Turismo rural con niños

Turismo rural con niños
comparte

La mejor forma de combinar vacaciones, familia y naturaleza es, sin lugar a dudas, el turismo rural, una opción que aunque existe desde hace bastante tiempo, ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años debido a la necesidad de escapar de la rutina y las prisas de la vida diaria con la ayuda del medio ambiente.

El turismo rural en España es particularmente especial y abarca una amplia variedad de ofertas debido a la diversidad de paisajes y a la historia de nuestro país, aspectos que harán volar la imaginación de los más pequeños mientras disfrutan de actividades al aire libre. Por eso, la mayoría de los usuarios de casas rurales son familias que buscan un alojamiento con espacio y, sobre todo, las condiciones necesarias para unas vacaciones tranquilas, que nos permitan desconectar del estrés de la vida cotidiana, y seguras con los niños mientras están en contacto con la naturaleza.

 

Si alguien disfruta de una escapada rural, son ellos: los reyes de la casa. Juegos al aire libre, paseos a caballo, alimentar y cuidar animales de granja, practicar deporte, talleres,… y todo ello disfrutando de la tranquilidad del campo y la pureza de la naturaleza, lo que convertirán unos días de descanso en una experiencia inolvidable para los niños. 

 

Asimismo, el turismo rural se ha convertido en una popular forma de viajar que permite a los más pequeños contactar directamente con la naturaleza mientras se despiertan nuevas sensaciones y conciencia sobre el medio ambiente a la vez que se encuentran en actividad y ejercicio permanente, de vital importancia en su desarrollo.

Viajes largos con niños: cómo sobrevivirlos

Viajes largos con niños: cómo sobrevivirlos

Un viaje largo con niños no es, por así decirlo, una situación ideal para los padres. No obstante, tampoco tiene por qué ser un infierno. Aquí van ocho aspectos con los que harás el viaje mucho más llevadero para tus pequeños y para ti.

 

Sin embargo, los niños tienen sus propias necesidades y una energía desbordante, por lo que puede resultarnos algo difícil encontrar el sitio apropiado y adaptado para ellos, donde puedan ocupar su tiempo fácil y entretenidamente. Por eso, te ofrecemos una serie de consejos y lugares para aprovechar todas las posibilidades y que los peques disfruten de esta nueva experiencia.

 

- Antes de elegir el destino, es necesario informarse de los servicios y comodidades de la casa rural: si hay piscina, actividades para niños, si limpian la casa, si cuenta con microondas, lavadora, etc.

 

- Existen casas rurales que pueden ser compartidas con otras familias, por lo que podéis acordar fechas entre varios amigos con niños y hacer una escapadita juntos.

 

- Es conveniente conocer el entorno al que vamos para saber qué otras cosas podemos hacer y ver con los peques: parques naturales, parques temáticos, zoos, lagos,…

 

- Para los paseos por la naturaleza, no te olvides de la protección contra insectos, llevar ropa y calzados adecuados, y comida y agua suficiente.

 

- Además, no te olvides de tus aliados: cartas, parchís, oca, balones, raquetas… Todos pueden serte útiles en caso de emergencia si aparece el aburrimiento.

 

La Masía El Molinete, Teruel

 

La Masía El Molinete se encuentra en plena naturaleza, en Valbona, a tan solo 40 km de Teruel, donde los más pequeños pueden disfrutar de Dinópolis, el parque temático de los dinosaurios. Este hotel rural está en medio de grandes extensiones de encinares y choperas a escasos metros del río Mijares. Sin duda, su punto fuerte es la hípica, donde los niños podrán aprender a montar a caballo y dar paseos guiados. Además de disponer de animación infantil en diversas épocas del año, La Masía el Molinete cuenta con bicicletas y pistas de tenis y pádel para disfrutar de una escapada familiar mientras que se visitan los pueblos con encanto de su alrededor.

 

Vilar Rural d´Arnes, Tarragona

 

En Arnes, Tarragona, Vilar Rural d´Arnes ofrece los ingredientes necesarios para que tus hijos disfruten mientras tú te relajas. No solo dispone de piscinas cubiertas y climatizadas, sino que además tiene una sala de juegos, un parque infantil, un huerto y una granja en las que se realizarán diversos talleres para los más pequeños, que aprenderán la importancia de cuidar de la tierra tanto como de la gran variedad de animales que viven en el lugar, desde pollitos hasta conejos y corderos.

 

El Llano de los Conejos, Cuenca

 

En Cañamares, Cuenca, se encuentra El Llano de los conejos, doce cabañas de madera en las que disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza. Un complejo ubicado estratégicamente en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, próximo al Parque Natural del Alto Tajo, desde donde poder visitar La Ciudad Encantada, el nacimiento del río Cuervo,… Los niños, además de disponer de una zona de juegos, cuentan con una playa artificial en la que se divertirán paseando en canoa, a la vez que visitan la cueva de la Sierpes, y aprendiendo desde pequeños a admirar y cuidar de la naturaleza.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar