¿Cómo hablar a tu hijo de temas delicados?

¿Cómo hablar a tu hijo de temas delicados?
comparte

¿Cómo hablarle de temas delicados? Existen ciertos temas que son muy complicados de tratar con nuestros hijos: la muerte, las enfermedades graves, el sexo, los problemas económicos… Asuntos delicados de los que nadie quiere hablar. Pero siempre es peor ocultar la verdad y callar, porque si el niño nota que algo pasa y nadie le da la información que necesita, la buscará por su cuenta; y esto, siempre será peor.

No te puedes perder ...

Por muy difícil que sea, lo mejor es ser siempre sincero y contar las cosas cuanto antes. Si se trata de un problema o de un asunto grave que no se va a poder resolver rápidamente, y que terminará afectando al niño, cuanto antes lo sepa, mejor.

 

Sin embargo, tampoco hay que entrar en detalles y explicaciones complicadas, al fin y al cabo, es solo un niño. A él no le interesa saber por qué la crisis internacional ha hecho que despidan a su papá, o cómo el espermatozoide recorre la trompa de Falopio hasta dar con el óvulo. Olvídate de hablarle como a una persona mayor y utiliza un lenguaje sencillo y accesible para él.

Tampoco debes engañarle o falsear la verdad. Si su mascota se ha muerto y en vez de decirle eso le cuentas que lo habéis llevado a una granja especial para animales, no sabrá enfrentarse al hecho de que los seres vivos mueren. Aunque a nadie le guste la idea de la muerte, es necesario que los niños sean capaces de aceptar la realidad, para así no tener traumas ni miedo a lo que pueda pasar.

Nunca dramaticéis delante de él. Por muy duro que sea el trámite por el que estáis pasando, si os ve llorar y destrozados, le será muy difícil afrontarlo. Sus padres son sus héroes, si ellos tienen miedo, ¿cómo no lo va a tener él?


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta para evaluar los síntomas de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fuente:

Coleman, Paul (2001), ¿Cómo decirlo? A los niños, México, Pearson Educación.

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>