Con los niños rumbo a Ciudad del Cabo

Con los niños rumbo a Ciudad del Cabo
comparte

Famosa por su puerto, sus majestuosas montañas y su abundante naturaleza, Ciudad del Cabo está reconocida como la segunda ciudad más poblada de Sudáfrica, tras la archiconocida Johannesburgo.      

Qué visitar

 

Table Mountain

 

Ciudad del Cabo se extiende a los pies de Table Mountain, una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo.

 

Se puede acceder a su cima a pie o en teleférico. Al llegar, contemplarás una de las vistas más fantásticas del planeta.

 

Cabo de Buena Esperanza

 

El primer europeo en avistarlo fue el navegante portugués Bartolomé Díaz en el año 1488. Bartolomé Díaz lo llamó cabo de las Tormentas. Más tarde, Juan II de Portugal le dio su nombre actual. Vasco de Gama descubrió que pasando este cabo, uno de los extremos más meridionales del continente africano, se podía seguir navegando hacia el este, hacia la India. Durante muchos años, los navegantes temieron no encontrar una posible ruta marítima que llegara hasta dicho lugar, por lo que denominaron a este cabo de Buena Esperanza.

 

El 6 de abril de 1652, el marino holandés Jan van Riebeeck instaló un campamento cerca del cabo, que acabó convirtiéndose en lo que hoy es Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

 

Deportes de invierno. Diversión en la nieve para los niños

Deportes de invierno. Diversión en la nieve para los niños

La estación más fría del año ha llegado y aunque las gélidas temperaturas no inviten a disfrutar del aire libre, siempre podemos aliarnos con la climatología y beneficiarnos del invierno con los niños. Las primeras nevadas, como cada año, anuncian el comienzo de la temporada de esquí y las estaciones se preparan para recibir a los miles de aficionados que esperan impacientes que el termómetro baje de cero para poder desempolvar sus tablas o esquís.

Península del Cabo

 

Una cordillera peninsular de 60 km que se asoma al. Allí está la reserva de Cape Point, parte del Parque Natural de Table Mountain. Este paraíso abarca alrededor de 8.000 hectáreas de la más variada flora y fauna. Allí puedes recorrer sus senderos a pie, bicicleta a o en funicular. También se puede ver desde el extremo sur el Cabo de Buena Esperanza.

 

Victoria and Alfred Waterfront

 

Situado cerca del estadio de fútbol, en el puerto, allí encontrarás un centro comercial con cientos de tiendas, un mercado gastronómico gourmet y un amplio pabellón con puestos de artesanía.

 

Green Market

 

Situado en el centro de la ciudad, es un espacio peatonal al aire libre que alberga un mercado de artesanía africana donde poder comprar máscaras, bisutería, textiles… típicos de la zona.

 

Karoo National Park

 

Creado en 1979, el Parque Natural de Karoo, al norte de la provincia del Cabo, alberga algunas especies raras como la cebra de montaña, el ñu de cola blanca, numerosas gacelas saltarinas, antílopes saltarrocas y algunas parejas de águilas negras

 

Se podría clasificar también como museo arqueológico, pues recoge y expone una gran variedad de fósiles que transportarán al visitante a la más remota Prehistoria.

 

Castillo de Buena Esperanza

 

La construcción de este castillo con planta en forma de estrella de cinco puntas (originalmente una fortaleza holandesa) en 1666 lo convierte en el más antiguo del país. Se convirtió en el cuartel general del gobierno militar del apartheid en 1948. Sin embargo, desde la liberación del país en 1994, es más un museo del pueblo.

 

Century City

 

Un enorme complejo donde se encuentra el centro comercial más grande de África, Canal Walk, el primer parque temático del continente, Ratanga Junction, además de un complejo de ocio con discotecas, pubs y restaurantes. El MTN Sciencentre ofrece una multitud de distracciones para niños de todas las edades, con más de 250 exposiciones interactivas y un auditorio multimedia con 200 asientos. La Isla de Intaka es un refugio artificial de pájaros de 16 hectáreas (39,5 acres) con 4 km (2,5 millas) de canales navegables.

 

Robben Island

 

Lugar de destierro y aislamiento para presos políticos durante el apartheid, allí pasó Mandela encerrado los 27 años que duró su condena. La antigua cárcel es a día de hoy un museo lleno de historia y testimonios.

 

Bo-Kaap

 

El barrio más colorido de Ciudad del Cabo, lleno de casitas de alegres y vibrantes colores. Es el barrio de la comunidad malaya, cuyos antepasados fueron traídos como esclavos desde Indonesia.

 

Allí se encuentra el Museo de Bo-Kaap, fundado en 1970. Fue originalmente el hogar del erudito turco Abu Bakr Efendi y en la actualidad es la residencia más antigua de toda la comunidad musulmana. Se trata también de un raro ejemplo de arquitectura urbana Cape Dutch. Los muebles son típicos de una casa musulmana de Ciudad del Cabo del siglo XVIII. El museo se centra en la historia social y en la comunidad local.

 

Qué hacer

 

Con su contrastado paisaje, Ciudad del Cabo permite a los turistas disfrutar de sus kilométricas playas y su clima agradable, y a ratos, de la fresca brisa de la montaña y las vistas maravillosas que se vislumbran en la cima de las mismas.

 

Sin embargo, los niños no se conforman solo con esto. Ellos quieren jugar. Y a ser posible con unos compañeros un tanto particulares: los pingüinos. Boulders Beach (4 Boulders Place Boulders Beach Simons Town) es el único lugar del mundo, cerca de Ciudad del Cabo, que ofrece la posibilidad de nadar junto a pingüinos de manera totalmente gratuita. Sin duda, diversión y ejercicio al mismo tiempo.

 

Sedgefield

 

Se trata de una playa donde hacer multitud de deportes acuáticos, mientras los niños se entregan por completo a actividades didácticas, como pueden ser pintar o hacer mosaicos, a la par que amenas en una zona reservada muy similar a lo que en España conocemos como “camping”. Pine Lake Marina, abierto todos los días del año excepto durante el mes de diciembre, cuenta con un restaurante que ofrece deliciosos menús infantiles para los más pequeños, además de extender ante sí una superficie en la que practicar “paintball”, entre otras actividades.

 

Company Gardens

 

Jan Van Riebeek ordenó la creación de estos jardines en 1652 para proveer con frutas y verduras a los barcos que hacían escala en la zona y proteger a las tripulaciones del escorbuto.

 

Llenos de ardillas, albergan además la Catedral de San Jorge, las Casas del Parlamento, la Galería Nacional Sudafricana, el Museo Sudafricano y el Planetario.

 

La Catedral fue construida a principios del siglo XX y es un símbolo de la resistencia contra el apartheid. Hasta 1996, el premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu ejerció aquí como arzobispo.

 

Las Casas del Parlamento tienen un estilo mezcla de arquitectura georgiana y victoriana. Fueron diseñadas por el arquitecto británico Harry Greaves en 1885. Es también el lugar en el que Nelson Mandela dio su discurso inaugural como presidente de la “nueva Sudáfrica” en 1994.

 

El Museo Sudafricano es un lugar excelente para pasar un par de horas aprendiendo más sobre la historia natural y política del país. Su colección incluye los objetos de arte más antiguos de la mitad sur del continente africano, “las cabezas de Lydenburg”, que datan del año 500 a.d.C. Acoge también una magnífica exposición de ballenas.

 

El Planetario exhibe en tiempo real el firmamento nocturno.

 

Vuelo en helicóptero. No hay nada más maravilloso que contemplar los paisajes de Ciudad del Cabo a vista de pájaro.

 

El Museo de la Esclavitud es perfecto para amantes de la Historia. 

 

Qué comer

 

Hay muchos restaurantes de comida internacional, pero si quieres comer algo típico, la comida de allí está influida por las tradiciones malayas, por lo que sus platos son muy especiados.

 

Alguno de los más conocidos son la Masonja, que se prepara con un gusano conocido como 'mopani'; el Bobotie, elaborado con carne de cordero y sazonado con duraznos y pasas; Tshuku, a base de termitas fritas; o Beskuit, bizcocho de origen sueco.

 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×