Dublín con niños

Dublín con niños
comparte

Paisajes mágicos que convierten a una de las ciudades más antiguas de Europa en un regalo para los sentidos. Y es que Dublín es una ciudad que combina perfectamente sus encantos históricos con pintorescos pueblecitos, extensas zonas verdes y playas y costas accidentadas impresionantes.          

Una de las mayores sorpresas de sus visitantes son las playas con las que cuenta Dublín, ya que muchas capitales no pueden presumir de ellas y sus largos tramos de arena en los que dar paseos interminables. Otros de los elementos principales de Dublín son el río Liffey, que recorre 125 kilómetros hasta el centro de la ciudad para llegar a la bahía y finalmente al Mar de Irlanda, o el parque Phoenix, el parque urbano más grande de Europa.

 

Las dos calles más importantes de Dublín son O´Connell Street, repleta de tiendas, bares y restaurantes; Grafton Street, una de las calles peatonales más concurridas de la ciudad. En ella se encuentra la estatua de Molly Malone.

 

Otras visitas que no te puedes perder son Temple Bar, uno de los barrios más antiguos y carismáticos de la ciudad; Trinity College, la universidad más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo, en la que estudiaron personalidades como Samuel Beckett, Bram Stoker u Oscar Wilde; la antigua fábrica de cerveza de Guinness; la cárcel de Kilmainham, morada de muchos independentistas como Joseph Plunkett, encarcelados y asesinados allí; el Castillo de Dublín, reconstruido en 1864 tras un incendio, por lo que tiene más bien el aspecto de un palacio; el Ayuntamiento de Dublín; o el Casino Marino, uno de los edificios neoclásicos del siglo XVIII más imponentes de Europa. 

Viajes largos con niños: cómo sobrevivirlos

Viajes largos con niños: cómo sobrevivirlos

Un viaje largo con niños no es, por así decirlo, una situación ideal para los padres. No obstante, tampoco tiene por qué ser un infierno. Aquí van ocho aspectos con los que harás el viaje mucho más llevadero para tus pequeños y para ti.

 

También merece la pena visitar la Catedral de Christ Church, la más antigua de las dos catedrales protestantes; la Catedral de San Patricio, erigida en el siglo V y las más grande de Dublín; o la Iglesia de San Michan, que destaca por sus criptas repletas de ataúdes momificados. 

 

Qué hacer

 

Dublín tiene un sinfín de atracciones y actividades para entretener a los más pequeños, una gran cantidad de sugerencias para unas divertidas vacaciones en familia disfrutando de un vibrante Dublín.

 

Zoo de Dublín

 

Situado en el parque Phoenix, en un precioso entorno de más de 22 km2, el zoo de Dublín (Phoenix Park, Dublín 8) es el hogar de más de 700 animales de todo el mundo: jirafas, cebras, hipopótamos, rinocerontes, leones… En él, además, los más pequeños pueden tener contacto directo con diversos animales de granja.

 

Dublinia

 

Una exposición premiada que recrea los lugares y sonidos del Dublín medieval. Gracias a Dublinia (St Michaels Hill, Christchurch, Dublín 8) es posible retroceder en el tiempo y conocer qué hacían los habitantes de la ciudad en la Edad Media; una especie de parque temático que ofrece una reconstrucción a escala con escenas de la vida cotidiana después de que los vikingos refundaran la ciudad y material audiovisual sobre su historia.

 

Casa número 29

 

Una casa georgiana construida en 1794 en la que se recrea la vida de la burguesía en esta época. La visita comienza con un vídeo de la señora Olivia Beatty, antigua inquilina de la casa, que cuenta cómo era su familia y cómo vivían. Es una visita muy agradable y entretenida. 

 

Museo de Cera

 

Cuatro plantas repletas de personajes famosos de la historia y actuales. 

 

Museo del Leprechaun

 

Dedicado a la mitología irlandesa, especialmente al Leprechaun, los pequeños duendecillos de color verde.

 

Qué comer

 

Sin lugar a dudas, los adultos no pueden irse de Dublín sin beber una pinta de cerveza. En cuanto a la comida, los platos más típicos son:

 

Irish Stew: estofado irlandés elaborado con carne de cordero, patatas, cebolla y perejil.

Boxty: una especie de pastel de patata.

Coddle: salchichas de cerdo cortadas en lonchas recubiertas de beicon con patatas en rodajas y cebolla.

Black pudding: morcilla.

Colcannon: puré de patatas con col, mantequilla, sal, y pimienta.

Fresh oysters: ostras servidas sobre hielo.

 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar