• Buscar
Publicidad

A mi hijo le han salido verrugas, ¿cómo las trato?

A mi hijo le han salido verrugas, ¿cómo las trato?

A partir de los 4 años, es muy común que a los niños les salgan verrugas, sobre todo si son propensos a morderse las uñas. Aunque la mayoría se curan solas en unos cuantos meses, hay veces que es necesario tratarlas para eliminarlas totalmente

Publicidad

Indice

 

¿Qué son las verrugas?

Son unas pequeñas tumoraciones que salen en la piel y tienen diversas formas y localizaciones. Salen preferentemente en niños a partir de los 4 años, aunque también pueden aparecer de adultos. Son producidas por un grupo de virus llamado papiloma y la mayoría son autolimitados (se curan solas), aunque muchas de ellas no se quitan hasta que no se tratan.

Las verrugas son contagiosas, produciéndose este contagio por el contacto directo con otras verrugas tanto de la misma persona (localizadas en otra parte de la piel) como de un tercero que las tenga. Un lugar muy común de contagio son los sitios húmedos, como las piscinas o las duchas de los vestuarios.

Son redondeadas y con una superficie irregular y rugosa muy característica. Su color varía desde el rosa hasta el blanco grisáceo. El tamaño de las verrugas es variable, desde unos pocos milímetros hasta 1 cm de diámetro.

Normalmente se localizan en los dedos de las manos pero también pueden encontrarse en pies, rodillas, genitales, etc.

 

Tratamiento de las verrugas en niños

Como ya se ha dicho antes, muchas se curan y desaparecen solas (un 30% en los primeros 6 meses de evolución). Merecen especial atención las de las plantas de los pies, porque molestan al caminar, y las de los genitales, por hallarse en una zona tan sensible.

Aunque suelen desaparecer en unos 2 años (al menos el 50% de ellas), es mejor tratarlas para que no se extiendan a otras partes del cuerpo.

Para su curación, se recomiendan lociones o apósitos especializados que contienen ácido salicílico, y que van disminuyendo la verruga hasta hacerla desaparecer. El pediatra será el que indique cuál es mejor usar.

Si las verrugas están muy extendidas se puede llevar a cabo cirugía. Los tratamientos principales son la electrocoagulación -que requiere de anestesia local y puede dejar cicatriz- y la crioterapia -congelación de las verrugas por medio de la aplicación de nitrógeno frío o dióxido de carbono sólido en forma de lápiz. Este último no deja cicatriz, pero produce cierto grado de dolor ya que no se puede realizar con anestesia local. También se pueden eliminar con láser.

La elección de uno u otro dependerá de la localización y extensión de la verruga.
 

 

Precauciones a seguir

- Si tu hijo tiene verrugas, procura que no comparta toalla con otras personas.

- Si lo tratas con apósitos, vigila que éste no toque partes sanas del cuerpo de tu hijo ni del de otras personas, ya que se podrían contagiar.

- Procura que tu hijo no se muerda las uñas, puesto que las verrugas se contraen con más facilidad si la piel está lesionada, lo que explica que los niños que se muerden las uñas tengan verrugas con mayor frecuencia.

- No le dejes andar descalzo en los vestuarios comunes ni en las zonas húmedas de las piscinas.

- Vigila que no se toque las verrugas, se puede propagar la infección a otras zonas.

 


Glosario

Verrugas

Definición:

Son unas pequeñas tumoraciones que salen en la piel y tienen diversas formas y localizaciones. Salen preferentemente en niños a partir de los 4 años, aunque también pueden aparecer de adultos. Son producidas por un grupo de virus llamado papiloma y la mayoría son autolimitados (se curan solas), aunque muchas de ellas no se quitan hasta que no se tratan.

Síntomas:

Aparición de un bulto en la piel. A veces pica o duele al rozarse contra él.

Tratamiento:

Como ya se ha dicho antes, muchas se curan y desaparecen solas (un 30% en los primeros 6 meses de evolución). Merecen especial atención las de las plantas de los pies, porque molestan al caminar, y las de los genitales, por hallarse en una zona tan sensible. Aunque suelen desaparecer en unos 2 años (al menos el 50% de ellas), es mejor tratarlas para que no se extiendan a otras partes del cuerpo. Para su curación, se recomiendan lociones o apósitos especializados que contienen Ácido Salicílico, y que van disminuyendo la verruga hasta hacerla desaparecer. El pediatra será el que indique cuál es mejor usar. Si las verrugas están muy extendidas se puede llevar a cabo cirugía. Los tratamientos principales son la electrocoagulación -que requiere de anestesia local y puede dejar cicatriz- y la crioterapia -congelación de las verrugas por medio de la aplicación de nitrógeno frío o Dióxido de Carbono sólido en forma de lápiz-, este procedimiento no deja cicatriz pero produce cierto grado de dolor ya que no se puede realizar con anestesia local. También se pueden eliminar con láser.

Congelación

Definición:

La piel y los tejidos subyacentes se congelan en cualquier persona que esté expuesta al frío intenso durante muchas horas (por ejemplo en la alta montaña). Las áreas más frecuentemente afectadas son manos, pies, nariz y orejas.

Tratamiento:

Abrigar al accidentado o envolverlo en mantas. Calentar las partes afectadas sumergiéndolas en agua tibia (25º C) o cubriéndolas con una toalla caliente durante 30 minutos. Si la piel recobra el color, colocar un apósito y cubrirlo todo con un vendaje. Acudir a urgencias.

Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 21-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×