¿Cuándo puede salir el bebé recién nacido de paseo?

¿Cuándo puede salir el bebé recién nacido de paseo?
comparte

Al cabo de 5 o 7 días, se puede pasear al bebé. Aunque sean cortos periodos de tiempo.

Los primeros paseos son muy beneficiosos tanto para la reciente mamá como para el bebé. Recuperar poco a poco la actividad ayuda a reponerse del embarazo y del parto, y al recién nacido le resultara muy útil para su desarrollo físico y mental. Además de estimular sus sentidos, relajarle para conciliar el sueño y favorecer su desarrollo cognitivo, disfrutar del sol y del aire libre le aportará la vitamina D, tan necesaria en edades tempranas.

 

La vitamina D es fundamental para el funcionamiento del organismo, pues  ayuda a absorber el calcio, el mineral encargado de la formación de huesos.  De ahí que garantizar el aporte de esta vitamina sea tan importante durante la infancia. Existen muy pocos alimentos que contengan vitamina D, pero en cambio el cuerpo es capaz de producirla al exponer la piel al sol. Por ello es más sencillo obtenerla mediante la luz solar que por la alimentación.

 

Bastan 5 minutos al sol (o 20 si el bebé está completamente vestido) para que pueda producir la vitamina D necesaria.

 

Pasados los primeros días, siempre en un medio de transporte adecuado y acondicionado al clima, podrás salir con tu bebé a pasear. Sin duda os hará sentir muy bien a los dos. El tiempo y el momento del paseo  dependerá de la temperatura y sobre todo, de cómo se sientan los padres, especialmente la mamá.

 

Hay algunos que prefieren salir por la mañana y otros por la tarde, dependiendo de las circunstancias individuales de cada uno. Se puede empezar con 10 o 15 minutos por lugares cercanos a casa e ir aumentando el tiempo con los días.

 

Obviamente debe desistirse si las condiciones meteorológicas no acompañan (llueve, nieva, hace mucho calor, etc.). Dar una vuelta con tu bebé debe servir para que ambos os sintáis mejor, si no va a ser así, mejor quedaos en casa. No es obligatorio salir a diario.

 

Consejos para pasear por primera vez con el bebé

 

Antes de salir a la calle, revisa que tienes todo lo necesario para atender a tu bebé fuera de casa: pañales, alimento, ropa de cambio, toallitas, sombrilla, chupete, mantita, burbuja para la lluvia...

 

Asegúrate de saber utilizar perfectamente la sillita o el coche de paseo. Parece obvio pero a veces las prisas, la inexperiencia o los nervios nos hacen olvidarnos de este detalle. E intentar por primera vez plegar, girar o frenar la silla con el niño llorando en brazos puede convertir una agradable salida en una auténtica pesadilla.

 

Igualmente es conveniente salir a pasear tras haberle dado de comer y cambiado el pañal.

 

Elige el momento del día en que la temperatura sea más agradable. Evita las horas de máximo calor. En invierno es preferible hacerlo a mediodía o a primeras horas de la tarde y en verano por la mañana o al final del día.

 

En épocas de calor opta por las zonas más frescas, con árboles o sombras donde resguardaros de los rayos directos del sol.

 

Viste al bebé de acuerdo a la temperatura. Es primordial que el niño no pase frío o calor en exceso. En verano probablemente no tengas que ponerle nada, pero en invierno necesitará al menos una prenda de abrigo sobre la ropa, además de un saquito o mantita. Si tienes dudas, vístele por capas y lleva ropa adicional por si el tiempo cambia. 

 

Aprovecha recados pendientes, reuniones con amigos o pequeñas compras para dar una vuelta con tu pequeño. Calcula antes el tiempo que invertirás para prever las tomas. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

Enviar
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.