Su primera noche sin mamá ni papá

Su primera noche sin mamá ni papá
comparte

Su amiga Marta la ha invitado a pasar un par de días en su casa del pueblo. Ella está excitada con la idea de dormir por primera vez sin mamá en casa de una amiguita. Pero tú te debates entre el miedo a lo desconocido y el deseo de hacerla feliz

No te puedes perder ...

Babymoon: La última gran escapada

Babymoon: La última gran escapada

Cualquier excusa es buena para viajar. O eso es lo que deben pensar las ya miles de parejas que se han apuntado a la nueva moda turística que llega, como no, de los países anglosajones: la babymoon. Detrás de este cada vez más acuñado término se esconde un viaje por todo lo alto antes de sumergirse de lleno en la rutina de pañales, biberones y llantos a media noche. ¿A que suena tentador?

¡No conozco a los padres!
 
Eres de las que enseguida coges confianza con un extraño, pero claro, una cosa es saludar a otra mamá a la salida del cole, intercambiar una sonrisa y unas palabras todas las mañanas y otra muy distinta dejar a tu pequeña un par de noches a cargo de unos desconocidos. Es lógico que te asalten las dudas. ¿Cómo reaccionarán si hace una travesura? ¿Cuidarán de que no se acerque a la piscina sin manguitos? ¿Cenará bien?

Si ya has decidido dar a tu hija autorización para que pase la noche fuera, no debes darle vueltas a estos asuntos si no quieres provocarte una úlcera. Raro es el padre que no se preocupa por la seguridad de su hijo o que permita a un crío de 3 o 4 años actuar a su antojo. En estas situaciones la vigilancia se multiplica por dos. ¿O no harías tú lo mismo?

Si a pesar de todo no te quedas tranquila, aplaza la invitación e invita antes a la mamá de Marta a tomar un café o a hacer un plan juntas con las niñas. Será una forma de conoceros un poco mejor. Considera siempre que ninguna familia es perfecta ni los modelos educativos son idénticos. De todas formas siempre será una experiencia enriquecedora para tu hija vivir el funcionamiento de otra familia aunque sólo sea durante una tarde.

Al irse a dormir… ¿qué ocurrirá con su habitual ritual?

¿En casa, Laura no se acuesta sin escuchar antes un cuento? ¿Duerme con la puerta abierta? ¿Y no concilia el sueño sin tomarse antes un vaso de leche?

Avisa a los padres de Marta de estos detalles. Probablemente estas pequeñas y comunes manías no serán ningún problema. Incluso la mayoría de los niños, fuera del seno familiar, desarrollan una capacidad de adaptación extraordinaria y con sus amiguitos, reniegan inmediatamente de su peluche y de la historia que le narra cada noche papá, y pasan a imitar los patrones de su compañero de juegos. De todas formas, por si acaso, no te olvides de meter su mantita preferida en la maleta.

¿Podré ir a recogerla si lo pasa mal?

Si es la primera vez que pasa la noche fuera sin papá o mamá, te recomendamos que la distancia entre ambas casas no sea demasiado grande. Nunca sabes si no te quedará más remedio que “acudir al rescate” de tu desconsolado retoño víctima de un repentino brote de mamitis. Acuerda con la madre de su amiga cómo proceder en caso de que no se adapte. Pero nunca le digas a tu pequeña o pequeño al despedirte que acudirás rauda y veloz ante la primera “llamada de socorro”. No le transmitas tus miedos e inquietudes inútilmente. Si ella te nota intranquila no verá natural el hecho de quedarse a dormir en casa de su amiga y se pondrá nerviosa.

Evita de igual manera, llamarle por teléfono para enviarle un beso de buenas noches. El momento de acostarse (sin su mamá) siempre es el más delicado. Y oír tu voz puede empeorar la situación.


Todavía es tan pequeña…

Aceptas encantada que juegue toda la tarde en casa de Lucas, el vecino del tercero, pero de ahí a que duerma toda una noche fuera… Esta aventura aún te parece muy prematura para su corta edad. Es más, para ser honestos, te parece una idea descabellada. Quizás una vez cumplidos los 6 y tenga algo más de autonomía.

Estás en tu derecho de sentir inseguridad. Si no consideras que sea una buena idea no te obligues a aceptarlo y pases angustiada todo el fin de semana. No temas parecer sobreprotectora declinando la invitación. Por el momento no hay reglas establecidas que indiquen la edad adecuada que ha de tener un niño para dormir fuera de casa, cada familia tiene sus normas y en estos asuntos sabes bien que vale más pecar de cauta. Lo que no significa que seas una mamá histérica, retrógrada o demasiado estricta. Si quieres compensar a tu hija, proponle una alternativa al plan. ¡Llévate a las dos amigas a pasar el día al parque de atracciones!
 

Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado unas pruebas de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fuente:

Álava, Silvia (2016), Queremos que crezcan felices, Madrid, Actitud de Comunicación. 

Fecha de actualización: 05-09-2008

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>