Gafas de sol para niños

Gafas de sol para niños
comparte

¿Son necesarias las gafas de sol para niños? ¿Desde qué edad? ¿Qué gafas hay que comprar?

¿Los bebés y niños pequeños deben usar gafas de sol?


Sí, es fundamental cuidar los ojos de los niños desde pequeños de la exposición a los rayos de sol. Así nos lo explica Isaac Vargas, óptico de Alain Afflelou: “No es muy habitual que los padres se preocupen por proteger del sol los ojos de sus hijos, e incluso llama la atención ver a niños pequeños con gafas de sol. Sin embargo, ellos son los que están expuestos a un mayor riesgo ya que sus sistemas oculares están menos desarrollados y reciben más radiación solar que los adultos”.


Y es que la exposición continuada a los rayos solares puede causar daños como quemaduras en la córnea de los ojos (fotoqueratitis), lo que podría aumentar las posibilidades de padecer en el futuro cataratas y otros daños que podrían conducir a la ceguera total.


Y no hay que usar gafas de sol solo en verano o en los días de mucho sol, es recomendable todo el año ya que también en los días nublados los rayos UVA pueden traspasar las nubes y ser perjudiciales. No obstante, es a partir de la primavera cuando más necesarias se vuelven las gafas de sol, para niños y adultos.  Según los datos médicos, las patologías oculares aumentan un 20% en esta época del año, ya que la luminosidad y la exposición al sol son mayores y constituyen los principales factores que pueden dañar los ojos.

No te puedes perder ...

Cuida los ojos de tu bebé

Cuida los ojos de tu bebé

La vista es uno de los sentidos más importantes para una persona. Por eso, debes asegurarte de proteger adecuadamente los ojos de tu hijo, vigilando posibles anomalías visuales y ayudándole a desarrollar y potenciar su visión. El diagnóstico precoz es esencial, por lo que una revisión anual en el oftalmólogo es imperdonable


¿Desde qué edad hay que ponerles gafas de sol?


Según un estudio de hace unos años de Transitions Optical, sólo el 2% de la población infantil usa gafas de sol para protegerse de los rayos UV, cuando los niños deberían usarlas desde los 12 meses más o menos (antes van metidos en su carrito y su exposición al sol es muy pequeña).


Asimismo, los niños con ojos claros deben tener un cuidado especial ya que presentan una mayor sensibilidad a la luz. Sus ojos están más expuestos a los agentes adversos, debido a que el “diafragma de la cámara fotográfica” no cumple totalmente la función de freno a la entrada de luz y provoca esa molestia.


A la mayoría de niños les gusta llevarlas, pero si tu hijo se las quita sin parar, nada mejor que ver cómo tú las llevas puestas para que te imite. Además, se recomienda comprar gafas especiales para niños que son más cómodas.


Y, si no hay manera, cúbrele la cabeza con un gorro y evita la exposición en las horas centrales del día, las más dañinas ya que los rayos del sol inciden más en La Tierra.


¿Cómo elegir las gafas correctas?


1.- Las gafas de sol deben estar homologadas y comprarse en un establecimiento específico para ello, no en cualquier tienda, preferiblemente una óptica. Las gafas malas pueden causar daños a los ojos, mareos, dolores de cabeza, etc.


2.- Asegúrate de que llevan el marcado CE (Conformidad Europea) como estándar mínimo de calidad que garantiza que han superado una serie de pruebas de laboratorio, como la capacidad de filtrar la luz visible y los rayos ultravioletas.


3.- Han de indicar el número de categoría de filtro:

- 4 es el que más protege y se recomeinda para los deportes de montaña y acuáticos.

- 3  es el más habitual y el indicado para la playa o la montaña.

- 2  se utiliza también para hacer deporte.

- 1  para días nublados.

- 0  se usa en condiciones de poca luz o en interiores en los que la claridad es molesta.


 4.- También hay que tener en cuenta el color de la lente. Ya que cada color está indicado para una situación diferente.


5- Las lentes fotocrómicas, que cambian de claros a oscuros en presencia de la luz ultravioleta, brindan una ventaja en la salud visual ya que proporcionan 100% de protección de los dañinos rayos y resplandor UV, y lo hacen de manera automática, lo cual elimina la necesidad de que los niños deban hacerse cargo de dos pares de anteojos (unos para uso regular y otros para el sol).

Foto: Creado por Asierromero - Freepik.com


Te puede interesar:
El cálculo de la estatura final de una persona puede hacerse de manera orientativa teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de pruebas médicas que incluyen radiografías, análisis hormonales, etc.


Fuente:

Isaac Vargas, óptico de Alain Afflelou. VISSUM Corporación Oftalmológica

 

Fecha de actualización: 14-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>