La influencia de los colores en tu hijo

La influencia de los colores en tu hijo
comparte

El rojo y el naranja estimulan, el azul y el blanco tranquilizan, y el amarillo ayuda a desarrollar la inteligencia de los más pequeños. Las características cromáticas de los juguetes no sólo llaman más o menos la atención de los niños e influyen en sus elecciones, sino que además tienen distintos efectos sobre su temperamento.

No te puedes perder ...

Efectos del tabaco en el embarazo y el feto

Efectos del tabaco en el embarazo y el feto

Además de las consecuencias del tabaco en la madre fumadora, el tabaquismo durante el embarazo perjudica gravemente la salud de los descendientes, llegando a ocasionar infertilidad en el niño en el futuro. Es la principal conclusión del estudio “The impact of cigarettes moking on the health of descendants” publicado en Expert Review of Obstetrics & Gynecology por los doctores de IVI, Sergio Soares y José Bellver.

Los juguetes constituyen una fuente de estimulación durante el crecimiento del niño, favoreciendo el desarrollo de las funciones psíquicas, físicas, afectivas y sociales del pequeño. De hecho, diversos estudios han demostrado que el color de los juguetes puede influir en su carácter y personalidad.

Es una información que los padres o familiares de un niño de corta edad deben conocer y tener presente a la hora de comprar un regalo a su propio hijo o al de un pariente o amigo cercano.   

Según el médico pediatra Jordi Mateu, especialista en seguridad y prevención de accidentes en la infancia, se ha observado que los juguetes rojos generan dinamismo e incitan al movimiento en los niños “y, por ello, se recomiendan para niños más bien tranquilos que necesitan actividad”.

En el lado contrario, se situarían los de color azul que, según su opinión, favorecen la relajación y ayudan a dormir. Se aconsejan para niños activos e irritables.

Por su parte, los juguetes amarillos mejoran la concentración y ayudan al desarrollo de la inteligencia, mientras que los de color naranja denotan alegría y fomentan la actividad, en opinión del experto.

“Los primeros serían adecuados para niños con dificultades de concentración y los segundos para aquellos que pasan por una etapa de cierta tristeza. Finalmente, los de color blanco parece que promueven el descanso y la relajación”, señala Mateu.

Pero junto con el color, existen otros factores que conviene tener en cuenta antes de elegir un juguete, como señala el psiquiatra infantil Paulino Castells, que advierte que "no siempre que los adultos hacen la selección del juguete, éste se ajusta a la edad conveniente del niño, y este dato es muy importante".

Juguetes seguros y estimulantes

“En los primeros años de vida, y para motivar la afectividad del niño, se aconsejan juguetes como muñecos, ositos y animales. Para estimular su motricidad, juguetes como pelotas, bicicletas, coches con pedales o juguetes de construcciones”, señala.

“Para estimular su sensibilidad y expresión hay que proporcionar a los niños juguetes musicales, sin olvidar aquellos que se puedan montar y desmontar, o de preguntas y respuestas que estimulan su capacidad mental  (como los de cuerda, viento o percusión)”, dice Castells.

Además de elegir aquellos juguetes adecuados que estimulen cualquier faceta de su personalidad, los padres no deben olvidar otros aspectos importantes como seleccionar juguetes seguros.

Entre los juguetes que pueden causar accidentes hay que citar aquellos que, por su forma y medida, no son adecuados a la edad del pequeño, como los destinados a niños mayores, que además suelen ser frustrantes para los más chicos debido a su falta de habilidad para usarlos.

"También son peligrosos aquellos juguetes que pueden desmontarse en piezas pequeñas que el niño puede introducirse en la boca, nariz y oreja; los que están deteriorados o con algún defecto en su construcción -lo que puede dar lugar a cortes o piquetes- y los que transfieren energía, dando lugar a quemaduras y hasta electrocución”, explica el doctor Mateu.

Cuando el niño alcanza la adolescencia e incorpora a su mundo lúdico otros elementos más sofisticados de estructura electrónica, como ordenadores o videojuegos, “es cuando los padres deben estar más pendientes del juego de sus hijos y sus contenidos”, subraya Castells.

Según este psiquiatra, “mientras se utilicen con mesura, no más de dos horas al día, no suelen tener ninguna connotación negativa, sino al contrario, pueden ayudar a medir las habilidades del jugador y acrecentar la autoestima del niño”.
 


Te puede interesar:
La escuela y las familias deben trabajar conjuntamente para detectar niños con altas capacidades y establecer el entorno preciso para que puedan alcanzar su máximo potencial.


Fuentes:

Jordi Mateu, médico pediatra, https://www.aeped.es/

Fecha de actualización: 22-07-2009

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>