El postparto, cuidados en casa

El postparto, cuidados en casa
comparte

La excitación del parto ya ha pasado. Acabas de dar a luz y en la maternidad te han explicado y dado varios consejos para esos primeros días con tu pequeño.

Pero es el momento de llegar a casa... ¡Por fin solos con el bebé! ¿Por fin solos? ¡¿Con el bebé?! Criar a un hijo, especialmente si es el primero, es todo un reto y la experiencia, aunque maravillosa, también asusta.

Lo más recomendable es estar acompañada durante la primera semana después de dar a luz. Aunque esto no siempre es posible, y en muchos casos, ni siquiera la compañía de tu pareja o un familiar podrá evitar que te sientas agobiada o insegura. Tal vez lo más difícil de convertirse en padres sea ajustarse al nuevo estilo de vida que comienza en el momento que sales del paritorio. Ya no estás bajo los cuidados del personal sanitario, sino en casa tú y tu bebé.

 

Es frecuente y normal tener mil dudas (ocurre hasta en madres expertas), siempre hay algo que olvidaste preguntar en el hospital, algo que no te explicaron o consejos que no has sido capaz de recordar. Además, con el tiempo, las recomendaciones van cambiando, incluso de un hijo a otro.

 

En nuestro país, tradicionalmente ha sido la familia y en especial la madre y la suegra de la reciente mamá, las que asumían las tareas de ayuda y consejo durante el posparto. Este apoyo y consejo está basado, en la mayoría de los casos, en la experiencia personal de las abuelas, si bien éstos pueden cambiar dependiendo del caso. Y es que a pesar del importante e irremplazable papel de la familia durante el posparto, a menudo esto da lugar a consejos contradictorios que pueden llevar a la madre a una situación de inseguridad y nerviosismo.

 

Tras el nacimiento de la primera hija de Rutger, el primer embarazo de su mujer, buscaba, como haría cualquier padre, asegurar el máximo apoyo y tranquilidad. Sabía que le esperaba un periodo muy bonito, pero también era consciente de las dificultades que esta etapa traía consigo.

 

En Holanda, su país de origen, desde hace décadas se ofrece asistencia a domicilio a todas las madres. Es un servicio muy desarrollado, cubierto por la Sanidad, y que es considerado indispensable por todas las madres. De hecho en otros muchos países se pueden encontrar servicios similares tanto de forma privada (EE UU o Reino Unido) como incluidos dentro del sistema sanitario (Francia), en los que es normal la visita diaria de una enfermera durante la primera semana después del parto. “Me sorprendió, cuenta Rutger, que en España no existiera un servicio de estas características, una atención posparto a domicilio a disposición de las madres para promover al máximo el disfrute de estos fantásticos días. Aunque existen muchas formas de ayuda y servicios diferentes para mujeres embarazadas y madres recientes y sus bebés, justamente para el posparto inmediato, uno de los periodos más intensos y delicados, hay una laguna en las ayudas para muchas mujeres”. Este argumento le llevó a crear y desarrollar Maternitas, una joven empresa madrileña que ofrece un servicio de atención a domicilio dedicado a ayudar a las madres de recién nacidos y a su familia durante los primeros días tras el parto.

 

¿Cómo se lleva a cabo esta ayuda?

 

La ayuda se ofrece mediante visitas diarias realizadas por una matrona o enfermera del equipo de Maternitas, todas con experiencia en Neonatología y Obstetricia, que se ocupan de controlar el estado de la madre y de su bebé, de dar ayuda, solucionar dudas y aconsejar a la madre. La formación de estas enfermeras permite detectar y solucionar de forma temprana los problemas que suelen surgir.

 

Un día con Maternitas…

 

Almudena es matrona y acude todos los días a casa de Gloria a la hora acordada, en esta ocasión la visita es por la tarde. Gloria acaba de ser madre primeriza y por motivos laborales no puede contar con la ayuda de su pareja. Su familia no vive en Madrid por lo que tampoco puede recurrir a los “sabios consejos” de su madre. Por esta razón sus amigas tuvieron la original y práctica idea de regalarle los servicios de Maternitas. Tras dar a luz, a la vuelta del hospital, Gloria ha podido contar con la inestimable atención y consejo profesional de Maternitas y de esta forma puede reservar para su familia política y sus amigos, que sí viven en la ciudad, el apoyo afectivo que ahora necesitan tanto ella como su pequeño Marcos. Y así sus abuelos pueden disfrutar de su nieto con la tranquilidad de saber que tanto su madre como el bebé están bajo el amparo profesional de una matrona o enfermera.

 

En casa de Gloria, Almudena se preocupa por las novedades y cambios ocurridos el día anterior y aclara todas las dudas -que no son pocas- que le han ido surgiendo a Gloria. Después revisará el estado de salud de la madre y del bebé. Hoy Gloria necesita dormir, así que, mientras, la matrona se encarga de las demandas de Marcos. Cuando su mamá se despierta toca darle de comer. Gloria ha tenido algunos inconvenientes con la lactancia, es la primera vez que lo hace y su inexperiencia es evidente, por lo que la ayuda y los consejos de Almudena le están resultando especialmente útiles. Marcos ya ha aprendido a engancharse correctamente al pecho y come perfectamente. Ahora es el momento del baño. Las instrucciones aprendidas hacen que Gloria pierda el miedo a lavar a su pequeñín. Ya sabe además cómo mantener la higiene del ombligo y cómo vestirle adecuadamente.

 

Durante las 3 horas que ha estado con Almudena, Gloria y su bebé han estado bien atendidos. Y así ocurrirá al menos durante ocho días (sin incluir los fines de semana). El periodo mínimo en el que la reciente mamá requiere la máxima ayuda, consejos, pautas y apoyo anímico y sentirse lo suficientemente  recuperada y autónoma para afrontar su nueva vida con energía.

 

Maternitas

 

Rutger Diederix detalla en qué consisten los servicios de asistencia posparto no médica de Maternitas: “Nuestra atención se enfoca en dar descanso, apoyo, instrucción e información a la madre, su pareja y a su bebé y en dar la seguridad de que todo va bien. Seguimos el progreso de la salud de la madre y el bebé diariamente, previniendo y reconociendo cualquier problema de la madre o de su bebé de forma inmediata. En el caso de que surja cualquier anomalía que necesite atención médica, nos encargamos de contactar con la instancia sanitaria correspondiente.

 

Precisamente, nuestro objetivo es crear un entorno de tranquilidad y armonía, para facilitar la recuperación psicológica y física de la madre y para lograr la integración del hijo dentro de la familia. De esta manera promovemos el máximo disfrute de estos primeros difíciles pero maravillosos días. Nuestro objetivo final es el de conseguir que la madre recupere su bienestar y autonomía con la mayor brevedad”.

 

Maternitas combina servicios que se ofrecen de forma estandarizada y servicios adaptados a las necesidades y deseos de la madre. Los servicios estándar incluyen la atención diaria y el seguimiento de la condición física de la mujer (recuperación del útero, estado del pecho, temperatura, señales de infección u otras complicaciones) y la atención diaria y el seguimiento del progreso del bebé (temperatura, peso, balance hídrico, alerta, cicatrización del cordón umbilical). También se asegurará del buen estado de la habitación de la madre y bebé. Además, Maternitas adaptará sus servicios al caso particular, ayudando a las madres primerizas con la lactancia y el baño del bebé, aconsejando y apoyando en el caso de inseguridad o de la existencia de “baby blues”, ayudando a la madre con su higiene, dándole tiempo para descansar, aclarando las dudas que aparezcan y gestionando las visitas. Y siempre con un enfoque de máximo respeto y discreción. Además, añade Rutger, “procuramos que la matrona o enfermera que acude al hogar sea siempre la misma. Una de las principales características de Maternitas es que su servicio está personalizado en cada caso en concreto y está siempre desarrollado por una profesional experta en estos primeros días en casa con su bebé”.

 

Las visitas a domicilio se realizan diariamente en periodos de 3 horas por la mañana o por la tarde según la preferencia del cliente, durante semana y media desde la llegada a casa tras el parto. Este es el paquete básico, pero se puede ampliar a petición del cliente.

 

Si quieres contactar…

 

Se puede contactar desde el momento en el que el embarazo es conocido y también después del alumbramiento, pero el mejor momento es en el séptimo mes de gestación, cuando ya se sabe mucho sobre el embarazo y sobre cómo se espera que se desarrolle el parto.

 

De esta forma se puede evaluar cada situación particular y posibles deseos o necesidades especiales, preparando así de la mejor manera el periodo posparto.

No te puedes perder ...

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Hay padres que se encuentran con niños de 8, 9, 10, 11 años en adelante que no quieren ayudar en casa, que cuando se les demanda hacer tareas domésticas simplemente no quieren porque no creen que les corresponda hacerlo. Esto es a causa de la comodidad, son niños que no sienten la necesidad de colaborar en las tareas de casa porque desde muy pequeños se les ha hecho todo por ellos.

 

Más información

91 436 73 74

www.maternitas.es

info@maternitas.es


Redacción: Maternitas

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>