• Buscar
Publicidad

Tratamiento del Síndrome de Goodpasture

Tratamiento del Síndrome de Goodpasture

El Síndrome de Goodpasture es una enfermedad autoinmunitaria poco frecuente que causa insuficiencia renal y enfermedad pulmonar. Se produce cuando el sistema inmunitario ataca por a los tejidos corporales sanos, destruyéndolos. Puede ser muy grave si no se trata a tiempo.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es el síndrome de Goodpasture?

El síndrome de Goodpasture es un trastorno autoinmunitario que causa la creación de determinadas sustancias que atacan al colágeno, una proteína presente en los diminutos sacos de aire en los pulmones y en las unidades de filtración (glomérulos) de los riñones.

Estas sustancias que fabrican las personas que tienen este trastorno se denominan anticuerpos antimembrana basal glomerular y actúan contra la membrana basal glomerular, una parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y el líquido extra de la sangre. Por lo tanto, si se daña esta sustancia puede causar insuficiencia renal.

La causa de este síndrome puede estar en una infección respiratoria viral previa o por la inhalación de disolventes de hidrocarburos. Además, las personas que fuman tienen mayor riesgo de desarrollar este problema. En estos casos, el sistema inmunitario ataca órganos o tejidos dado que los confunde con estos virus o químicos extraños.

Los hombres son afectados más a menudo que las mujeres.

Los síntomas pueden aparecer muy lentamente durante meses o incluso años, pero normalmente se desarrollan de manera rápida en cuestión de días o semanas.

- Inapetencia

- Fatiga

- Debilidad

- Expectoración hemoptoica

- Tos seca

- Problemas para respirar

- Orina con sangre

- Sensación de ardor al orinar

- Náuseas y vómitos

- Palidez

- Edema en cualquier área del cuerpo, especialmente en las piernas

Para confirmar este síndrome hace falta hacer ciertas pruebas como medir la tensión arterial, escuchar si hay ruidos pulmonares y cardíacos anormales, hacer análisis de orina en busca de proteína en la misma, o hacer pruebas más específicas como un examen de antimembrana basal glomerulal, una gasometría arterial, una radiografía de tórax, creatinina (suero), biopsia de pulmón o biopsia de riñón.


¿Cuál es el tratamiento a seguir?

El principal objetivo es extraer los anticuerpos perjudiciales de la sangre, para lo cual el médico puede indicar una plasmaféresis, que sirve para extraer los anticuerpos perjudiciales para reducir la inflamación en los riñones y los pulmones. También son útiles los corticosteroides y otros fármacos que inhiben el sistema inmunitario.

Es posible emplear medicamentos como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA) para controlar la presión arterial.

Si el daño al riñón es grave, se puede recurrir a la diálisis, o incluso a un trasplante de riñón.

En algunos casos también se indica la conveniencia de seguir una dieta baja en sal, proteínas y líquidos para controlar la hinchazón.

Con frecuencia, el síndrome de Goodpasture progresa rápidamente y puede ser mortal si se retrasan el diagnóstico y el tratamiento. Por eso, el pronóstico depende de si el tratamiento comienza antes de la aparición de la insuficiencia respiratoria o renal.


Glosario

Síndrome de Goodpasture

Definición:

Enfermedad autoinmunitaria perteneciente al grupo de enfermedades de hemorragia alveolar o pulmonar que suele acabar en enfermedad pulmonar intersticial. Sse caracteriza por la producción de anticuerpos antimembrana basal tanto del glomérulo renal como de los alveolos pulmonares.

Síntomas:

No se conoce una lista detallada de síntomas ya que el síndrome puede aparecer tras la inhalación de hidrocarburos volátiles o por el virus de la gripe. Frecuentemente precede a una infección pulmonar o a una enfermedad viral. También puede evidenciarlo padecer hemoptisis, disnea a la hora de hacer ejercicio, debilidad, fatiga, proteinuria y óldes de céculas rojas y blancas en el urograma.

Tratamiento:

Se pueden emplear corticoesteroides y otros fármacos que inhiben o calman el sistema inmunitario. Controlar la presión arterial es la medida más importante para no prolongar el daño renal. Si la insuficiencia renal se torna severa se puede requirir diálisis. El trasplante de riñón se puede necesitar si se presenta pérdida permanente de la función renal, pero generalmente no se hace hasta que los niveles de anticuerpos bajan.

Fecha de actualización: 07-12-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×