×
  • Buscar
Publicidad

Ya se baña solito

Ya se baña solito

Después de conseguir comer sin ayuda y de abandonar los pañales, un gran logro para cualquier niño es comenzar a lavarse y vestirse por sí mismo. El momento depende solo del niño, pero en torno a los 3 años puede empezar a enjabonarse, secarse, etc.

Publicidad

Indice

 

¿Cuándo el niño está preparado para bañarse sólo?

Como ocurre con casi todos los avances de los niños, no hay una edad o momento determinado para que comience a bañarse solo. Serás tú quien decida si está preparado o no según su desarrollo, su capacidad para realizar otras tareas él solo (como vestirse o comer), etc.

A partir de los 3 años, puede empezar a enjabonarse solo, aprovechando este momento para enseñarle sus primeras nociones de anatomía, nombrando las partes del cuerpo que se va lavando bajo tu supervisión. Al principio solo se lavará las zonas a las que llegue fácilmente, para ir avanzando porco a poco.

El cabello y el aclarado final necesitarán de tu ayuda unos cuantos años más. Lo normal es que alrededor de los 6 años los niños se bañen solos, aunque andes cerca por si acaso.

No te puedes perder ...

Tu bebé de recién nacido a los tres meses

Tu bebé de recién nacido a los tres meses

Nada más salir del vientre materno, se produce uno de los cambios más importantes en la vida del ser humano; el bebé debe adaptarse al medio externo tras haber estado nueve meses dentro de la madre, una sensación totalmente distinta para él. Ahora le toca crecer y evolucionar… ¿Qué necesita tu hijo desde su nacimiento hasta los 3 meses de vida?

Y tambien:

 

¿Cómo ayudarle?

- Si quieres que tu pequeño aprenda mejorcómo debe enjabonarse puedes pedirle que lo haga por partes. Primero las piernas, luego los brazos, después la barriga; de esta forma, lo ayudarás a desarrollar en su mente el esquema corporal y a que tenga una imagen real de su cuerpo.

- Asegúrate de contar con todo lo necesario: una esponja que quepa en sus manitas, botes de gel y champú que sean fáciles de usar, una alfombrilla para que no se resbale, etc.

- Crea una rutina. Para que tu pequeño aprenda a ducharse sin ayuda, lo mejor es que juntos organicéis un ritual: bañarse a la misma hora cada día, enjabonar cada parte del cuerpo en el mismo orden para que no se olvide de ninguna, el pelo lo último… Podéis incluso inventar una canción o una rima para que se acuerde de todo.

- Sé paciente. Tu hijo tardará mucho más que en acabar de bañarse, pero no debes impacientarte y acabar el trabajo, debes darle su tiempo para que ensaye y aprenda.

- Aunque hasta ahora usabais juguetes de todo tipo para entretenerle, gradualmente debes ir quitándoselos para que entienda que la hora del baño es justo para eso: para bañarse. No obstante, recuerda que debe ser un momento de placer para tu pequeño y no una pesadilla.

Celebra cada avance. Cada paso que da es un gran logro para él, y así debes hacérselo ver. Dale un abrazo, un beso fuerte o simplemente dile: “¡Qué mayor eres ya!”. 

- Exígele cada día un poco más; una vez que tenga superada una habilidad, pasa a una de mayor dificultad, pero siendo este aumento casi imperceptible a vuestros ojos. El niño verá con satisfacción y alegría sus avances.

 

 


Fuente:

Crissey, Pat (2006), Higiene personal, cómo enseñar normas de aseo a los niños, Barcelona, Ed. Paidós.

Fecha de actualización: 28-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.