Su primer día en el cine

Su primer día en el cine
comparte

Tu peque está a punto de cumplir 4 años y te hace ilusión llevarle al cine para celebrar su aniversario pero te preguntas ¿aguantará todo el rato? ¿O a mitad de la película os obligará a salir de la sala porque ya se ha cansado?

Su primer día de cole

Su primer día de cole

Si tu hijo no ha ido a la guardería, a los 3 años llega el momento de que se enfrente a uno de los grandes retos de un niño: el primer día de colegio. Los nervios, el miedo, la ignorancia de lo que va a pasar… todo esto hará que tu hijo esté intranquilo, incluso que llore cuando le dejes en la puerta del cole. Y no hay nada peor que verle llorando para que a ti también te entren ganas de echarte a llorar y salir corriendo con tu niño, lejos de ese sitio que tanto miedo le da

¿Está preparado?

Muchos padres se preguntan cuál es la edad ideal para llevar por primera vez a su hijo al cine. Lo cierto es que no hay una edad concreta, aunque sí es verdad que antes de los 3 años difícilmente un niño es capaz de aguantar sentado lo que dure la película, sin contar con que pueda enterarse más o menos bien de lo que pasa en ella (aunque sea una peli infantil).

Por supuesto, será más fácil para aquellos niños que sean tranquilos y estén bien educados y, por supuesto, que estén acostumbrados a pasar más de una hora sentados en el sofá de casa viendo una película. Si tu hijo es de estos, la edad no importa. Pero si cada vez que le pones la televisión en casa, a los 15 minutos te lo encuentras en su habitación sacando los juguetes, mejor déjalo para más adelante.

Algunos truquitos

- Antes de plantearos la posibilidad de ir por primera vez con vuestro peque al cine, haced la prueba en casa. Consigue una película infantil que aún no haya visto, crea ambiente bajando las luces y sentaos juntos a verla. Si aguanta sin problemas, ¡ya está listo!

- Una vez decididos, debéis buscar una película (por supuesto para niños) que no sea muy larga y que trate un tema que sepáis que le vaya a interesar. Por el mero hecho de ser infantil no tiene por qué gustarle a tu hijo. Así que piensa qué es lo que más le divierte (animales, brujos, princesas, robots…) y escoge una película con esas características.

- ¿Qué hora es la mejor? Eso también depende un poco de cómo sea tu hijo y de los horarios a los que esté acostumbrado; pero por regla general, lo mejor será a última hora de la mañana (pero sin que se junte con la hora de la comida para que no empiece a tener hambre) o después de la siesta y de la merienda.

- Explícale antes de ir qué vais a ver, cómo es una sala de cine, lo que se puede y lo que no se puede hacer…

- Una vez allí, escoge unos asientos que no estén muy cerca ni muy lejos de la pantalla y, a ser posible y si no quedan muy descentrados, al lado del pasillo para que podáis salir sin molestar si hace falta.

- Justo antes de que empiece la película, llévale al baño.

- Asegúrate de que ve bien la pantalla, en la mayoría de salas existen cojines especiales para que los niños estén más elevados.

- Si compráis palomitas y alguna bebida, no le dejes bebérsela toda de un tirón, o será inevitable que os levantéis más de una vez para ir al servicio.

- En estas películas el ambiente suele ser más distendido, ya que la mayoría de las personas que van a verlas son padres con sus hijos, así que tampoco hace falta que seas muy estricto con él en cuanto a las normas. Si no entiende algo, déjale que te pregunte y explícaselo; eso sí, en voz muy bajita.

- Si acaba la película y ha sido todo un éxito (no se ha levantado, no se ha aburrido, no ha querido irse antes), elógiale por ser ya “un chico mayor”. Verás qué feliz le hace. Y, por supuesto, prométele volver.
 


Fuente:

Álava, Silvia (2014), Queremos hijos felices, Madrid, Actitud de Comunicación.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×