Las compras para un niño de 1 año

Las compras para un niño de 1 año
comparte

Cómo acertar comprando lo que necesita tu hijo a partir de primer año de edad.

En este segundo año de vida tu niño aprende muchas cosas nuevas que marcan un gran hito en su desarrollo: andar, comer con cubiertos, controlar sus esfínteres… y para todo ello, necesitará nuevos productos que debes adquirir con cuidado
 

Cama

 

En torno a los 18-24 meses deberás cambiarle a una cama, en la cuna ya no estará cómodo y ya es hora de que duerma en una camita como los “mayores”. ¿Cuál es mejor?

 

- Elige una cama para bebés, aunque tengas que cambiarla cuando crezca. Existen algunas que se adaptan al crecimiento del niño y de este modo sirven hasta la adolescencia. Mejor si tiene motivos infantiles (Pocoyó, Caillou, Dora…), le resultará más fácil irse a su nueva camita si está arropado por sus personajes de la tele.

 

- Debe tener barandillas u otros sistemas de seguridad laterales para evitar que se caiga. E incluso si tomas esta precaución, es preferible que sea una cama baja, para que pueda subir y bajar solo y no se haga daño en el caso de que se caiga de ella.

 

- El colchón debe ser del mismo tamaño del somier para que no se le pueda quedar atrapada la mano o el pie; y no debe ser ni muy blando ni muy duro, para evitar dolores de espalda.

 

- Las esquinas preferiblemente redondeadas (piensa que tu niño pasará muchas horas jugando en su habitación, tirándose de la cama, botando en ella…). La seguridad es primordial.
 

- El cabecero de la cama, mejor si es liso y de un material acolchado, que amortigüe los golpes que pudiera darse. Si te gustan los cabeceros de barrotes, que estén lo suficientemente juntos como para que no pueda meter la cabeza entre ellos.
 

 

Orinal

 

Otro gran hito en torno a los 2 años es dejar los pañales, una tarea nada fácil para la que debes tener mucha paciencia y un buen orinal que te ayude a lograrlo.

 

- El tamaño es muy importante. Verás que hay de muchas dimensiones, compra uno que se adecue a tu pequeño, no todos los niños de 2 años están igual de altos y pesan lo mismo. Tiene que sentirse cómodo sentado en él. Si está muy encajado, le hará daño y en cuanto lleve un rato sentado querrá levantarse; y al revés, si le queda grande, se escurrirá y le dará miedo aposentarse en él.

 

- Si tiene colores llamativos o una forma divertida, le resultará más gracioso y fácil. Los hay con forma de animales, con dibujos de personajes de la tele…

 

- El material debe ser resistente (no compres uno de cerámica como los antiguos orinales de nuestros abuelos, no durará ni un asalto).

 

- Si compras un orinal de plástico, ten cuidado de que no sea un plástico tóxico o alergénico que pueda irritar su piel (piensa que hasta que logres que se acostumbre a usarlo, tu hijo se pasará largos ratos sentado en él).
 

 

Artículos de seguridad para la casa

 

Primero gateando y luego andando, tu bebé comienza a explorar la casa y por muy pendiente que estés de él, cualquier pequeño descuido puede acabar con sus dedos en un enchufe, cerca de la plancha encendida, tocando una maceta o acercándose a cualquier otro objeto o electrodoméstico potencialmente peligroso. Por eso es muy importante que tu casa sea 100% segura para bebés:

 

- Bloquea todos los enchufes de la casa con protege-enchufes, al estar a su altura, llamarán su atención y enseguida lanzará sus manitas hacia ellos.

 

- Si tu casa consta de varias plantas, debes instalar barreras de seguridad en las escaleras, tanto en las plantas de arriba como en la de abajo, y asegúrate de que los barrotes están lo suficientemente juntos como para que no le quepa ninguna parte de su cuerpo.

 

- Compra esquineras para los muebles que queden a su altura (mesas, mesillas, etc.).

 

- Cerrar y abrir puertas es otra gran pasión de los niños pequeños. Para las puertas de las habitaciones, recurre a sistemas de seguridad que limitan la velocidad del cierre y amortiguan el portazo; para las puertas de los armarios (sobre todo de aquellos que contengan artículos de limpieza e higiene que pueden ser peligrosos si los ingiere), compra bloqueadores para que no los pueda abrir. Aún así, los objetos punzantes y peligrosos deberás ponerlos fuera de su alcance.

 

- Compra seguros para los electrodomésticos (les encanta explorar la lavadora, el horno, la nevera…) e intenta dejar siempre cerrada la puerta del baño y comprar un bloqueo para la taza del váter, otro lugar donde les encanta ir a explorar y ver qué ocurre cuando tiras objetos dentro.
 

 

Cubertería

 

Los primeros cubiertos del niño son muy importantes ya que a partir de esta edad no solo va a usar la cuchara para tomar purés, debe empezar a usar el tenedor y a acostumbrarse a manejarlos él mismo:

 

- Compra cubiertos especiales para niños, son de un material más flexible y suave, con una forma ergonómica adaptada a sus manitas.

 

- Asegúrate de que cumplen todos los requisitos de seguridad y que llevan el marcado de la UE, para que no esté fabricado con bisfenol A, un plástico que ya no se permite por sus componentes tóxicos.

 

- Busca que estén decorados con estampados infantiles, alegres, coloridos, llamativos…

 

- Dejar el biberón y beber en un vaso es muy difícil para los niños, para la transición, compra tazas o vasos antiderrame, que cuentan con una tapa y dos asas que facilitan su uso.

Y si no sabes qué productos o marcas elegir, no dudes en pedir la Canastilla para el Bebé de TodoPapás, totalmente gratis, para ver cómo funcionan algunas muestras. 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×