• Buscar

¿Qué es el aprendizaje basado en problemas?

¿Qué es el aprendizaje basado en problemas?

El aprendizaje basado en problemas es una metodología de enseñanza innovadora en la que se utilizan problemas complejos del mundo real para promover el aprendizaje de conceptos y principios. Descubre en qué consiste este tipo de enseñanza y cómo llevarla a cabo.

Publicidad

Índice

 

¿En qué consiste el aprendizaje basado en problemas (ABP)?

En este tipo de enseñanza se sigue un esquema inverso al tradicional: primero se presenta el problema, a continuación se identifican las necesidades, se busca la información necesaria y, por último, se vuelve al problema. Es similar al aprendizaje basado en proyectos, habitual en las etapas de educación infantil.

Así, se permite al alumno ser el protagonista del aprendizaje, en vez de un mero espectador. Asimismo, intervienen una amplia gama de funciones, entre otras: cerebrales, motoras, cognitivas, memorísticas, lingüísticas y prácticas.

El ABP tiene sus orígenes en la Universidad de MacMaster, en Canadá, en la década de los sesenta. El objetivo era el de mejorar la calidad de la educación médica, cambiando la orientación de un currículo basado en el mero aprendizaje por otro más integrado que estuviera organizado según los problemas de la vida real, que es lo que realmente se busca con cualquier tipo de enseñanza: saber aplicar lo aprendido al mundo real.

Las claves principales de este tipo de aprendizaje son:

- Motivar a los estudiantes a buscar una compresión más profunda de los conceptos estudiados.

- Conseguir que los alumnos adopten sus propias decisiones, las entiendan y las defiendan usando el método científico.

- El problema debe incorporar los contenidos que se deben estudiar en cada curso.

- Si se recurre a un proyecto de varias etapas, las iniciales serán abiertas y atractivas para captar el interés.

- Promueve en los estudiantes tres aspectos básicos: la gestión del conocimiento, la práctica reflexiva y la adaptación a los cambios.

- El profesor o maestro hace de guía.

- Su finalidad es formar personas capaces de analizar y enfrentarse a los problemas de la misma manera en que lo harán durante su actividad profesional.
 

Beneficios del aprendizaje basado en problemas

- promueve el desarrollo del pensamiento crítico

- favorece la capacidad de resolución de problemas

- mejora la empatía, la colaboración y el respeto a las opiniones de los demás

- favorece la gestión de emociones

- mejora las habilidades de comunicación

- enseña cómo analizar información y datos, interpretarlos y relacionarlos

- potencia la autonomía y la responsabilidad

- aumenta la motivación, la curiosidad y las ganas de aprender

- trabaja habilidades que les serán útiles en la vida profesional y personal, como adaptarse a los cambios, el razonamiento, la deducción, la creatividad…
 

¿Cómo desarrollar el aprendizaje basado en problemas?

1- Definir la idea o concepto a enseñar

Lo primero que debe hacer el profesor es elegir una idea o un concepto, seleccionado de entre el temario para ese curso, y luego pensar en un problema o trabajo basado en esa idea.

El concepto se puede trabajar en una sola asignatura o en varias a la vez, para lo cual todos los docentes implicados deben ponerse de acuerdo sobre qué contenidos curriculares se van a trabajar y cómo ponerlos en común, así como en la forma de evaluación.

Hay que enumerar los objetivos y competencias de aprendizaje que los estudiantes deben cumplir cuando trabajen en el problema.

También se debe adaptar el espacio de trabajo para facilitar la cooperación y la autonomía de los alumnos a la hora de trabajar.

2- Contextualizar el trabajo

Una vez se tiene claro el concepto a trabajar, hay que pensar en un contexto del mundo real. Se debe acercar el trabajo a los chicos proponiéndoles un problema del mundo real que les ayude a estar más motivados. Si ven que su esfuerzo tiene aplicación en el mundo real y sirve realmente de algo, se esforzarán más y trabajarán mejor.

3- Introducir el problema en etapas

Hay que introducir el problema en etapas para que los estudiantes puedan identificar los temas de aprendizaje que los llevarán a investigar los conceptos objetivo.

Para conceptualizar bien el problema, el profesor puede hacerse una serie de preguntas que contribuyan a un mejor desarrollo del mismo:

- ¿Qué cuestiones de aprendizaje se identificarán?

- ¿Cómo se estructurará el problema?

- ¿Cuánto tiempo durará?

- ¿Cuántas clases se necesitarán para completarlo?

- ¿Se dará información extra a los estudiantes a medida que trabajen en el problema?

- ¿Qué recursos necesitarán?


Fuentes:

Schön, D. La formación de profesionales reflexivos: hacia un nuevo diseño de la enseñanza y el aprendizaje de los profesionales, Ed. Paidós, Barcelona, 1987.

Branda, L. “Aprendizaje Basado en Problemas, centrado en el estudiante, orientado a la comunidad”, en Aportes para un cambio curricular en Argentina 2001, Jornadas de Cambio Curricular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, Organización Panamericana de la Salud (pp.79-101).

Fecha de actualización: 09-05-2022

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×