Juegos para entretener a tus niños en el coche

 Juegos para entretener a tus niños en el coche
comparte

Llega el momento de irse de vacaciones, de coger el coche, de los viajes con niños y del temido “¿Cuándo llegamos?” Aquí tienes una serie de actividades y juegos para pasar un rato entretenido con los más pequeños mientras llegas a tu destino. Si tienes la oportunidad ponte en el asiento de atrás con él mientras conduce papá y luego túrnate con él

Con la A de abeja:

Repasad el abecedario nombrando animales que empiecen por cada letra. Si hay más de un jugador, a cada uno, por turnos, le tocará una letra. El que no pueda nombrar ninguno con la letra que le corresponda se elimina. Lógicamente podéis saltaros la Q, la X, o la W.

 

Bingo de coches:

Necesitarás llevar dos bolsas o dos cajas. Escribe en 10 papelitos los números del 5 al 15, un número por papel. Y mételos en uno de los recipientes. En otros 10 papelitos escribe 10 colores. E introdúcelos en el otro. Para comenzar a jugar cada jugador debe sacar dos papeles, uno de cada sitio. Cuando todos tengan los dos papeles hay que buscar tantos coches de ese color como ponga en el papelito de cada uno.

 

Abecedario de coches:

Este juego es para niños mayores que ya sepan leer o para aquellos aficionados a los coches que conozcan los logotipos de las marcas. Te sorprenderá la cantidad de niños pequeños que los conocen. El juego consiste en buscar marcas o modelos de coches que empiecen por cada letra del abecedario. Empieza con la A. El primero en encontrar un Alfa Romeo por ejemplo, tiene un punto. Ahora con la B, buscad un BMW, con la C un Citroën, o un Chrysler… y así sucesivamente.

No te puedes perder ...

 

Su propio mapa:

Dales a los niños un mapa con el itinerario que vais a hacer. Muéstrale o márcale vuestro destino, así como el punto de partida. De este modo cada vez que pregunten “¿Cuánto falta?” podrás señalárselo en el plano, mientras se hacen una idea de lo que habéis recorrido y lo que queda. Una opción barata y más sencilla: Imprime un mapa con el recorrido de Google Maps. Incluye gasolineras, puntos de interés, nombres de pueblos, ciudades, etc. Así tu pequeño podrá entretenerse marcando los hitos según vayan llegando.

 

Escritura misteriosa:

Un niño alarga la mano y cierra los ojos. Otro deberá pintar una letra en el brazo de aquél con un boli (de fácil limpieza). El niño con los ojos cerrados tendrá que adivinar de qué letra o número se trata. Si los niños son mayores pueden probar con palabras enteras. En este juego no hay ganadores ni perdedores. Terminará cuando se acabe el espacio del brazo.

 

Botella sorpresa:

Prepara en casa, antes de partir de viaje, una botella con tesoros ocultos. Coge una botella de plástico vacía y llena dos terceras partes con arroz crudo. Mete también varios objetos, por ejemplo una moneda, un caramelo, un macarrón, un pequeño juguete, lo que se te ocurra y quepa por la boca y el cuello de la botella. Después ciérrala fuerte para evitar que se derrame el arroz. En el coche, déjasela a los niños. Por turnos tendrán que decir qué tesoros ven entre el arroz. Haz una lista previa porque seguro que alguno se te olvida. Si solo juega un niño, estará entretenido un buen rato buscando las sorpresas de la botella.

 

Estrellas de la canción:

Mientras estáis de viaje, pon música. Algo que conozcáis todos los ocupantes del coche (o por lo menos los niños). Y cantad todos juntos. De repente en algún momento de la canción apaga la radio. Deberéis seguir cantándola y quien más tiempo aguante cantando la canción con su letra tiene un punto. Vuelve a encender la radio y tras unos segundos apágala y jugad de nuevo. Cuando termine la canción poned otra. Cada participante elegirá una canción.

 

El zoo:

Anima a los pasajeros a buscar animales en las señales de tráfico o en los carteles de las poblaciones. Quien más encuentre, gana. Valdrán tanto las señales que advierten, por ejemplo con una vaca, de la proximidad de un paso de animales domésticos como los carteles que anuncian la salida a Villaconejos o la autopista de León.

 

La fábrica de sonidos:

Hacer ruidos raros es algo que encanta a los niños. Proponles una canción conocida, por ejemplo “Cumpleaños feliz”, y diles que la canten haciendo sonidos raros. ¡Se partirán de risa!

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo su identificación. Una vez se sabe que un niño tiene esta característica, la escuela y la familia deben trabajar en conjunto para que puedan alcanzar su potencial.


Fuente:

Fodor, Elizabeth; Morán, Montserrat (2009), Todo un mundo de sonrisas, Madrid, Ed. Pirámide.

Fecha de actualización: 01-07-2010

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>