×
  • Buscar
Publicidad

Un buen despertar

Un buen despertar

A casi todos los niños les cuesta tener que levantarse temprano y muchos días, sacarles de las sábanas es casi una misión imposible

Publicidad

Indice

 

La realidad es que a nadie le gusta tener que madrugar y, cuando suena el despertador, todos pensamos: “5 minutos más, por favor”. Así que no puede extrañarnos que a nuestros hijos les cueste, y muchos recurran al llanto, el engaño o la súplica para poder quedarse un rato más entre los brazos de Morfeo. Sin embargo, los horarios mandan, así que es inevitable aprender a despertarle de la mejor manera, puesto que un buen despertar es el primer paso para tener un buen día.


¿Por qué cuesta tanto a los niños despertarse?

La reacción en el momento de despertar, el tiempo que se tarda en remolonear, está ligada al metabolismo de cada uno. Hay personas que, por lo general, abordan el nuevo día con entusiasmo y sin mayores sobresaltos: son las consideradas diurnas. Es el caso de los chicos que se levantan enseguida, con buen humor, dispuestos a tomarse una buena taza de leche con cereales. Pero para otras personas el madrugón es algo más difícil. Les cuesta ponerse a tono con el amanecer, desperezar el cuerpo y saltar de la cama: son nocturnas.

Sin embargo, si esta indolencia matutina aparece de repente o se manifiesta con más intensidad de la acostumbrada y acompañada de malestares físicos, puede esconder algo más profundo detrás, como problemas en el colegio con otros compañeros o la profesora. Si así fuera, intenta averiguar qué le ocurre para ponerle fin y aliviar el sufrimiento y la pena de tu hijo.
 

No te puedes perder ...

Deportes de invierno. Diversión en la nieve para los niños

Deportes de invierno. Diversión en la nieve para los niños

La estación más fría del año ha llegado y aunque las gélidas temperaturas no inviten a disfrutar del aire libre, siempre podemos aliarnos con la climatología y beneficiarnos del invierno con los niños. Las primeras nevadas, como cada año, anuncian el comienzo de la temporada de esquí y las estaciones se preparan para recibir a los miles de aficionados que esperan impacientes que el termómetro baje de cero para poder desempolvar sus tablas o esquís.

Y tambien:

¿Cómo lograr que el niño no se haga el remolón?

- Para que le cueste lo menos posible, debe descansar las horas suficientes, que en un niño de esta edad son como mínimo 10.

- Regañarle o emplear métodos drásticos como subir las persianas de golpe o tirarle de la manta no ayuda. Los niños, debido a un factor fisiológico, necesitan más tiempo para pasar del sueño a la realidad y, en consecuencia, siempre necesitan mimos y serenidad.

- Es un error concederle 5 minutos más de sueño cuando no se quiere despertar, ya que luego habrá que ir más rápido para llegar a tiempo al cole, lo cual solo empeoraría la situación.

- La mejor forma para despertarle es recurrir a los mimos, acariciándole y susurrándole palabras cariñosas.

- Una vez que abra los ojos, cuéntale todas las cosas maravillosas que le esperan ese día: un buen desayuno, jugar en el colegio con sus mejores amigos, etc.

- Explícale que a ti también te cuesta a veces madrugar pero todo el mundo debe seguir unas normas y respetar los horarios establecidos.

- En vez de insistir para que se levanten, es mejor llamarlos un poco más temprano y concederles 10 minutos para que se despierten poco a poco, sin agobios.

- Usar su propio despertador los hace sentirse importantes y mayores, además de contribuir a que aprendan a responsabilizarse de sus cosas. Pero hay que confiar en ellos. Si nos adelantamos al ring-ring de su reloj nunca sabrán despertarse solos. Y conviene que ellos elijan el aparato y, sobre todo, el sonido (música, pitido, zumbido, la radio) que mejor los despierta.
 

 


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Pesadillas, sonambulismo y otros problemas relacionados con el sueño", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/pesadillas-sonambulismo-otros-problemas-relacionados-con-sueno

Fecha de actualización: 04-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.