×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad se quita el biberón nocturno?

¿A qué edad se quita el biberón nocturno?

La tarea de quitar el biberón a los niños es algo a lo que se enfrentan los padres normalmente con mucha dificultad, y más si hablamos de retirar el biberón nocturno. Esto puede parecer una misión imposible al principio, pero lo cierto es que con paciencia y algo de perseverancia se puede conseguir.

Publicidad

¿Cuándo es el momento de quitarle el biberón nocturno?

 

Después de abandonar la lactancia materna, llega el momento de empezar con el biberón. Este pronto se convierte en algo indispensable en la vida de los niños, usándolo no solo para tomar leche, si no para tomar zumos, agua, etc.

 

El problema viene cuando llega el año, después de cumplir el año los expertos aconsejan separar al niño del biberón. Esto se debe a cuestiones de salud y de desarrollo. Esto debe realizarse entre el año y los dos años, pero no se debería extender más.

 

A partir de los dos años es cuando se convierte en un elemento muy perjudicial, sobre todo para los dientes. El biberón puede causar tantos problemas en los dientes como los chupetes. No pasa nada porque le des alimento a tu bebé antes de dormirse, pero en vez de en un biberón, la mejor opción es pasarse al vaso o a la taza.

 

A pesar de que estas sean las recomendaciones para quitarle el biberón a los niños, los expertos recomiendan retirar el biberón nocturno tras los primeros 4 meses de vida del pequeño para que no se llegue a convertir en una necesidad a la hora de dormirse.

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

Las mantitas de sueño, los peluches o los doudou (dúdú), son un recurso que se utiliza frecuentemente en los niños para ayudarles a dormir, por eso también se les puede llamar “mantitas o trapitos de apego”, “mantitas de seguridad” o “juguetes de apego”, entre otras variedades. El bebé siente seguridad cuando tiene esta mantita porque le recuerda a casa, a lo seguro, a sus padres, a su vida feliz y a que le cuidan y le protegen.

Y tambien:

 

¿Qué pasos sigo para que mi bebé deje el biberón nocturno?

 

-Espacia los intervalos de tomas, que cada vez sean más largos. Incluso puedes llegar a saltártelos si no ves a tu bebé con ansiedad y hambre. Esto puede ser un proceso largo. ¡Paciencia!

-Vete eliminando las tomas. Si tu bebé se levanta llorando por las noches y sólo se calma con la leche, prueba a darle un biberón con menos cantidad de la que le das siempre.

-Ofrécele buena cantidad de comida durante el día. Cuantos más hábitos alimenticios coja y más tipos de alimentos coma, menos le pedirá el estómago el biberón nocturno.

-Realiza la última comida antes de dormir y evita darle el biberón hasta que se quede dormido o darle otro después de haberse quedado dormido.

-Si has eliminado el biberón nocturno y sigue llorando por las noches, vete a la habitación. Es importante que le atiendas en esta situación ya que para él va a ser muy difícil conciliar el sueño.

-Si con esto no ha funcionado puedes hacerle “trampa” con el biberón. La primera noche puedes hacerle el biberón con poca leche y al día siguiente se lo haces, pero con menos cantidad de agua, así hasta que el propio niño no lo vea necesario y sea él el que decida dejar de tomar el biberón nocturno.

-Para que el bebé se pase al vaso lo mejor es ofrecerle en el vaso bebidas “más interesantes” que en el biberón. Así se puede hacer que el objeto (biberón o vaso) no importe, sino que lo haga la comida que viene dentro.

 

Quiero quitarle el biberón nocturno, pero siempre se despierta llorando

 

Si tu bebé se despierta llorando por las noches, puede que hayas optado por la solución fácil, darle un biberón lleno de leche para que se vuelva a dormir. Esto puede parecer una costumbre inofensiva, pero a la larga esto le puede crear problemas a tu bebé. Estás creándole un hábito, una costumbre, sin la que el pequeño no va a ser capaz de conciliar el sueño. Además, a estas edades los niños no necesitan una sobrealimentación.

 

Esto lo puedes utilizar también como recurso cuando estáis cansados para que el bebé se vuelva a dormir. Esto es un círculo vicioso ya que el bebé aprende a calmarse con la comida, se puede llegar a que necesite más biberones durante la noche.

 

¿Cómo hago que mi bebé deje de depender del biberón nocturno?

 

Lo mejor es pasar esa toma a un momento anterior, un tiempo antes de que se tenga que ir a dormir. Por ejemplo, puedes pasar el momento biberón a cuando le estés contando un cuento o cantando una nana, así no dependerá de el para dormir. Después de cantarle la nana o contarle el cuento tendrás que acostar a tu niño, pero debes acostarlo aún despierto para que se duerma solo y sin ayuda del biberón.

 

Lo que no se debe hacer es darle el biberón hasta que se quede dormido o dejarle el biberón en la cuna para que lo retome si se despierta después de haberse dormido. Debe aprender a volverse a dormir sin ayuda de nada, si no tus próximos meses puede que no sean tan fáciles para ti.

 

Mi bebé por el día no come, pero ¿y si le quito el biberón nocturno? ¿puede ser un problema?

 

Si tu bebé durante el día no come puede ser que le estés sobrealimentando por las noches. Prueba a retirarle el biberón nocturno, aunque la primera (y las siguientes) puede que llore, el hambre hará que por el día coma. Puedes sorprenderte de la rapidez de los resultados ya que con “aguantar” los lloros de tu bebé un par de días, empiece a probar multitud de cosas nuevas y a comer con muchas más ganas, aunque probablemente el llanto nocturno durará un poco más.

 

¿Qué debe preocuparme del uso del biberón nocturno?

 

-Es dañino para los dientes y la boca del bebé. Después de los dos años de vida del niño resulta tan dañino como el chupete. Esto puede causar problemas de caries, mordida abierta y mordida cruzada o problemas linguales. Los dentistas infantiles recalcan que no se debe usar el biberón desde la salida del primer diente de leche con otro líquido que no sea agua.

-Crea un efecto de dependencia en el niño. Este efecto de dependencia se puede desarrollar con muchas cosas como el chupete, la presencia o contacto con la madre.

-Puede hacer que el niño no tenga tanta hambre durante el día y su dieta se base en la alimentación nocturna.

-Hacen que tanto el bebé como los padres os acostéis más tarde y que tengáis menos calidad de sueño. Tienes que estar continuamente pendientes de darle el biberón al niño. Además, el biberón nocturno conlleva a más tiempo echando gases, más tiempo cambiando los pañales, etc.

 


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora de tomas del biberón del bebé que arroja como resultado una recomendación de cuánta leche debería tomar un bebé según su edad. Se trata sólo de una recomendación ya que los últimos estudios científicos sugieren que los bebés se alimenten a demanda.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.