×
  • Buscar
Publicidad

Dificultades de los niños en el estudio

Dificultades de los niños en el estudio

Cuando los niños empiezan la escuela de nuevo, las rutinas ya deben hacerse notar en los hogares después de dos meses de descanso y de unos horarios más ligeros o directamente inexistentes.

Publicidad

Indice

 

Mantener el ritmo de estudio estable

Conforme pasan los meses del año escolar, es probable que se empiecen a ver diferentes dificultades en los estudios de los niños, algo que debe tenerse muy en cuenta para poder actuar a tiempo y que no se conviertan en frustraciones o en malas notas.

Pero, ¿sabes cuáles son las dificultades más habituales en los estudios de los niños en edad escolar? Aunque cada niño es un mundo y no se puede generalizar porque cada uno deberá tener una atención personalizada para saber cuáles son sus necesidades en cada momento, quiero explicarte cuáles son las tres dificultades más habituales y algunas estrategias para afrontarlas desde casa.

No te puedes perder ...

¡Con mucha marcha!

¡Con mucha marcha!

¿Cómo inculcarles el ejercicio físico desde la cuna? La tendencia de la obesidad y el sobrepeso infantil en España indican un incremento preocupante en las cifras, lo que ha llevado a los expertos a tratar de epidemia esta patología. Pero los niños mayores no son los únicos que corren el riesgo de adquirir hábitos inadecuados que propicien el sobrepeso. Los bebés también. Es más, el problema puede comenzar incluso antes de nacer. Varios estudios han desvelado que las mujeres que padecen sobrepeso antes del embarazo tienden a gestar bebés grandes y los niños con un peso superior a lo normal tienen más probabilidad de desarrollar una obesidad que aquellos que nacen con un peso adecuado

Y tambien:

 

Problemas en la planificación del estudio

Los niños deben ser niños y tener tiempo para disfrutar de ello pero dentro de este tiempo debe encontrarse una planificación diaria de estudio para poder tener una constancia y un ritmo adecuado con los conocimientos que se imparten en la escuela.

Esta dificultad aparece cuando el niño no dedica el tiempo suficiente al estudio y acostumbra a estudiar en el último momento o, todo lo contrario, le dedica más horas de la cuenta por lo que se encuentra cansado y el rendimiento no es el adecuado.

Para solucionar esta dificultad habrá que realizar un horario para después de la escuela y que de este modo le sirva como una guía de horas en el estudio. En este horario deberá quedar reflejado las horas que deberá dedicar el niño a los deberes y al estudio (o repaso de lo estudiado en clase), así el niño si lo cumple podrá ir al día y le costará mucho menos prepararse las materias. Si el niño tiene entre 6 y 12 años debería dedicar entre media hora y una hora y media al estudio, en cambio si el niño acude a Secundaria debería ser algo más, como por ejemplo, dos horas. Lo que debe tenerse en cuenta en ambos casos es sobre todo saber planificarse el tiempo que necesitará para cada tarea correspondiente.

 

Dificultades en la atención y la concentración

Los niños que tienen problemas en la atención y concentración les cuesta mucho centrarse cuando deben estudiar y se distraen con cualquier cosa perdiendo el tiempo y desaprovechando las horas que van pasando, por lo que aunque esté delante de las tareas muchas horas su rendimiento siempre es insuficiente.

Para que el niño pueda superar esta dificultad es imprescindible eliminar cualquier distractor de su alrededor mientras está en su tiempo de estudio, como por ejemplo la televisión, la Tablet, la videoconsola, comida, etc.

Además es importante que el niño empiece siempre a la misma hora y por las tareas que le resultan más difíciles para acabar siempre por las más fáciles, para que de este modo tenga un mayor rendimiento. Y por cada 60 minutos de estudio deberá tener 10 de descanso en Primaria, y en Secundaria a cada 90 minutos, 10 de descanso.

 

Dificultades en la comprensión lectora

Es difícil poder aprender algo o entender unos ejercicios a realizar si no se comprende lo que dice el texto. Si el niño no entiende algunas palabras y no busca su significado su vocabulario seguirá siendo pobre y le costará entender qué le dice el texto.

A causa de esto también puede presentar problemas de escritura y su escritura acostumbrará a ser incorrecta y poco clara por lo que preferirá evitar las tareas por sentir cierto rechazo a la lectura. Habría que valorar por qué le ocurre esto al niño.

Para que el niño pueda mejorar su comprensión lectora habrá que potenciar su lectura en voz alta para que entre por el canal auditivo la información y además así logrará una entonación correcta de la lectura respetando los signos de puntuación, algo imprescindible para comprender el texto.

Después se le deberá preguntar sobre el texto leído para hacer una comprensión sobre él y estimularle a que busque el significado de las palabras en el diccionario y así ampliar su vocabulario.


Fecha de actualización: 17-06-2020

Redacción: María José Roldán

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.