Evolución del sueño infantil

Evolución del sueño infantil
comparte

¿Cómo cambia el sueño de los niños desde que nacen hasta la adolescencia? Conociendo las horas de sueño y sus etapas será más fácil que te adaptes a sus horarios.

De 0 a 3 meses


Los recién nacidos duermen hasta 20 horas al día. El porcentaje de sueño REM es mayor que en el adulto y pasa del estado de vigilia al REM, sin pasar por los estadios de sueño No REM.


En estos primeros meses duerme unos 5 o 6 periodos al día de 3 o 4 horas cada uno. Obviamente, esto dependerá de si es más o menos dormilón o tragón, pero son unas pautas bastante generalizadas.


Son caóticos, lo que significa que duermen cuando quieren, aún no tienen unos horarios establecidos. Aun así, suelen dormir más tiempo seguido de noche y hacer siestas más cortas de día.


De 3 a 6 meses


El sueño se vuelve más predecible y ya sigue unos horarios. Duerme unas 15 horas, 10 de noche y las otras 5 repartidas en varias siestas diurnas. Sus horarios son más o menos despertarse entre las 6 y las 8, acostarse entre las 8 y las 9 y dormir una siesta por la mañana y dos por la tarde. Por la noche ya pueden dormir entre 7 y 8 horas seguidas.


Distinguen el día de la noche y ya no se duermen en fase REM, pasan por la fase NoREM. El sueño del principio es más ligero y por eso pueden despertarse al pasar del sueño ligero al profundo.

No te puedes perder ...

Tres de cada diez niños menores de 5 años tiene problemas de sueño

Tres de cada diez niños menores de 5 años tiene problemas de sueño

El sueño en los niños y adolescentes es un proceso complejo en el que intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales. Además, influyen elementos de vulnerabilidad en la vida cotidiana: estimulación luminosa artificial, obstáculos para el contacto y apego con los padres, y horarios sociales, principalmente escolares, que entran en colisión con sus necesidades biológicas. 


Gradualmente van adquiriendo las otras dos fases de sueño hasta tener las 4 fases de sueño que tienen los adultos.


De 6 a 9 meses


Es una etapa de gran desarrollo. El niño comprende que la gente y los objetos que no ve siguen existiendo aunque no estén en su presencia.


El sueño total está entre 13 y 15 horas. Duerme más horas seguidas por la noche, puede llegar a dormir 10 u 11 horas del tirón, pero duerme menos de día.


Es común, sobre todo en torno al octavo mes, volver a oír llantos por la noche. Son llantos de angustia porque, al despertarse tras un sueño, se encuentra solo. Bastará con veros para que se calme y se vuelva a dormir.


De 9 a 12 meses


Se reducen las siestas diarias, suele dormir una por la mañana y otra después de comer.


De 1 a 3 años


El sueño ya tiene todas sus fases, solo necesita que su cerebro madure para dormir igual que los adultos.


Duermen menos horas, en torno a 11 o 12, y con una sola siesta después de comer. Esta siesta será más o menos larga según lo dormilón que sea el pequeño.


Aparecen las pesadillas y los terrores nocturnos.


Aunque pueden dormir toda la noche del tirón, es habitual que se despierten y busquen a sus padres si tienen sed, les duele algo o, simplemente, tienen miedo. 


De 3 a 5 años


El sueño ya es igual que el de los adultos. Además, los niños son perfectamente capaces de dormirse solos.


A menos que les pase algo, duermen toda la noche del tirón, excepto aquellos niños que sufren terrores nocturnos o episodios de sonambulismo, algo muy habitual a esta edad que suele desparecer solo con el tiempo.


La mayoría ha empezado el colegio y sus nuevos horarios no les permiten dormir siesta después de comer más que los fines de semana, aunque al no estar ya acostumbrados es raro que lo hagan.


Duermen unas 11 o 12 horas por la noche.


De 6 a 10 años


A esta edad deberían dormir entre 10 y 11 horas, peros los estudios muestran que la mayoría de estos niños duerme menos horas de las que deberían: se quedan hasta tarde viendo la tele, jugando a la consola… Aunque cueste, hay que conseguir que se vayan a la cama a una hora prudencial para que estén descansados por la mañana y rindan mejor en el colegio.


Además, existen hasta un 20% de niños que presenta diferentes problemas de sueño que, en muchos casos, tiene que ser tratados por un especialista.


El sueño en la adolescencia


En esta etapa de la vida se produce una disminución del sueño de ondas lentas (estadios 3 y 4 del NoREM).


A esta edad hay que dormir unas 9 horas, lo cual pocos adolescentes hacen ya que suelen acostarse muy tarde.


Foto: freedigitalphotos.net


Te puede interesar:
La detección de altas capacidades en niños es importante que se haga lo antes posible ya que de esta manera se podrán tomar las medidas precisas para que puedan alcanzar todo su potencial.


Fuentes:

AEP EnFamilia, "Fases del sueño", https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/fases-sueno

Instituto del Sueño, "Los ciclos del sueño", https://www.iis.es/los-ciclos-del-sueno-soniaesquinas-clinica-salud-instituto-del-sueno/

Fecha de actualización: 05-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>