×
  • Buscar
Publicidad

Tratamiento de la entesitis

Tratamiento de la entesitis

La entesitis es un proceso inflamatorio de la entesis, la zona de inserción en el hueso de un músculo, un tendón o un ligamento. Causa dolor en la zona, inflamación y enrojecimiento. El tratamiento es similar a la tendinitis.

Publicidad

Los tendones son tejidos fibrosos que unen los músculos con los huesos, permitiendo la movilidad. Y el punto justo donde se unen los tendones con los ligamentos del hueso, se conoce como entesis. Cuando la entesis se inflama por diversas causas, aparece una enfermedad llamada entesitis.


Los síntomas más frecuentes son dolor, inflamación, sensación de calor y enrojecimiento en el punto doloroso, síntomas similares a los de la tendinitis, por eso a veces se confunde con esta, aunque el dolor es más localizado o referido, sintiéndose a lo largo del hueso


La causa principal de la entesitis es un traumatismo tras un golpe o caída, aunque también puede surgir por el sobresfuerzo de la zona al realizar una serie de movimientos repetitivos. Por eso, es más común en personas que practican deportes de riesgo o contacto.


Sin embargo, también puede aparecer junto a otras enfermedades reumatológicas como la espondilitis anquilosante o la artropatía.


La entesitis puede cronificarse acumulando calcio y formando hueso nuevo donde antes había tendón. Por eso, es importante diagnosticarlo correctamente y tratarlo cuando antes.

No te puedes perder ...

Tratamiento de la hipoestesia

Tratamiento de la hipoestesia

La hipoestesia es un problema perceptivo que causa una distorsión sensorial y una reducción parcial o total de la sensibilidad de la piel. Las personas con esta enfermedad tienen menos sensibilidad al dolor, los cambios de temperatura, los estímulos táctiles, etc.

Y tambien:


Tratamiento de la entesitis


El tratamiento de la entesitis consiste en reposo, uso de antiinflamatorios, infiltraciones y rehabilitación. Si la lesión no mejora, se puede recurrir a la cirugía.


Las infiltraciones de corticoides consisten en introducir por vía intrarticular una sustancia antiinflamatoria esteroidea. De esta manera se alivia el dolor de la zona y se puede reducir la inflamación.


Los antiinflamatorios no esteroideos se usan también para aliviar el dolor y la inflamación, aunque su uso prolongado puede causar ciertos efectos secundarios, especialmente al sistema digestivo.


También hay otros tratamientos alternativos que pueden usarse si lo anterior no sirve. Por ejemplo, la terapia de plasma rico en factores de crecimiento, que permite al enfermo una rápida regeneración y cicatrización del tejido sin necesidad de pasar por quirófano.


O los ultrasonidos y la electroterapia. Este tratamiento consiste en emitir una onda terapéutica mediante un transmisor, generalmente en forma de gel o agua, que trata los problemas de la entesis.


Por último, pueden usarse los TENS o Estimulación nerviosa transcutánea, que alivia el dolor al impedir que las células nerviosas se activen.


Fecha de actualización: 18-01-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.