Blanca Navidad: Ideas y manualidades para una fiesta de nieve

Blanca Navidad: Ideas y manualidades para una fiesta de nieve
comparte

Los niños son sin duda los protagonistas de la Navidad. Son fechas muy especiales para ellos que disfrutan y se entusiasman con cada momento. También puede ser una oportunidad única para compartir con ellos actividades y juegos que les entretengan en este periodo de vacaciones mientras dejan volar su creatividad e imaginación a la vez que desarrollan su destreza decorando con sus manos y creando bonitos adornos navideños. Echa un ojo a estas ideas que te proponemos para una fiesta navideña ¡totalmente nevada!

No te puedes perder ...

La nieve es una de las habituales protagonistas en las populares estampas navideñas. ¿No ha nevado en tu ciudad este año? No te preocupes, con estas ideas tendrás tu propia fiesta de la nieve.

-    Crea un ambiente de tormenta de nieve con un fondo de pared nieve, un póster gigante con un diseño nevado que cubre las paredes y/o el techo de la sala.

-    Coloca sobre el fondo pared, o sólo encima de una pared blanca, unos troquelados divertidos de figuras navideñas patinando.

-    Para añadir un poco de brillo, puedes colocar encima unos troquelados brillantes de copos de nieve. Utiliza los mismos troquelados para dar la bienvenida a los invitados, fijándolos a la puerta principal. Combina esto con un enorme lazo blanco o plateado hecho con tul blanco u otra tela ligera, o con unos globos de látex de color blanco perlado o azul claro perlado.

-    Cubre los muebles con telas blancas para dar el efecto de un campo nevado.

-    Pega adhesivos de copos de nieve en las ventanas para un toque festivo.

-    Esparce nieve artificial por toda la sala, en las mesas, alrededor de las plantas, al lado de las ventanas... También puedes combinarlo con confeti con forma de copos de nieve en la mesa para añadir brillo y destellos.

-    Si tienes un abeto o árbol de Navidad, adórnalo con muchos lazos grandes de cinta blanca, azul y plateada. Añade siluetas de copos de nieve recortadas en papel.

-    Puedes hacer tu cenefa de carámbanos recortando las formas en un trozo largo de tela blanca, o un mantel de plástico blanco. Después se coloca en la parte superior de la pared y en las ventanas para añadir el toque justo de frío... ¡brrr!

-    Pon fuentes de cristal llenas de adornos navideños, preferiblemente de tonos azules y plateados, por el salón.

-    Crea un centro de mesa de piñas pintadas con pintura blanca o con un poco de nieve de aerosol. Para un poco de brillo, esparce encima un poco de brillantina plateada.

-    Si tienes invitados envuelve un regalito (un juguete, gomas de borrar divertidas, chuches, chocolates) en papel brillante y añade una cinta plateada. Espárcelos por la mesa o apílalos en el centro, rodeados de bolas de Navidad. ¡Sirven como recuerdo de la fiesta y a la vez son un decorado impactante!

-    Para crear un centro de mesa luminoso y elegante coloca velas de varios tamaños encima de un espejo. Si tienes algunas bolas brillantes, quedan preciosas esparcidas encima del espejo alrededor de las velas.

-    Si quieres un centro de mesa elegante, puedes hacerlo con ramas secas adornadas con nieve artificial. Cuelga de ellas algunas siluetas de copos de nieve, trozos pequeños de nuestras tiras nieve o algunos copos de nuestro confeti nieve.

-    Pinta varias ramas secas con pintura blanca o plateada en aerosol (también se pueden comprar ya pintadas en algunas jardinerías). Cuando estén secas colócalas en grupos en macetas alrededor del salón. Si quieres, puedes colgarles adornos navideños, oropel, copos de nieve de papel, ¡lo que se te ocurra!

-    Para un toque muy festivo, decora con globos perlados de colores blanco y azul claro, y globos foil con forma de un copo de nieve. Ínflalos con helio, fíjalos a cintas blancas ligeramente rizadas y déjalos flotar hasta el techo. También puedes colocarlos en ramilletes (recomendamos 6 u 8 globos por ramillete) alrededor de la sala.

-    Como alternativa, infla unos globos de látex de colores blanco perlado, azul claro perlado y plata con aire y colócalos en grupos de 3 o 4 en las esquinas de la sala, en los marcos de las puertas, en las ventanas, etc. Deja caer detrás unas cintas rizadas de los mismos colores, o unos trozos largos de guirnaldas azules y blancas.

Otra actividad creativa para compartir con tus hijos: prepara copos de nieve de papel y cuélgalos con cuerda fina del techo, de las plantas, etc. Coge un círculo de papel blanco y dóblalo por la mitad varias veces hasta conseguir un triángulo. Con tijeras, empieza a recortar formas pequeñas sin que un corte llegue de un borde a otro. Cuando ya tienes varias formas recortadas de los bordes, abre el círculo para ver tu copo de nieve.

¿Y por qué no una fiesta de disfraces en Navidad? Pide a los niños que vengan disfrazados de algo invernal, sería divertido ver qué se les ocurre…

Y para merendar…

¡Ricas galletas Hombre de Jengibre!

La decoración continúa en la cocina de la mano de estas típicas galletas navideñas, que también te servirán como adorno… ¡si podéis resistiros!

Hay que empezar esta receta unas horas antes de hornear las galletas, porque la masa tiene que reposar en el frigorífico durante al menos 6 horas. Luego se aplana, se recorta, se hornea y se decora.
Por supuesto, se puede recortar con cualquier forma, si no tienes un molde con forma de hombrecito. Quedarán bien en esta temporada navideña con forma de estrellas, abetos, copos de nieve, incluso círculos. El número de galletas que consigues depende del tamaño del molde, pero suele ser suficiente para entre 12 y 24.

Necesitas:

185 g de mantequilla reblandecida
185 g de azúcar moreno
60 ml de melaza
2 yemas de huevo
375 g de harina
2 cucharaditas de canela molida
2 cucharaditas de jengibre molido
½ cucharadita de bicarbonato
¼ cucharadita de clavos molidos
¼ cucharadita de sal

Para la cobertura blanca para adornar:

Aprox. 100 g de azúcar glasé
Unas gotas de agua

Preparación:

En un bol grande, bate juntos la mantequilla, el azúcar y la melaza hasta conseguir una masa espumosa (aproximadamente unos 3-4 minutos). Añade una a una las yemas, batiendo en todo momento.

Añade la harina y los demás ingredientes secos, y mezcla sólo hasta que la masa quede unificada. La masa tendrá un aspecto seco al principio, pero se juntará bien si mezclas un poquito más. Saca la mezcla del bol, envuélvela en papel film y guárdala en la nevera durante por lo menos 6 horas, o mejor aún, de un día para otro.

Calienta el horno a 150º C, y saca la masa de la nevera. Con un rodillo, aplana la masa hasta conseguir un espesor de aproximadamente 6 mm. Recorta las formas deseadas con tu molde, y colócalas en bandejas de horno forradas con papel de cera. Vuelve a amasar los restos de la masa, recorta otra vez las formas deseadas, y repite hasta utilizar toda la masa que puedas.
Hornea durante aproximadamente 12 minutos, o hasta que la casa huela a gloria y las galletas hayan cogido un tono un poco más oscuro. Déjalas enfriar antes de decorar.

Para decorar, prepara un poco de cobertura blanca mezclando el azúcar glasé con unas gotas de agua, hasta conseguir una textura lisa pero espesa. Pon esta mezcla en una manga pastelera con la punta muy fina, o una bolsa de plástico con una esquina cortada. Utiliza esta cobertura para dibujar encima de las galletas, y como “cola” para fijar adornos como fideos, flores y perlitas de azúcar, etc.




En Fiesta Fácil puedes encontrar mil ideas y todos los productos necesarios para que la fiesta de nieve sea perfecta.

 

Redacción: Noelle Acheson, Laura Ramírez. Fiesta Fácil. www.fiestafacil.com

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>