×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad puede comer un bebé zanahoria?

¿A qué edad puede comer un bebé zanahoria?

Los seis meses de vida del bebé constituyen en realidad la etapa de transición entre la lactancia materna y la alimentación sólida, pero ¿pueden los bebés ya a esta edad comer zanahoria?

Publicidad

Índice

Al hablar de la introducción de los primeros alimentos en la nutrición del bebé tras meses de leche materna se suele hablar siempre de verduras, aunque sería mucho más exacto hablar de hortalizas, que es un término bastante más general porque, además, las hortalizas son un conjunto de plantas cultivadas generalmente en huertas que se consumen como alimento. Además, el término hortaliza incluye tanto a las verduras como a las legumbres verdes o tiernas, como las habas, las judías y los guisantes. Las verduras, de hecho, son hortalizas cuya parte comestible son los órganos verdes de la planta y que forman parte de nuestra alimentación.

Las hortalizas, asimismo, incluyen una gran diversidad de alimentos y tanto de las verduras como de las hortalizas vamos a poder consumir distintas partes como las partes en el caso de la espinaca, las raíces en el caso de la zanahoria, los bulbos en el caso de la cebolla, los tallos en el caso del puerro, los frutos en el caso del calabacín, los tubérculos en el caso de la patata o incluso las flores en el caso, por ejemplo, de la coliflor. Todos estos alimentos, además, cumplen con unas características nutricionales distintas, pero hoy en concreto hablaremos de la zanahoria.
 

¿Por qué está compuesta la zanahoria y cuándo debemos comenzar a introducirla?

No te puedes perder ...

¿A qué edad puede comer un bebé aguacate?

¿A qué edad puede comer un bebé aguacate?

El aguacate se ha ganado un hueco en la gastronomía de casi todo el mundo. Tiene numerosos beneficios tanto para bebés como para adultos, pero ¿cuándo un bebé puede empezar a comer aguacate?

Y tambien:

La zanahoria está compuesta por varias hierbas y algunos arbustos también y suele comenzar a introducirse alrededor de los seis o siete meses en la alimentación del bebé, aunque es cierto que hay algunos pediatras que recomiendan esperar debido a la acumulación de nitratos, aunque actualmente, según la Asociación Española de Pediatría, no hay un orden o una edad específica para comenzar a introducirla. No obstante, lo ideal sería empezar ofreciendo poca cantidad y siempre de forma gradual.

En cuanto a las alergias, no hay problema con esta hortaliza ya que no suele causar este problema.
 

¿Hay manera de evitar los nitratos?

Sí, para evitar los nitratos lo mejor que uno puede hacer es cocer la zanahoria aparte del resto de verduras y descartar el agua de cocción o bien cocinarlas al vapor. Y eso sí, jamás deberá ofrecerse esta cruda antes de los tres años por el riesgo que existe de atragantamiento, mucho más frecuente de lo que creemos.

Las muertes por atragantamiento son una causa importante de mortalidad infantil y la mayoría de los episodios de asfixia se producen, además, en niños menores de tres años que es el grupo de mayor riesgo. ¿Por qué? Pues bien, lo cierto es que al tener vías aéreas con un diámetro pequeño unido a una dentición incompleta mastican menos los alimentos y pueden distraerse fácilmente mientras comen aumentando así el riesgo de atragantamiento en ellos.

Además, para evitar un caso de atragantamiento, también es importante tener en cuenta que las características físicas de ciertos alimentos como las uvas, las aceitunas, las salchichas y otros que los hacen más susceptibles a quedarse atascados y que pueden producir un taponamiento en las vías respiratorias. Por ello, recuerda lo importante que es conocer cuáles son los alimentos que más atragantamientos provocan en los niños para evitar ofrecerlos en los primeros años u ofrecerlos de forma adecuada para evitar accidentes.
 

¿Qué beneficios tiene la zanahoria para los más pequeños?

La zanahoria es un alimento excelente al menos desde el punto de vista nutricional porque tiene un gran contenido en vitaminas y minerales. Además, es el agua el componente más abundante, seguido también de los hidratos de carbono y siendo estos los nutrientes que más energía aportan. La zanahoria en realidad es una raíz que absorbe los nutrientes y los asimila en forma de azúcares y ese contenido de dichos azúcares va a disminuir tras la cocción y va a aumentar con la maduración.

Asimismo, se debe saber que su característico color naranja se debe a la presencia de carotenos, entre ellos el beta-caroteno o pro-vitamina A, un compuesto antioxidante que se transforma en vitamina A una vez entra en el organismo. También es fuente de vitamina E y de vitaminas del grupo B como son los folatos y la vitamina B3 o niacina. Y, en cuanto a los minerales, destacamos también el aporte de potasio y cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio, por lo que es buena para la piel, la vista, los huesos...
 

¿Cómo ofrecer la zanahoria a los bebés?

A partir de los seis meses, es decir, la edad en la que ya debemos empezar con la alimentación complementaria, podemos empezar también a ofrecerle las verduras y hortalizas en papilla. Lo mejor es empezar con las zanahorias, los chayotes y las calabazas sin semillas para que no le causa a tu bebé ni gases ni cólicos. Y, una vez ya hayas empezado con esto, recuerda agregar otras frutas también como la manzana, la pera o el plátano y, por último, algún cereal de arroz, avena y maíz.

Al inicio, es normal que tengas dudas sobre cómo ofrecer todos estos alimentos a tu bebé, aunque en este artículo nos centraremos solamente en la zanahoria. ¿Habéis probado ya con el puré de zanahoria? ¡Seguro a tu bebé le encantará!

Para elaborarlo deberás hacer lo siguiente:

- Pica la zanahoria o el vegetal elegido en trozos pequeños o pon en un hervidor o en un colador sobre agua hirviendo y cuece al vapor durante quince minutos, o hasta que estén tiernas, y ponlas en una olla vertiendo el agua hirviendo encima hasta cubrir y cocínalas durante quince minutos hasta que estén tiernas.

- Bate o aplasta con un poco de líquido de cocción o de agua hirviendo hasta que puedas obtener puré y sirve un poco en el recipiente del bebé. Lo que sobre lo puedes introducir en bolsas específicas para eso o en tuppers o cubiteras esterilizadas y congelarlo para otras ocasiones.

O las zanahorias bebé glaseadas… para cuando tu peque ya mastique sin problema ¿Quieres saber cómo elaborarlas? Es un plato delicioso, nutritivo y fácil de hacer… Presta atención:

Las zanahorias bebé glaseadas son la guarnición perfecta para acompañar carnes, aves o pescados. Son dulces y muy coloridas, pero lo mejor de todo es que cuando se cocinan en su punto pueden ser hasta crujientes. Cocínalas a fuego lento con un poco de mantequilla, jugo de naranja, azúcar moreno y jengibre fresco. Se va a lograr así ese glaseado del que hablábamos y hará, sin duda, que las zanahorias bebé sean completamente irresistibles.


Fuentes:

AEPED, https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recomendaciones_aep_sobre_alimentacio_n_complementaria_nov2018_v3_final.pdf

Fecha de actualización: 03-09-2020

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.