabla de unos 15 o 20 cm de ancho en el suelo. Si tu pequeño no camina todavía solo lo hará con las piernas separadas y poco a poco irá juntándolas. Si ya camina con seguridad, hazlo correr por la tabla.  

No te puedes perder ...

Recetas de tupper para llevar al cole

Recetas de tupper para llevar al cole

Muchas comunidades autónomas permiten este curso a los niños llevar comida de casa a los comedores escolares. Una medida que ha sido aplaudida por los padres, ya que permitirá a muchas familias ahorrarse los gastos del comedor. Sin embargo esto también puede suponer un inconveniente añadido al jaleo y las prisas matutinas. Pues, no cabe duda, se necesita más tiempo y un poco de imaginación para no caer en la monotonía o en la comida precocinada industrial, menos saludable, obviamente, que la casera.

 

Para enseñarle a cargar y llevar cosas de un lado a otro: Pídele que vaya por su oso, un balón o algún juguete. Este ejercicio perfecciona su habilidad para mantener el equilibrio.  

 

Para ejercitar la precisión: Muéstrale cómo debe echar monedas a una hucha, abrochar botones, etc. Estos ejercicios estimulan el área visomotriz.  

 

Estimulación cognoscitiva

Para encajar figuras geométricas: Recorta un círculo, triángulo y cuadrado de 2 a 4 cm aproximadamente. En una cartulina dibuja las figuras que recortaste y haz que el niño las ponga en la figura que le corresponda.  

 

Para inducirlo a abrir un cajón con llave: Ensénale cómo guardas un juguete en el cajón, ponle llave y dásela. Él intentará abrirla para obtener su juguete.  

 

Estimulación del lenguaje

Para enseñarle a enviar mensajes sencillos: Para que emplee el uso activo de las palabras dile “llama a papá y dile a papá, ven” o “dale a tu hermana su juguete, dile, toma”.  

 

Para completar rimas o canciones: Recítale versos y canciones de manera continua para que las aprenda y con el tiempo intente repetir al menos un par de palabras. 

 

Para incrementar el lenguaje pasivo: repite con él acciones simples, como comer, bañarse, caminar, dormir, etc., mientras le enseñas qué significa por medio de gestos.  

 

Estimulación táctil

Para que camine en diferentes superficies: ponlo a caminar descalzo sobre la hierba, arena, tela, etc.  

 

Estimulación socio-afectiva

Jugar a la persecución: Colócate frente a él y tiéndele la mano y llámalo hacia ti, cuando se acerque retrocede unos pasos haciendo que te persiga.  

 

Para reforzar el garabateo en el papel. Dale un rotulador y enséñale a hacer garabatos, haz dibujos y poco a poco tratará de imitarte.  

 

Jugar al escondite: Escóndete y llama al niño, cuando se acerque dile “buuu” y levántalo en el aire como recompensa. Pronto comprenderá de qué se trata el juego.  

 

Felicidades, has concluido uno de los trabajos más importantes dentro del desarrollo de tu pequeño. Recuerda que cada momento invertido en motivarlo y en su enseñanza lo hará más fuerte y estará mejor preparado para los años que vienen.

 

Redacción: Maricarmen Tamayo


1 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "Me encanta!!! Es súper útil todos estos consejos me aún ayudado muchísimo y más aún le ayuda ami bebe".

    Responder
    ×


    ×
    ×
    ×
    */?>