El deseo de ser madre

El deseo de ser madre
comparte

El deseo de ser madre es un deseo que sale del interior de cada mujer. Hay formas coloquiales de llamar a este deseo como “que ha sonado el despertador de ser madre” como si las ganas de ser madre estuviera dormidas y llega un momento en la vida de toda mujer que empiezan a existir un deseo casi incontrolable de ser madre

Pero después está la otra parte totalmente contraria que son las mujeres que no quieren ser madre aunque estén en la edad de serlo.

 

En la actualidad el deseo de ser madre se posterga a causa de la realidad en la que la mujer se encuentre inmersa como la estabilidad (o inestabilidad) laboral, si se tiene o no pareja, o los valores internos de cada una de las mujeres.

 

Sin duda la decisión de ser madre no se puede basar únicamente en el deseo de querer serlo porque existen muchos factores que podrían afectar a la vida del pequeño y que deberán tenerse en cuenta antes de concebirlo. Pero tampoco debe ser toda una obsesión porque entonces se puede tornar en una pesadilla si no se concibe pronto.

 

Tener un hijo es una responsabilidad y un compromiso para toda la vida y por este motivo la decisión tiene que ser meditada y reflexionada con toda la confianza y sinceridad tanto con una misma como con la pareja.

 

Pero el deseo de ser madre, cuando una mujer siente que ya llegó el momento y se siente totalmente preparada, debe tener en cuenta que tener un bebé es un cambio radical en la vida y hay que tener en cuenta diversos factores antes de decidirse:

El boom de los partos múltiples

El boom de los partos múltiples

El nacimiento de gemelos se ha incrementado en España un 70% en los últimos diez años, liderando así los partos múltiples en la Unión Europea. Aunque tener dos o más bebés supone una experiencia maravillosa y una gran satisfacción para los padres, hay que saber que cuantos más sean los fetos mayores serán los riesgos, tanto para la futura madre como para los bebés.

 

- Una razón para querer ser madre es porque realmente se siente de forma interna y no por presiones sociales o factores externos.

 

- Existe una buena estabilidad emocional.

 

- Se está dispuesta a llevar a cabo todos los cambios en la vida que sean necesarios, renunciando a muchas cosas.

 

- Se tiene una relación de pareja estable o personas que apoyan la decisión de ser madre soltera.

 

- Las personas de alrededor apoyan la decisión y prestan su apoyo.

 

- Existe una estabilidad económica adecuada para poder satisfacer al bebé todas sus necesidades básicas.

 

- El padre tiene un papel activo en la decisión.

 

- Se sabe que la educación de los hijos es algo que deben asumir los padres en compañía de abuelos, escuelas y sociedad… pero son los padres quienes tienen el papel más importante.

 

Estos factores son muy importantes para tomar la decisión de ser madre y convertir el deseo en una realidad. El hecho de no tener en cuenta la realidad para ser madre puede causar que en el futuro, una vez que el bebé haya nacido, existan problemas que hagan más difícil la maternidad, aunque el instinto maternal es muy potente y cuando realmente se desea ser madre se lucha contra viento y marea por sacar adelante a los hijos.

 

Mª José Roldán


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar