• Buscar

Reptiles en casa como mascota… ¿son buena idea?

Reptiles en casa como mascota… ¿son buena idea?

Cuando tu hijo te pide una mascota, lo normal es que pienses en un perrito, un gato, un roedor, peces, un ave… pero posiblemente la idea de tener un reptil en casa ni se te pasa por la cabeza. ¿Es conveniente tener un reptil de mascota? ¿Qué ventajas y desventajas ofrece? ¿Vale cualquier tipo de reptil?

 

Publicidad

Índice

 

Tipos de reptiles domésticos

Los reptiles son animales vertebrados de sangre fría que reptan o arrastran su cuerpo al ras del suelo. Por ejemplo: la serpiente, el caimán, el lagarto, la tortuga. Si te hablamos de tener un reptil en casa de mascota, por supuesto no hablamos de caimanes o boas, sino más bien tortugas o ciertos tipos de lagartos.

Estos son los reptiles que sí se pueden tener en casa, tanto por sus condiciones como por su legalidad, ya que no está permitido tener cualquier tipo de reptil en casa:

- Iguana: pueden llegar a medir hasta 2 metros, por lo que solo es conveniente para personas con mucho espacio en casa. Se alimentan de insectos y vegetales.

Articulo relacionado: Parto en casa

- Gecko: es un pequeño lagarto fácil de cuidar y que no requiere mucho espacio. El más adecuado para casa es el gecko leopardo.

- Camaleón: conocido por sus cambios de piel para adaptarse al entorno, requiere unos cuidados muy específicos y un hábitat bien acondicionado. Se estresan mucho, por lo que no se los puede coger en brazos.

- Tortuga de agua: es muy fácil de cuidar, vive muchos años y es uno de los reptiles más habituales que se tienen como mascota. Algunas especies están protegidas, por lo que hay que tener cuidado al elegir mascota.

- Serpiente: hay especies de muchos colores, tamaños y tipos. Solo algunas se pueden tener como mascota. En general, necesitan bastante espacio.
 

Ventajas y desventajas de elegir un reptil como mascota

Pros:

- Longevidad: la mayoría de los reptiles son muy longevos, por lo que el niño no tendrá que sufrir en poco tiempo la pérdida de su mascota, algo que puede ser muy triste y traumático.

- Cuidados menos continuos: aunque necesitan cuidados muy específicos, no son tan continuos como los que requieren otras mascotas como perro, gatos, etc.

- Independencia: son animales muy independientes, ideales para familias con poco tiempo. También son tranquilas e independientes. No hace falta sacarlas a pasear ni corren o vuelan para escaparse.

- Limpieza: su olor corporal es mínimo (excepto las tortugas) y no necesitan muchos cuidados de higiene.

Contras:

- Coste: sus cuidados, en general, aunque depende de la especia, son bastante costosos al principio. No es barato preparar el hábitat de un reptil puesto que requiere un espacio grande con unas condiciones concretas de temperatura y humedad y una dieta muy específica. No obstante, la dieta puede ser más barata si no se alimentan de insectos vivos y algunos son muy baratos de mantener, como las tortugas.

- No interaccionan: en general, para los niños es un contra tener una mascota que apenas interaccione con él, aunque también puede tener sus ventajas, según lo que se busque.

- No son domésticos: pueden ser dóciles, pero no es lo mismo que ser doméstico, por lo que a veces pueden volverse agresivos.

En general, tener una mascota siempre es una ventaja para los niños, ya que les enseñan responsabilidad, cuidados, higiene… pero a la hora de elegir mascota hay que tener en cuenta las posibilidades de nuestra casa, lo que buscamos en esa mascota, los cuidados que le podemos ofrecer…

Si realmente queremos un reptil, lo mejor es un gecko o una tortuga.
 

¿Qué cuidados necesita un reptil?

- Un espacio adecuado para vivir, como los terrarios o las tortugueras que varían en tamaño y forma según la especie elegida. Es esencial que el animal tenga espacio suficiente para moverse, hacer ejercicio y vivir.

- Una buena alimentación, variada y equilibrada a sus necesidades. No es lo mismo alimentar a una tortuga de agua que a un camaleón. Algunos son carnívoros, otros herbívoros y otros omnívoros.

- Una correcta iluminación, temperatura y humedad.

- Una buena calidad de agua.

Si cumples con estos requerimientos tu mascota puede crecer y vivir bastantes décadas. Si no, probablemente muera durante el primer año, al igual que el 75 por ciento de los reptiles y anfibios que se llevan a casa como mascotas.


Fecha de actualización: 26-11-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×