×
  • Buscar
Publicidad

Cómo mejorar la autoestima de los hijos

Cómo mejorar la autoestima de los hijos

La autoestima es el resultado de la diferencia entre el yo ideal y el yo real. Es decir, la diferencia entre cómo me gustaría ser y cómo me veo. Si esta diferencia es grande la autoestima es baja y, por tanto, la valoración de uno mismo es bastante negativa: “no gustaré a nadie”, “no me aceptarán”, “no se me da bien casi nada”, etc. Por el contrario, cuando la diferencia es mínima estamos ante una buena autoestima: Esto conlleva sentirse bien con uno mismo, y creer en las propias capacidades, habilidades y logros.

Publicidad

Los padres somos el principal referente de seguridad y de amor para nuestros hijos, además de los modelos en los que se apoyan para desarrollarse. Por lo tanto, podemos ayudarles a hacer florecer una buena autoestima queriéndoles por lo que son,  con sus virtudes y con sus defectos.

Aunque parece sencillo de hacer, en el día a día no es tan fácil. Los padres tenemos expectativas sobre nuestros hijos que en la mayoría de los casos difieren de sus verdaderas capacidades, habilidades y aptitudes. Esto hace que los hijos se vean forzados a cumplir con las expectativas de sus padres pues, de lo contario, creen que los van a desilusionar y perderán su amor.

 

Ajustar las expectativas fomenta la sana autoestima

Debes ajustar las expectativas a cómo es tu hijo, a lo que realmente necesita para crecer sintiéndose bien con él mismo. Por ejemplo, si tu hijo siempre está en constantemente movimiento seguramente será porque le gusta y porque necesita moverse, así que no pretendas que esté sentado a tu lado mientras le cuentas un cuento o quieras conversar los dos quietos. Esta perspectiva no se ajusta a cómo es él, por lo tanto, se verá forzado a hacer lo que tú deseas. Esto le resultará difícil o incómodo, y seguramente concluirá en una escena de frustración para los dos. Tu hijo  sentirá que no vale (pues no es capaz de estar sentado y quieto como tú deseas), y además, tu posible enfado le hará sentirse menospreciado por cómo es.

No te puedes perder ...

Y tambien:

En este caso, aceptar a tu hijo tal y cómo es implica que busques un momento en el que no haya excesivo movimiento para hablar con él. Tal vez mientras juega con sus camiones o golpea su pelota puedes acercarte a él, pedirle jugar juntos y en ese momento hablar. Verás cómo hay un encuentro agradable entre vosotros y no acabáis enfadados. Si en otro momento, por ejemplo, quieres llevar a tu hijo hacia un estado de calma porque es la hora de dormir, busca recursos que impliquen el contacto, como masajear o recorrer con tus manos su cuerpo mientras le cuentas un cuento de buenas noches.

De esta forma, tú le estarás ofreciendo lo que es bueno para él –calmarlo con amor antes de dormir y darle la comunicación afectiva que refuerce vuestro vínculo– pero respetando su forma de ser. Así se puede ir forjando una sana autoestima en él.

Está demostrado que los niños y niñas que se valoran positivamente a sí mismos suelen estar más motivados para aprender, saben expresarse mejor y no tienen dificultades para relacionarse adecuadamente con los amigos, además de tener una mayor tolerancia ante las frustraciones.

Para ello, los hijos necesitan de unos padres que les hagan sentirse queridos, aceptados y valorados. Por eso os recomendamos el póster “Así soy yo”  que podréis descargar gratuitamente en Edúkame para forjar, en el día a día, una sana autoestima desde bien pequeños.

 


Fecha de actualización: 24-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.