¡Le ha picado un bicho a mi bebe!

¡Le ha picado un bicho a mi bebe!
comparte

Todos los veranos es la misma historia: con el calor, llegan las picaduras de mosquitos, avispas o medusas. Los niños son más propensos a sufrir este tipo de molestias, y también son los que más se asustan cuando esto ocurre. Además de saber cómo tratarlas, conviene que aprendas a evitarlas

No te puedes perder ...

¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?

¿Qué puedo darle a mi bebé con cólicos?

Se considera como cólico cuando tu bebé lactante llora por mucho tiempo. Esto no es algo de lo que se encuentre enfermo tu pequeño, ni afectará la salud del mismo. Sin embargo, es una situación complicada tanto para el bebé, como para los padres. Es por ello que debes conocer sus causas y cómo ayudar a tu bebé con cólicos.

Picaduras de insectos

Las picaduras se manifiestan con mayor frecuencia en el verano ya que el sofocante calor hace que los mosquitos, tábanos, avispas, medusas… salgan a la superficie. Cada niño puede tener una reacción distinta ante una picadura, pero los síntomas más comunes son las reacciones locales de la piel en la zona afectada: dolor, hinchazón, enrojecimiento e, incluso, calor en la parte donde se ha producido la herida. Los dos riesgos más frecuentes de la mayoría de picaduras de insectos son la reacción alérgica y la infección.

Los mosquitos comunes aprovechan por la noche para picar. Su pinchazo provoca una leve hinchazón en la que se genera un picor no muy intenso, pero sí duradero. Sus efectos se pasan al cabo de unas horas y no necesita tratamiento.

Tratamiento: Aún así, para aliviar el picor se puede recurrir a fármacos que refrescan y calman la piel, productos que no contengan alcohol ni alteren el pH de la piel, sobre todo en los bebés.

Las avispas y las abejas también proliferan en esta época. Las primeras clavan el aguijón, tras lo cual mueren. Las avispas tienen un aguijón retráctil que le permite picar en diferentes ocasiones. Sólo suelen atacar si se ven en peligro y cuando lo hacen dejan una hinchazón de color rojo marcado, de gran tamaño y bastante dolorosa. Aunque las picaduras no suelen revestir gravedad, las personas alérgicas a estos insectos se exponen a mareos, pérdidas de conciencia y vómitos.

Tratamiento: Para tratar este tipo de picaduras se debe extraer el aguijón si se ha quedado dentro, lavar la zona, desinfectar con un antiséptico y aplicar hielo o una pomada antipruriginosa para calmar el dolor. Si se tiene alergia, hay que acudir al médico. 


Picaduras de medusas

Aunque las medusas son los animales marinos que más suelen “atacar” a los humanos, existen otros que también pueden producir picaduras, como los pulpos, los erizos o las arañas de mar. En el caso de las medusas, producen un estímulo de sus sensores activando los mecanismos de la picadura, que se provoca rápidamente, inyectándose la sustancia tóxica dentro de la piel. La toxina inyectada ocasiona sobre todo picor intenso y un molesto escozor.

Tratamiento: Identificar al animal causante de la herida. Lavarla con agua de mar y sacar las púas con unas pinzas cuando la zona lesionada aún esté húmeda. Sumergir la herida en agua fría y luego en agua muy caliente unos 30 minutos. Después, desinfectar con un antiséptico. Si la lesión es grave o presenta reacción, acudir al médico.


Cómo evitar las picaduras

Para protegernos de las picaduras, la Asociación Española de Pediatría recomienda lo siguiente:

- Vigila que no haya ningún avispero o panal de abejas cerca cuando juegue al aire libre.

- No le dejes andar descalzo.

- Evita que el niño utilice jabones, desodorantes y champús perfumados.

- Procura que vista ropas que no sean muy brillantes.

- Enséñale que si un insecto se acerca, lo mejor es permanecer tranquilo y alejarse lentamente.

- No dejes platos de macetas, ni ceniceros, ni juguetes en las terrazas o el jardín porque si se llenan de agua se pueden desarrollar en ellos larvas de mosquito.

 


Te puede interesar:
El cálculo de percentiles es una de las revisiones que realiza el pediatra en las visitas de los bebés para comprobar si están creciendo de manera correcta.


Fuente:

VV.AA. (2011), Guía práctica de primeros auxilios para niños, S.A. Bainet Media.

Fecha de actualización: 04-08-2008

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>