×
  • Buscar
Publicidad

Mi bebé no quiere comer sólidos

Mi bebé no quiere comer sólidos

Con un año la mayoría de los niños han pasado ya a la alimentación sólida, algunos con bastante rapidez. Es probable que acepten casi cualquier cosa que se les ofrezca y se divertirán descubriendo texturas y sabores nuevos. Otros, sin embargo, no llevan tan bien esta transición.

Publicidad

Lo cierto es que son pocos los niños que comen como sus padres desearían, convirtiendo las comidas en momentos de ansiedad y desesperación. Sin embargo, es fácil malinterpretar la reacción de un niño ante la comida. Lo que, desde el punto de vista de un adulto, puede significar desobediencia, rebeldía, mal comportamiento, llamadas de atención o un simple capricho, en realidad su falta de apetito puede tener otro origen: está aburrido, la comida no está a la temperatura adecuada, ha picado algo antes, la ración es demasiado grande…

Descartados estos factores u otros de índole patológica, la más común de las causas por las que un niño se niega a comer sólidos es la falta de costumbre. Posiblemente haya aceptado muy bien la comida en purés, los nuevos sabores de las frutas y verduras, pero se niegue a probar un trozo de carne, manzana o patata. Nutricionalmente no hay nada malo en que un bebé coma exclusivamente purés, pero tarde o temprano tendrá que comer como un adulto. Alrededor de los 12 meses tu hijo deberá empezar a reemplazar la leche por las comidas sólidas como parte principal de su dieta. ¿No es tu caso? Prueba con estos consejos:

 

- La clave para el destete consiste en hacer las cosas despacio. Aprender a manejar sólidos y habituarse a nuevos sabores y texturas puede llevar tiempo. Y aunque algunos lo pidan desde el primer día, su sistema digestivo necesita un tiempo para adaptarse, así que la primera toma de contacto debe ser en raciones muy pequeñas.

- Olvídate de darle purés, de triturar toda la comida. Ofrécele el mismo alimento que coméis vosotros, pero en pequeños trocitos. Déjale que juegue con la comida (olvídate también de tener la cocina como una patena durante esta época).

 

- Si todavía lo rechaza, hazle las papillas gradualmente más gruesas. Al final deberías ser capaz de simplemente machacar la comida en lugar de usar la batidora o la licuadora.

- Uno de los alimentos más sencillos de introducir para probar texturas nuevas es el plátano. Es fácil de triturar con un tenedor y a la mayoría de los bebés les encanta su sabor. Una vez que acepte este cambio prueba a hacer lo mismo con otros alimentos en lugar de hacerlos puré.

- Introduce alimentos para comer con los dedos, como arroz, cereales, guisantes, pan tostado, etc. A pesar de la textura es fácil que les resulte más atractivo que encontrárselo en el puré.

- Si coge granos de arroz, un trocito de pollo, una migaja de pan y se la lleva a la boca… va por buen camino. No le alimentará, desde luego, pero es un buen comienzo. Está aprendiendo a coger la comida, a tragar, a masticar, aun sin dientes. Si se lleva a la boca un grano de maíz, aunque sea uno solo y tras masticarlo lo escupe, prueba de nuevo los días siguientes, seguro que acabará tragándolo, y otro día cogerá dos, y más tarde se acabará una pequeña ración de comida.

- Amplía poco a poco la variedad de alimentos para comer con las manos: pasta, trocitos de queso, de carne, de pescado, de fruta, de verdura cocida, etc. Si no le gusta algo prueba con uno totalmente diferente. Pero hazlo siempre de uno en uno.

Y ante todo… paciencia y tranquilidad. Hazte a la idea de que necesitarás 15 o 20 intentos antes de que tu bebé acepte una nueva textura.

 

No te puedes perder ...

¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?

¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?

Es totalmente normal que los bebés presenten mocos y flemas durante sus primeros meses de vida. Esta es la razón por la que se les dice mocosos, así que no te preocupes por si tu bebé se encuentra resfriado, puesto que no lo está. Realmente las flemas sirven para proteger a tu pequeño, son un mecanismo de defensa para su organismo, que empieza a fortalecerse ante los virus. 

Y tambien:

 


Fuente: González, Carlos (2012), Mi niño no me come, Ed. Temas de hoy.

Fecha de actualización: 09-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.