Descubriendo la naturaleza

Descubriendo la naturaleza
comparte

Con la llegada del buen tiempo, aprovechar lo que el entorno natural nos ofrece puede convertirse en una estupenda forma de aprender. La observación del proceso completo de metamorfosis de los insectos, cuidarlos y estudiarlos se transforma en una actividad amena y educativa para pequeños y mayores. Examinar mariposas, hormigas o mariquitas despierta la curiosidad de todos al acercarnos jugando al apasionante mundo de los bichos

No te puedes perder ...

Dermatitis atópica, muy común en la infancia

Dermatitis atópica, muy común en la infancia

La prevalencia de la dermatitis atópica es mucho mayor en los niños que en los adultos, debido sobre todo a la naturaleza evolutiva de la misma, según la cual muchos niños con dermatitis atópica estarán libres de esta enfermedad pasados unos meses o años. Así, un 60% de casos aparece antes del año, y un 30% o más, entre los 12 meses y los 5 años de edad. Se calcula que la dermatitis atópica afecta en la actualidad al 20% de la población infantil de los países desarrollados.

Los insectos son la especie más numerosa en la Tierra, pues hay identificadas más de un millón de variedades, frente a, por ejemplo, los 240.000 tipos de plantas con flores existentes o las 4.500 clases de mamíferos.

Los insectos se diferencian de otra clase de bichos porque su cuerpo adulto está formado por 3 partes: cabeza, tórax y abdomen, dos antenas y ojos compuestos, muchos de ellos tienen alas y muchos de ellos sufren todo un verdadero proceso de metamorfosis desde su nacimiento hasta su conversión en adultos.


Los niños y los bichos

¿Sabría el niño diferenciar distintos tipos de insectos de otros bichos y saber cuál pertenece a la familia de los insectos? Es frecuente que los niños confundan muchos bichos que encontramos en los jardines o en los parques como las arañas, los ciempiés, las garrapatas, o los milpiés con insectos, cuando no lo son. Lo curioso es que todos son artrópodos, pero no todos los artrópodos son insectos.

Los insectos son seres sorprendentes a los que les ocurre un sinfín de curiosidades que llaman la atención de los pequeños y hasta de los adultos. Por eso podemos aprovechar para jugar con los niños y que sientan más curiosidad sobre estos diminutos seres.


Curiosidades que los niños pueden aprender de los insectos

•    Los saltamontes pueden saltar hasta 40 veces la longitud de su cuerpo.

•    Las hormigas pueden levantar hasta 100 veces el peso de su propio cuerpo.

•    Sólo las abejas de miel y los abejorros viven juntos en colonias. La mayoría de las abejas viven de forma independiente y algunas en agujeros en el suelo.

•    ¡Algunos insectos sirven de alimento para algunas plantas! Los capturan y los disuelven obteniendo su jugo, así les proporcionan el nitrógeno que no pueden coger de la tierra porque su entorno carece de él.

•    También son el alimento de muchos tipos de animales como los pájaros, peces, reptiles, anfibios y, si no existieran, éstos podrían morir de hambre.

•    Los insectos son recicladores natos y su misión es mantener el planeta limpio, pues reciclan y recolectan hojas, animales muertos, estiércol, troncos de árbol, etc.

•    La mayoría de los escarabajos pueden volar, sin embargo, los escarabajos de tierra que son los más conocidos han perdido esta capacidad, por lo que para compensarla caminan muy rápido.

•    La polilla más grande del mundo es la polilla Atlas que vive en la India y mide hasta 30 cm con las alas extendidas, lo que puede llevar a confundirla con una mariposa.

•    Las orugas mudan su piel 4 o 5 veces antes de convertirse en crisálidas.

•    Todas las avispas mueren en invierno, salvo las reinas que hibernan hasta la primavera siguiente en la que comienzan de nuevo a poner huevos.

Gracias a la variedad y cantidad de ejemplares de insectos que existen éstos pueden ser utilizados para introducir a los niños en el mundo de las ciencias naturales. Los niños quedan realmente cautivados por los insectos, ¡seguramente ya te habrás dado cuenta!, así que es fácil encauzar este entusiasmo para estimular su aprendizaje. Como padre o madre puedes ayudarles a desarrollar una actitud favorable hacia los insectos, después de todo ya hemos visto que no son malos.


Actividades educativas que se pueden practicar con los insectos

Combinar la observación de los insectos con otras actividades como colorearlos, fotografiarlos, leer libros sobre bichos, hacer manualidades, aprender sobre el medio ambiente y algo sobre su origen, historia y evolución, es otra forma de jugar para aprender algo nuevo. A continuación os proponemos varias actividades para realizar con los niños de 4 a 7 años de edad:

De 4 a 7 años

•    Construir insectos con papel maché (mariposa, mariquita, abeja).

•    Hacer insectos con pompones de colores y decorarlos con cartulinas.

•    Hacer un álbum de recortes, con fotos de los insectos y escribir sus características, cómo viven y se alimentan, curiosidades... ¡cuando termine se lo sabrá todo!

•    Hacer un álbum abecedario. En cada hoja una letra, con el nombre del insecto y un dibujo del mismo, puedes aprovechar la cantidad de modelos que hay en Internet para colorearlos, recortarlos y pegarlos.

•    Hacer varias tarjetas de felicitación de insectos, que puede regalar a sus hermanos, padres o familiares en santos y cumpleaños, o a sus amiguitos de colegio cuando vaya a una fiesta.

•    Dar un paseo por el campo o el parque identificando los insectos e imitando qué ruido es el que hacen.

•    Tener un insecto en casa como mascota durante un par de semanas o un mes y liberarlo al final de este tiempo en el parque.

Los insectos más comunes como las mariposas, escarabajos, mariposas, polillas, hormigas, abejas, moscas, saltamontes, grillos y mariquitas, son excelentes modelos para hacerles fotos, tomar notas, dibujarlos y colorearlos. También para criar en casa una pequeña familia de ellos, leer sobre los bichos y salir al aire libre a observarlos ayuda a los niños a amar la naturaleza y a observar una parte importante de seres que habitan junto a nosotros en la Tierra.


Actividades para pequeños jardineros

Las actividades relacionadas con la jardinería siempre resultan muy divertidas para los niños. Cuando les decimos que corten en tiritas la piel de los plátanos, o cuando se ensucian sus manos con la tierra, les estamos abriendo los ojos y despertando su curiosidad respecto a la naturaleza y el medioambiente.
Por eso, os proponemos varias actividades educativas para hacer en casa con los niños. (Edad recomendada: entre los 4 y 10 años.)


Criar gusanos

Material necesario:

•    Sobras de comida para hacer el abono (pieles de manzana, pera, plátano, corteza de pan, etc.).
•    Papel de periódico.
•    Tijeras con punta redonda o cuchillos de mantequilla.
•    Gusano rojo o lombrices (unas 5 ó 6).
•    Tierra.
•    Estiércol seco.

Cómo hacerlo:

•    Con las tijeras o el cuchillo se cortan las sobras de comida en trozos pequeños de 1 cm aproximadamente. Se pueden utilizar varias cajitas de plástico, un envase del tamaño de una caja de zapatos o una caja (la medida ideal es de 60x30x20 cm).
•    Hacer varios agujeros de unos 6 mm en la tapa (4-6 agujeros).
•    Colocar en la base de la caja un trozo de tela de fibra de coco o del papel de los filtros de aire que se ponen en los extractores de humo de las cocinas. Esta fibra se colocará sobre 1 cm de la base para que cualquier exceso de humedad quede por debajo de la tela.
•    Cortar tiras de papel de periódico creando una capa de unos 5 cm.
•    Echar unos 3 cm de tierra de jardín.
•    Añadir 2 cucharadas estiércol seco.
•    Esparcir un puñado de sobras de comida y echar las lombrices.
•    Volver a echar otros 2,5 cm de tierra y regar con agua cuidadosamente.
•    Tapar la caja y ponerlo en un lugar fresco, con poca luz.

Cuidados:

Cada dos o tres días se debe añadir un poco de comida, escarbando un poco para introducirla, cubriéndola de nuevo con la tierra y unas tiras de papel. No se debe echar mucha comida porque si no los gusanos se podrían empachar y generar lo que se llama la mosca de la fruta. Cada semana hay que vigilar cómo va el proceso de descomposición y cómo va aumentando la población de gusanos.

El abono resultante será oscuro y suelto. Al sacarlo podrás sacar más gusanos, que puedes llevar al campo o poner a trabajar en el jardín o en las macetas de casa.


Crear abono para plantar tus semillas

Material necesario:

•    Sobras de comida (pieles de manzana, pera, plátano, corteza de pan, etc.).
•    Papel de periódico.
•    Hojas secas, césped cortado,
•    Compost enriquecido con nitrógeno.
•    Tierra.
•    Bolsa de congelación de 1 litro de capacidad.

Cómo hacerlo:

•    Cortar todos los materiales en trozos pequeños.
•    Rellenar la bolsa con una mezcla de los ingredientes secos, tierra, restos de comida, el compost y un par de cucharadas de agua.
•    Mezclar amasando todos los ingredientes dentro de la bolsa y cerrarla.

Cuidados:

•    Cada día los niños deben remover la bolsa cerrada para mezclar los ingredientes y abrirla durante 6 horas para que le entre oxígeno.
•    Volver a cerrar la bolsa.

El proceso se habrá terminado después de 4 - 6 semanas y el abono resultante podrá ser utilizado para que el niño plante sus macetas y observe cómo crecen sus propias plantas, dando lugar a otra actividad.


Hacer tierra

Material necesario:

•    Tierra de jardín o del parque (procedente de plantas).
•    Lupa.
•    Folios.
•    Gráfico con la composición de la tierra (normalmente suele ser: 50% de minerales, 20% de aire, 20% de agua, 5-10% materia orgánica).
•    Envase de plástico del tamaño de una caja de zapatos.
•    Pequeños envases con arena, piedras pequeñas, hojas, paja, cortezas, turba y césped cortado (cortados en trozos pequeños).

Cómo hacerlo:

•    El objetivo es que los niños analicen la tierra que ya está hecha observándola con una lupa, con la tierra que van a hacer ellos, y hablar sobre las diferencias que observen.
•    Para hacer la tierra, deben mezclar los ingredientes y mezclarlos en el envase que les hemos proporcionado.
•    La nueva mezcla la pueden utilizar en su jardín o llevándola al parque.



 

Fuente: Educakids. 

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>