×
  • Buscar
Publicidad

¿Pueden viajar los niños solos en tren?

¿Pueden viajar los niños solos en tren?

Hay situaciones que obligan a viajar a menores de edad sin la compañía de un adulto de su familia o entorno. En estos casos ¿cuál es la legislación al respecto en el caso de los trenes?

Publicidad

Algunas circunstancias determinadas (muerte repentina de un familiar, familias separadas o divorciadas, enfermedad) pueden obligar a niños pequeños a tener que viajar solos en el tren.

En estos casos, RENFE pone a disposición de sus clientes el servicio de traslado y custodia del menor para asegurarse de que nada malo le pase en el trayecto, eso sí, siempre que hablemos de niños de entre 6 y 14 años. Niños menores deben viajar siempre acompañados de un adulto que se haga responsable de él (familiar de primer grado, tutor o alguien que tenga un justificante de los padres). Y los mayores de 14 años pueden viajar solos siempre que vayan con la documentación adecuada.

Para solicitar el servicio de acompañamiento se exigen una serie de condiciones y se debe solicitar en el momento de comprar el billete, con una antelación mínima de 48 horas a la salida del tren. Este servicio solo se presta en el área Preferente de Altaria, Alvia, AVE y Euromed (o Business si no existiera preferente). Además, es necesario que el niño y la persona que lo acompañe se presenten en la Oficina de Atención al Cliente 30 minutos antes de la salida para cumplimentar la documentación.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Por último, la persona que recoja al menor en la llegada debe acreditarse de alguna manera (DNI, pasaporte…) para comprobar que se trata de la persona indicada en la documentación cumplimentada anteriormente.


Fecha de actualización: 08-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.