×
  • Buscar
Publicidad

“La Pediatritis anula la autonomía de los padres”, Jesús Martínez

“La Pediatritis anula la autonomía de los padres”, Jesús Martínez

Sobre la hiperfrecuentación al pediatra, la necesidad de que los padres se informen en webs de calidad, sobre los cambios que se han producido entre los profesionales médicos en los últimos años y, por supuesto, sobre la salud de los más pequeños. De todo eso nos habla el pediatra Jesús Martínez en esta entrevista concedida a TodoPapás. 

Publicidad

Jesús Martínez es un pediatra del siglo XXI. Además de trabajar en su consulta en una localidad del noreste de Madrid, lleva su blog El Médico de mi hij@, lleno de artículos sobre crianza, salud y maternidad y paternidad. Su estilo, informativo y basado en evidencia científica a la vez que entretenido y cercano, hace que sea un gusto leerle y escucharle.

 

En esta entrevista, Jesús nos habla sobre el abuso de antibióticos, la hidratación de los niños, el uso del servicio de urgencias, sobre cómo lo padres pueden encontrar el equilibrio entre informarse y leer por su cuenta y trabajar con el pediatra, sobre la Pediatritis y sobre cólicos del lactante, fimosis y otros temas de la salud de los niños.

 

 

Organizaciones como la OMS llevan tiempo alertando de una de las principales consecuencias del abuso de antibióticos: la creciente resistencia a ellos. ¿Cuál es la alternativa?

 

Está claro, no abusar, tomarlos siempre con prescripción médica y que los médicos ajusten los tratamientos a los estrictamente necesarios, evitando recetar “por si acaso” ”no sea que” “así nos aseguramos” y haciendo uso de la dosis adecuada el tiempo adecuado del antibiótico adecuado. No necesitamos matar moscas a cañonazos utilizando los antibióticos más potentes para procesos menores. Recordar que los virus no son sensibles a los antibióticos y que no hay por qué tomarlos en gripes y resfriados, faringitis ni bronquitis infantiles y nunca por un simple dolor de oídos.

No te puedes perder ...

Somos padres: ¿adiós a nuestro tiempo libre?

Somos padres: ¿adiós a nuestro tiempo libre?

Catorce horas diarias sin parar de trabajar, noches en vela, siete días a la semana de guardia… Esta podría ser la agenda de cualquier recién estrenado papá. Y si le sumamos las ajetreadas tareas típicas de estas fechas, la vida social y el tiempo de asueto parecen esfumarse en el preciso momento en que tu hijo llegó al mundo. Pero ¡que no cunda el pánico!

Y tambien:

 

 

Sobre la hidratación de los niños ¿Cómo y cuánto hay que hidratar a los niños?

 

A mí preocupa más que hidratar evitar la deshidratación, los niños vienen hidratados de serie, es más los bebés tienen más cantidad de agua proporcionalmente que los niños mayores y que los adultos, por lo que el problema no es sobrehidratar, sino evitar que se deshidraten reponiendo pérdidas ante una diarrea o vómitos prolongados, un proceso de fiebre con sudoración y sobre todo no hiperabrigar a los críos, que puede provocar mil y un problemas. No hay por qué dar agua a un bebé lactante, ya lo toma de la teta o del biberón y no hay por qué estar todo el día con la botella en la mano como está tan de moda ahora, es una tontada.

 

 

¿Se abusa del servicio de urgencias? ¿Cuándo se debe ir?

 

No es que se abuse, es que se hace un uso inadecuado, desconocemos que nuestro centro de salud del barrio puede ofrecernos esos servicios igualmente y a veces damos demasiada relevancia a nuestros medios exagerando sin aplicar nuestros conocimientos y nuestra autonomía. Si el niño está malo lo lógico es pedir cita con nuestro pediatra habitual que podrá ayudarnos, si el proceso es un accidente, una crisis respiratoria o algo que supone una cierta preocupación la vía es acercarse al centro de salud donde nos podrán atender si el proceso lo necesita o derivarnos al hospital para su solución. Incluso podrán solicitar una ambulancia si el asunto se pone feo y se convierte en una emergencia.

 

 

En los últimos años, se está poniendo en un enfoque menos “invasivo” del embarazo, parto, maternidad y paternidad (partos menos medicalizados e instrumentalizados, crianza positiva, colecho, lactancia a demanda…). ¿Cómo se nota eso desde el campo sanitario? ¿Aplicáis vosotros también principios similares?

 

El cambio viene de la mano de la información, padres empoderados y leídos quieren poner en practica métodos o conocimientos que mejoran su experiencia como padres y mejoran el respeto a los pequeños. Los sanitarios debemos ser igualmente respetuosos y colaborar en la consecución y personalización de esa maternidad elegida siempre que no caiga en extremismos que arriesguen la seguridad de los peques como el parto en casa no controlado, los antivacunas u otros procederes inútiles o peligrosos.

 

 

Ahora que van llegando los meses de frío ¿Cuáles son algunos problemas frecuentes de salud? ¿Qué pueden hacer los padres como preparación o previsión?

 

Catarros, bronquitis, otitis y otras itis que afloran durante los meses de colegios y guarderías, gastroenteritis y bronquiolitis serán frecuentes. Ante esto el mejor medio para evitarlos es una correcta alimentación variada y un correcto lavado de manos por nuestra parte y los profesores en los cambios de pañal y manejo de alimentos.

 

 

Una cuestión que preocupa a muchos padres son los llamados “cólicos del lactante”. ¿Se ha avanzado en dar con algún origen para esta molestia frecuente en tantos bebés? ¿Qué recomiendas para sobrellevarlos?

 

Se dice que los cólicos del lactante no existen, primero hay que pensar siempre que es hambre y ofrecer pecho o biberón ante un llanto insistente. La lactancia a demanda, sin reloj en cuanto tiempo de toma e intervalos, puede suponer un gran alivio e incluso la no aparición. No se deben ofrecer medicamentos, ni hierbas, ni productos homeopáticos inútiles, caros y fraudulentos. El dar una toma corta suele producir unos movimientos en sus tripas que hacen que desaparezca cualquier espasmo o retortijón y cese el llanto.

 

 

Según explicas en diversos artículos, es común que los varones nazcan con una fimosis que se va yendo tras su primer o segundo año ¿Por qué no se deben tocar los genitales de los bebés en su primer año? (usar cremas para la fimosis, estirar piel…)

 

La naturaleza es muy sabia y dota a los peques varones de un prepucio que cubre el glande para evitar infecciones y preservar la sensibilidad de la piel, más adelante y cuando empiezan las erecciones, allá por los dos años, el niño dilata la piel que sigue manteniendo todas sus funciones, será en la preadolescencia cuando el pene y los testículos crecen con la suelta hormonal, cuando la piel se hace blanda y elástica como la de los adultos y será entonces cuando pueda bajar del todo para cumplir su función de penetrar en la vagina. Evidentemente en un niño de dos o tres años esta función no tiene por qué estar disponible, por eso no veo necesidad de tirones o cremas de hormonas para producir esa retracción que debe ocurrir sobre los doce o trece años. Podemos provocar grietas y heridas que reducirán el orificio y crearán precisamente el problema que pretendíamos evitar.

 

 

Además de sobre temas de salud infantil, en tu blog hablas sobre aspectos que atañen a los profesionales sanitarios, como el hecho de que deben dar seguridad a los padres, no quitársela. ¿Cómo crees que debe ser la relación entre el pediatra y los padres? ¿Por qué es importante que haya una relación horizontal entre padres y pediatra?

 

Hoy día los padres que consultan ya han leído en internet sobre el problema, ya saben o pueden saber al tener acceso a la información muchas cosas y muy en profundidad o todo lo contrario pueden estar muy mal informados por lecturas a veces incluso peligrosas sino temerarias. Poder estar a la altura de los padres y discutir con ellos en igualdad puede generar la confianza y empoderamiento necesarios para afrontar los pequeños problemas de a diario de nuestros peques. Los padres deben ser seguros y libres para criar niños libres y autónomos que no dependan para todo del profesional de turno, de la opinión de otros.

 

 

Como pediatra trabajas día a día con multitud de padres y madres, ¿qué actitudes comunes ves que deberían cambiar?

 

Una solo que entronca con la pregunta anterior “yo no tengo por qué saber de medicina, para eso pago la seguridad social y quiero que me lo solucione un profesional”.

 

 

Por un lado, es innegable que la información es poder; por otro, muchos profesionales señaláis el peligro de googlear síntomas y buscar alguna enfermedad que coincida. ¿Qué consejos das a los padres y madres para encontrar un equilibrio? ¿Ves positivo que se informen antes de ir a un pediatra?

 

Que busquen en webs y enlaces de calidad, ofrecer esos enlaces es primordial, informar de cómo buscar entre tanta basura como hay en internet, los primeros enlaces son los mejor posicionados o que han pagado a google, no los de más calidad, por eso es fundamental ofrecer contenidos y búsquedas basadas en la evidencia, la ciencia y la experiencia de calidad.

 

 

En este sentido, ¿qué fuentes fiables puedes recomendar a los padres para informarse sobre salud infantil?

 

Las sociedades de pediatría ofrecen páginas para padres, el buscador pediaclic.org hace búsquedas en google seleccionadas y acotadas, webs de pediatras avalados por el tiempo y los compañeros.

 

 

En tu blog hablas de la Pediatritis ¿Puedes explicarnos qué es?

 

Itis es un término griego que significa inflamación, agrandamiento de una zona, así el uso y abuso del pediatra para todo puede llevar a una hiperfrecuentación y una inflamación del sistema que puede llevar a la dependencia del profesional para todo, anulando la autonomía de los padres. Al final toda contratación de pediatras puede hacerse insuficiente y llegamos otra frase que me gusta mucho “No faltan pediatras, sobran pacientes”

 

 

Por último, en tus años de carrera como pediatra ¿qué cambios has percibido?

 

Las modas van y vienen como todo, dormir boca abajo ahora boca arriba, dar cereales pronto, luego tarde y de nuevo pronto…. En fin, muchas cosas siempre menores que se podrían hacer de muchas formas y que varían con los tiempos, pero sí que ha cambiado mucho desde la feminización de la pediatría, pasando el perfil de ser un señor con bigote que detrás de una mesa impartía cátedra y responsabilizaba a la madre de todos los problemas reales o supuestos a una pediatría más respetuosa y cercana. Más adaptada a las nuevas tecnologías y nuevas formas de crianza intentando siempre aportar soluciones, no dogmatizar, ni criminalizar errores.


Te puede interesar:

Realizar una previsión de altura de los niños puede hacerse de manera aproximada teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de una serie de pruebas médicas.

Fecha de actualización: 14-11-2016

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.