×
  • Buscar
Publicidad

¿Con cuántos meses un bebé se sienta?

¿Con cuántos meses un bebé se sienta?

Durante los primeros meses de vida, la posición en la que se encuentra el bebé la mayor parte del tiempo es estar acostado sobre su espalda mirando al techo. La capacidad del bebé de sentarse por sí solo es la mejor señal de que los músculos de su cuello y columna vertebral han cobrado más fuerza como para sostener su cuerpo y levantar su cabeza.

Publicidad

Con la ayuda de una mano adulta, el bebé intenta sentarse, aunque se cae enseguida. Los músculos del bebé se desarrollan despacio, así que los padres deben ser pacientes. En poco tiempo, el bebé habrá cruzado ese umbral y se sentará sin ayuda. Al sentarse, el bebé obtiene una nueva perspectiva de su entorno. 

 

¿A qué edad se sienta el bebé?

 

Alrededor de los tres meses de vida es cuando el bebé experimenta estar sentado y hace todo lo posible para que lo coloquen en esa postura. Al final tiene la fuerza necesaria para levantarse, será capaz de permanecer sentado durante unos minutos sin recostar la espalda, pero necesitará estirar los brazos hacia adelante para apoyarse en las manos. En esta posición incluso girará la cintura a ambos lados para tomar cualquier juguete que le llame la atención, sin perder el equilibrio. Aun así, es importante colocar una almohada grande detrás de él, para evitar que en caso de que se caiga, se dé un golpe en la parte posterior de la cabeza.

 

No te puedes perder ...

Qué hacer si tu bebé no deja de llorar en un avión

Qué hacer si tu bebé no deja de llorar en un avión

Una de las cosas que más teme una persona al viajar en avión es pasarse todo el trayecto escuchando llorar a un bebé. Y, lamentablemente, también es uno de los mayores temores de un padre cuando se decide a viajar en avión con su bebé. ¿Qué hacer en estos casos?

Y tambien:

Entre los cuatro y siete meses casi todos los bebés intentan sentarse por sí solos, sin ayuda de nadie. Los músculos del cuello, espalda y piernas ya están desarrollados y el bebé puede levantarse y mantenerse en esa postura.  Y además de disfrutar de la vista que tiene con esa postura, el bebé puede utilizar sus brazos y sus manos con total libertad, puede alcanzar objetos y examinar sus juguetes, descubriendo un mundo nuevo.

 

¿Cómo ayudar al bebé a sentarse?

 

Elevar la cabeza y el pecho del bebé lo ayudan a fortalecer los músculos del cuello y a desarrollar el control necesario en la cabeza para estar sentado. Es recomendable ayudarlo animándolo a que juegue boca abajo en el piso y llamándolo para que mire hacia arriba, y también se le puede mostrar un espejo ya que cuando está en esa posición le llamará la atención verse a través de él y levantará su cabeza.

 

Una vez que el bebé se sienta cómodo y seguro estando sentado, se pueden colocar juguetes y otros objetos cerca de él, aunque fuera de su alcance, en los que pueda concentrar su atención mientras aprende a mantener el equilibrio con la ayuda de sus brazos. 

 

Otra forma de estimularlo es sentar al bebé mirando hacia el padre o la madre, y hacer con él juegos tradicionales como “aserrín, aserrán”. De esta manera se fortalecerá su columna y la musculatura de su espalda, cuello y brazos.


Como siempre, y especialmente mientras aprende a sentarse, se recomienda estar cerca del bebé ya que puede caerse y sufrir algún golpe.

 

Beneficios de esta postura

 

Aprender a sentarse es un gran avance para el desarrollo físico e intelectual del bebé. Y es que los beneficios de esta postura son muchos:  

 

-Fortalecer los músculos de la espalda, lo que le evitará molestias y posibles problemas cuando comience a caminar.  

-Le proporcionará mayor autonomía para tomar y manipular los juguetes y los objetos que le interesan.  

-Obtendrá una perspectiva distinta de su ambiente exponiéndole a estímulos nuevos, lo que fomenta su inteligencia y sus ganas de conocer todo y despierta aún más sus sentidos.

-Aprender a sentarse es el paso previo para poder gatear, un ejercicio importantísimo en el desarrollo del pequeño que le prepara para caminar mejor después.  


Fecha de actualización: 06-08-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.