• Buscar

20 de noviembre, Día Mundial de la Infancia: protejamos la salud bucodental de los más pequeños

20 de noviembre, Día Mundial de la Infancia: protejamos la salud bucodental de los más pequeños

El 20 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Infancia, una celebración que sirve para llamar la atención sobre los derechos de los más pequeños, entre los que es fundamental el acceso a la salud general y, por supuesto, también a la salud bucodental. Los expertos de las Clínicas Moonz nos enseñan a cuidar los dientes de los más pequeños.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Infancia?

La Organización de las Naciones Unidas celebra el Día Universal del Niño o Día Mundial de la Infancia el 20 de noviembre porque es la fecha en la que la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de Ginebra de los Derechos del Niño en 1959.

La iniciativa partió de Eglantyne Jebb, fundadora de la organización Save the Children. Jebb, tras la I Guerra Mundial, advirtió la necesidad de proteger especialmente a niñas y niños, por lo que fundó, junto a su hermana, esta ONG. En 1923, la Alianza Internacional Save the Children emitió la primera Declaración de los Derechos del Niño que fue posteriormente adoptada por la ONU.

Esta declaración no era legamente vinculante, por lo que se mostró ineficaz para proteger los derechos de los niños. Así que diez años después, tras muchas negociaciones, se logró acordar el texto final de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989, cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los países que la han firmado.

Los 54 artículos que componen la Convención recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños con proclamas tan importantes como el derecho a la vida, al desarrollo, a la familia, a una vivienda digna, a la educación o a la salud.
 

La importancia de la salud bucodental

La higiene bucodental es fundamental para nuestra salud ya que una escasa limpieza puede causar muchos problemas como la aparición de caries, gingivitis o enfermedades más graves como la periodontitis. Y los niños son un grupo con mayor riesgo de padecer caries debido a que su esmalte es más débil que el de los adultos, su higiene bucodental es peor ya que no saben cepillarse correctamente los dientes o se olvidan de hacerlo y a que comen más alimentos ricos en azúcares. Por eso, según la OMS más de 530 millones de niños sufren de caries dental en los dientes de leche, una de las enfermedades más frecuentes entre la población infantil.

Por ese motivo, los padres deben concienciarse de la importancia de cuidar los dientes de los niños desde bebés y enseñarles buenos hábitos de limpieza bucodental. Para ello, el equipo de los centros especializados en Ortodoncia Infantil y Odontopediatría Moonz ha elaborado una serie de recomendaciones para ayudar a los padres a conseguir que sus hijos adquieran hábitos de higiene bucodental.
 

Consejos para adquirir unos buenos hábitos de higiene bucodental

1- Limpiar a diario los dientes, también los de leche ya que pueden padecer los mismos problemas que los definitivos. Incluso se aconseja limpiar la encía del bebé con una gasa húmeda para evitar la acumulación de bacterias, y a partir de los 18 meses, ya podrán utilizar un cepillo adecuado para niños de esta edad. En niños mayores, se aconseja un cepillo eléctrico porque son más fáciles de usar y eliminan más placa que los normales, especialmente cuando ya se cepillan solos.

2- Crear una rutina para que el cepillado se convierta en un hábito como lavarse las manos. Para ello, se puede acompañar este momento de juegos o canciones y felicitar al niño cada vez que lo haga bien.

3- Es importante enseñarle al niño un orden determinado para que no se olvide de cepillarse ningún diente. Se recomienda que primero se cepillen las muelas de arriba, después las de abajo y finalmente las piezas delanteras, siempre con movimientos de abajo hacia arriba. El cepillado debe durar unos 2 minutos. Al principio tendrán que hacerlo los padres, pero, a medida que el niño crezca y sea capaz, hay que enseñarle a hacerlo él solo.

4- En cuanto a la pasta de dientes, en niños de 0-2 años se recomienda usar una pasta dentífrica con contenido menor a 1.000 ppm de flúor, de 1.000-1.450 ppm de flúor en niños de 3-6años, y a partir de los 6 años, pueden usarse pastas con 1.450 ppm, la misma cantidad que tienen las pastas de los adultos. Hay que intentar adecuar el sabor de la pasta de dientes a la que más le guste al niño para no generar rechazo por su parte.

5- Para detectar cualquier problema antes de que se complique y valorar la higiene del niño y el crecimiento de sus dientes, es fundamental llevar al niño al odontólogo desde los 12 meses o incluso antes si los dientes de leche comienzan a salirle pronto. Tras la primera visita, se debe acudir al menos una vez al año para que el dentista compruebe que los dientes de leche salen correctamente, estudie el correcto desarrollo de los huesos de la cara y la mandíbula, y detecte cualquier anomalía en la posición de los dientes.

6- Limitar el consumo de azúcares en la dieta (chucherías, bollos) ya que contribuyen a la aparición de caries, y sustituirlos por alimentos saludables como fruta.


Fecha de actualización: 07-12-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×