Niños y su seguridad en el viaje

Niños y su seguridad en el viaje
comparte

Con la llegada de las vacaciones de verano y sobre todo del buen tiempo, solemos salir más, aunque sean cortas escapadas de fin de semana, para disfrutar de nuestros pequeños, pero… ¿cómo viajar de forma segura?

Viajar con los más pequeños de la casa es una experiencia inolvidable para todos y cada día son más las familias con niños que viajan alrededor del mundo. Por eso, es necesario tener en cuenta algunas medidas básicas de seguridad para que estos días de descanso no se desvíen de su objetivo: disfrutar al máximo de unas vacaciones en familia sin ningún contratiempo ni sustos. 

 

- En viajes internacionales es normal que se noten cambios: humedad, temperatura, alimentación,… Para que estas modificaciones no impliquen riesgos en su salud, es aconsejable consultar al pediatra con bastante antelación para que os aconseje sobre las medidas preventivas dependiendo del destino.

 

Consulta con el Centro de Vacunación Internacional de tu zona si viajáis fuera. En muchos destinos, sobre todo exóticos, es necesario vacunarse para no contraer enfermedades del lugar.

 

- Uno de los mayores problemas es el asociado al agua y a la comida del destino, ya que pueden provocar diarrea, entre otras enfermedades. Para evitarlo, utiliza el agua de forma segura, tanto para beber como para lavar los utensilios del bebé, consumiendo agua embotellada.  En cuanto a la comida, que suele ser fuente de contagio de enfermedades, es aconsejable no comer en puestos callejeros, pelar siempre las frutas y lavarlas, así como las verduras, etc.

Los niños y el deporte

Los niños y el deporte

Cuando los adultos pensamos en hacer deporte nos imaginamos sudando en un gimnasio lleno de máquinas. Pero para los niños hacer ejercicio significa jugar y estar físicamente activos. Ellos practican deporte simplemente jugando en el recreo del cole, al correr detrás de sus compañeros o montando en bici. El ejercicio ayuda a los niños a desarrollarse física y mentalmente, a estar sanos y a relacionarse de una forma saludable con otros compañeros.

 

En el coche, los niños deberían usar siempre asientos o elevadores del asiento hasta que su estatura supere el 1,50 m. (alrededor de los 8-11 años). Ante todo, nunca lleves al bebé o al niño en brazos. Las sillas de coche aseguran la contención del niño, su protección y una mejor retención en caso de accidente, ya que cada sillita, en función del peso, tamaño y edad del niño, posee una estructura envolvente proporcional a sus dimensiones, correas incorporadas para los más pequeños y protecciones específicas en caso de golpes laterales.

 

Grupo 0, desde el nacimiento hasta los 10 kg. – 9 meses aproximadamente-.

Grupo 0+, desde el nacimiento hasta los 13 kg. –hasta los 12 meses aproximadamente-.

Grupo 1, de 9 a 18 kg. –hasta los 4 años aproximadamente-.

Grupo 2, de 15 a 25 kg. –hasta los 6 años aproximadamente-.

Grupo 3, de 22 a 36 kg. – hasta los 12 años aproximadamente-.  

 

- Si viajamos en avión, es necesario amortiguar las molestias típicas del despegue y aterrizaje. Para ello, es aconsejable ofrecerles agua en estos momentos o darles el chupete a los bebés. Los más mayores pueden masticar chicle. Así disminuirán las molestias en los oídos.

 

- Son muchos los niños que sufren cinetosis o mareos al viajar en barco o en coches durante los trayectos largos con muchas curvas. Para aliviar esta sensación, pueden usarse comprimidos o chicles masticables de biodramina, además de conducir de forma suave y haciendo paradas frecuentes. Aún así, consúltale a tu pediatra.

 

- No olvides protegerle del sol para evitar quemaduras con crema de protección solar alta, al mismo tiempo que evitáis una exposición prolongada.

 

- Por último, contrólale en sus juegos, sobre todo en el agua. Así, tomando estas medidas de seguridad, con cuidado y sin quitarles el ojo de encima, conseguiremos disfrutar de unas vacaciones en familia seguras.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×