• Buscar
Publicidad

Frases de madres

Frases de madres

Cuando éramos niños siempre nos “irritaban” las frases que nuestras madres decían a menudo como una cantinela y nos prometíamos no decirlas jamás cuando fuéramos mayores. Sin embargo, ahora que somos madres seguro que nos hemos encontrado más de una vez pronunciando una de esas famosas frases que todas las madres del mundo dicen. ¿Por qué pasa esto? ¿Al convertirnos en madre adoptamos un lenguaje nuevo sin quererlo?

Publicidad

Esto pasa no solo a la hora de hablar, también hay muchas actuaciones y comportamientos que no nos gustaban cuando éramos pequeños y que nos prometíamos no repetir de mayores pero acabamos cayendo en ellos.

Y es que hasta que no somos padres no nos damos cuenta de que muchas cosas son inevitables y de que algunas de las frases que nuestras madres nos decían encierran una gran verdad, por lo que es inevitable repetirlas. Además, hay muchas situaciones en las que no encuentras nada mejor que decir que la ya conocida frase que oíste de labios de tu madre.

Estas son algunas de las más repetidas:

- Mamá, ¿qué hay de comer? Comida

- Como vaya yo y lo encuentre…

- Cuando tengas tu casa harás lo que quieras. Mientras vivas en esta casa se hará lo que Yo diga.

- Pero si a Fulanita le dejan ir. Me da igual Fulanita, mi hija/o eres tú.

- Todos mis amigos lo hacen. Y si todos tus amigos se tiran por un puente, ¿te tiras tu detrás?

- Si te escuece es que se está curando.

- Mamá dame dinero para salir. Tú qué te crees que soy, ¿el Banco de España?

- No me he pasado 2 horas cocinando para que no te comas la comida. Te la comes y punto.

No te puedes perder ...

Lactancia materna: La crisis de los tres meses

Lactancia materna: La crisis de los tres meses

Muchas madres se quejan de que sus bebés, a pesar no haber tenido nunca ningún problema con la lactancia, a lo largo de sus primeros doce meses pasan momentos difíciles, puntuales, en los que, durante las tomas, están más inquietos, más irritables, succionan mal, rechazan el pecho… Un comportamiento que, erróneamente, suele interpretarse como una retirada de leche.

Y tambien:

- Abrígate, que hace frío.

- Bébete el zumo rápido que si no, se le vayan las vitaminas.

- Mamá, me han castigado sin motivo en el recreo. Algo habrás hecho…

- ¡Te lo dije!

- Como no pares de llorar te voy a dar motivos para que llores de verdad.

- Como te caigas, cobras.

- Porque lo digo yo, y punto.

- Cuando tengas hijos, te acordarás de esto.

- Pero si… ¡Ni peros, ni peras!

- Te lo digo por tu bien.

¿Conoces más? ¿Cuáles dijiste que no dirías y has acabado diciendo?


Fecha de actualización: 04-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×